www.madridiario.es

Un policía intenta suicidarse tras robar 3.000 euros en la comisaría en la que trabajaba

Por MDO/E.P.
miércoles 16 de mayo de 2012, 00:00h
Efectivos de la Policía Nacional han persuadido, tras más de una hora de conversaciones, a un agente de este Cuerpo para que no se suicidara con su arma reglamentaria frente a la Escuela de Policía de Ávila después de que hubiera robado 3.000 euros de una comisaría madrileña que se disponía a devolver.
Los hechos se han producido en la noche del martes, cuando varias patrullas tuvieron que establecer una zona de seguridad frente al centro de formación ante la presencia de un hombre que amenazaba con quitarse la vida con un arma de fuego, según han informado fuentes policiales.

Los agentes dialogaron con el individuo durante más de una hora hasta lograr persuadirle de que depusiera su actitud, tras lo que entregó el arma y fue ingresado en la Unidad de Psiquiatría del Hospital Nuestra Señora de Sonsoles de Ávila. El agente se encuentra internado en calidad de detenido por un delito contra la propiedad cometido en Madrid la semana pasada.

En concreo, según las mismas fuentes, el agente sustrajo, presuntamente, cerca de 3.000 euros el 9 de mayo de las dependencias del DNI de la Comisaría de Policía Pozuelo de Alarcón (Madrid), por lo que se abrió una investigación.

Sobre las once de la noche del martes, el inspector que coordina los servicios en la Comisaría de Pozuelo recibió la llamada de uno de los agentes que trabajan a sus órdenes en la que le manifestaba a su superior el deseo de citarse con él en la capital abulense para hablar sobre la sustracción del dinero.

Nervioso por una patrulla de la Policía Local

Poco después, el inspector madrileño acudió a la avenida Patrimonio de la Humanidad de la capital abulense, donde también acudió el policía, acompañado de su novia y de su hermano, ya que el agente autor del hecho quería confesar el delito y devolver íntegramente el importe sustraído, a la vez que pedir disculpas a los compañeros por su comportamiento.

En ese momento, sin embargo, una patrulla de la Policía Local circulaba por la zona y eso hizo que el agente se pusiese nervioso y sacase su arma reglamentaria, amenazando con suicidarse en el acto. Fue entonces cuando se desplegó el dispositivo de seguridad formado por varias patrullas y, tras más de una hora de conversaciones, se logró que depusiera su actitud que, según la Policía, no puso en peligro a ninguna persona más.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios