www.madridiario.es
San Isidro cumple los pronósticos: primer festejo y primer petardazo y olé

San Isidro cumple los pronósticos: primer festejo y primer petardazo y olé

Por Emilio Martínez / DC
viernes 11 de mayo de 2012, 00:00h
Esta es la crónica de un petardo anunciado. El inicio del largo, demasiado largo ciclo isidril, fue horroroso de tedio y aburrimiento, como, ¡ay!, nos esperan muchas tardes. Fundamentalmente por el descastaniento del ganado, sí, como era de esperar de esta divisa de El Cortijillo. Aunque tampoco los coletudos Abellán, Leandro y Nazaré aportaron casi nada.
Esta es la crónica de una muerte anunciada, que escribiría -mucho mejor, claro- el genial Gabriel García Márquez. Porque, como tantas veces denuncia la crítica independiente, el enemigo está dentro de la Fiesta. Por ejemplo con divisas como la de El Cortijillo y la de Lozano Hermanos -a la que correspondió el cuarto de la tarde-. Por ejemplo con irresponsables como la empresa de Madrid que los anuncia a pesar del fiasco que pegaron la temporada anterior. Por ejemplo con una terna incapaz de apuntar algún detalle, excepto Leandro en algún momento suelto.

De modo que con los animales que salieron de chiqueros, algo así como mulos con cuernos sin un gramo de bravura en su sangre, algo así como la tonta del bote por su nobleza e inanidad, el balance artístico estaba cantado. Se insiste en que Leandro, que sorteó los dos menos malos dentro del pésimo juego de todo, nos desentumeció con algún muletazo suelto labrado en oro en los dos, aunque tampoco caló en demasía debido a sus defectos posmodernos de irse al hilo del pitón y tomarse todas las ventajas. Y con las armas toricidas fue un desastre.

Claro que un Miguel Abellán, que empezó animoso y se fue diluyendo, se puso pesadísimo en intentos fatuos de sacar agua de ese pozo sin fondo, ni siquiera fue capaz de esos detalles, a pesar del ondear de banderas atléticas -es conocida su filiación rojiblanca- en su apoyo de algunos de sus seguidores que confiaban en que la buena racha futbolera y europea de los colchoneros iba a continuar en el ruedo. Mas como dijo uno de ellos en su defensa: "si es que con toros así es como jugar al fútbol con un balón de rugby". Así es, mas peor todavía, si la desgana y la mandanga se apodera del futbolista o del coletudo.

Más animo, no mucho, no crean, aportó toda la plúmbea tarde Antonio Nazaré, que, también con esos defectos posmodernos, vio estrellarse sus ilusiones de confirmar alternativa con un triunfo. Pero tampoco él echó por el camino de la heroica y todo quedó en nada. Eso sí, al menos dos subalternos destacaron colocando los rehiletes y despertándonos del sopor: Miguel Martín, que saludó, y Rafa González. Algo es algo. Total sólo quedan 29 más. ¡Horror!

Ficha del festejo
Cinco toros de EL CORTIJILLO, y 4º, de HERMANOS LOZANO, desigualmente presentados dentro de su trapío, descastados, mansos y nobles. MIGUEL ABELLÁN: silencio; silencio. LEANDRO: silencio tras aviso; silencio tras aviso. ANTONIO NAZARÉ, que confirmaba alternativa: silencio; silencio. Plaza de Las Ventas, 10 de mayo. 1ª de Feria. Algo más de tres cuartos de entrada.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios