www.madridiario.es
Los constructores miran a Sudamérica

Los constructores miran a Sudamérica

miércoles 09 de mayo de 2012, 00:00h
La I Semana Internacional de la Construcción, que se celebra en Ifema hasta el 11 de mayo, busca alternativas que acaben con la parálisis del sector más golpeado por la crisis. Exportación, sostenibilidad y eficiencia suenan como palabras claves.

"No se puede salir de la crisis sin la construcción". Con ese optimismo, que sonaba más bien forzado, inauguró este martes el I Congreso Nacional de la Industria de la Construcción el presidente de la Confederación Nacional de la Construcción, Juan Lazcano.

Junto a él, la ministra de Fomento, Ana Pastor, señaló que la construcción y las infraestructuras son fundamentales para España y que del éxito de este sector dependerá el del conjunto del país en su salida de la crisis. Deben existir pocas voces más tan optimistas como éstas, pues en el macroevento que se celebra en Ifema lo que más se ve son caras largas y lo que más se escucha son palabras pesimistas.

Internacionalización y exportación, eficiencia, arquitectura del siglo XXI, sostenibilidad... esos son los anhelos de esperanza que se escapan de los cinco pabellones que ocupa la I Semana Internacional de la Construcción, que une por primera vez a Construtec (Salón Internacional de la Construcción), Piedra (Feria Internacional de la Piedra Natural) y Veteco (Salón Internacional de la Ventana y el Cerramiento Acristalado). En total, cerca de 400 firmas de materiales de construcción, ventanas y piedra natural que exponen sus últimas novedades hasta el 11 de mayo.

Con la vista lejos de España

Lo cierto es que en plena crisis y en el sector económico más dañado desde 2008, el de la construcción, todas las miradas se han vuelto irremediablemente fuera de nuestras fronteras. Panamá, Chile, Perú o Colombia son lugares donde las empresas han puesto sus esperanzas y es en marcos como el de esta Semana Internacional de la Construcción donde éstas buscan hacer los contactos necesarios para trasladar su actividad comercial hacia el exterior.

"Las exportaciones son la única salida para la construcción. Solo hay que observar la feria: recuerdo hace seis años que la semana de la construcción abarcaba nueve pabellones y ahora solo hay uno", comenta la comercial de Portland Valderrivas, Lourdes Areste, representante de la única cementera presente. Algo, que en su opinión, no puede ser más sintomático: "Si no se vende cemento, no hay construcción".

Que el futuro de la construcción está fuera parece evidente, pero para tener éxito hay que abrir las fronteras de un sector que en las últimas dos décadas no ha parado de hacer dinero sin salir de España. Para eso, justamente, sirve esta feria. Al menos así lo ve el representante de Europa Prefabri, David González, que asegura que están en la feria para trabajar "la exportación, sobre todo a países de Sudamerica y el centro de África; en España está bastante difícil".

"Nosotros vivimos de las constructuras y ahora mismo es como si no existieran", asegura González, que añade entre bromas: "Nuestra única esperanza es que un magnate del centro de África nos quiera comprar 4.000 viviendas".

Inversiones de Fomento

Otro salvavidas para el sector serían, sin duda, las inversiones en infraestructuras que prometió la ministra de Fomento, Ana Pastor, en la jornada inagural de la feria. Pastor desgranó algunas de las claves en las que trabaja Fomento, como el desarrollo de proyectos de transporte ferroviario de mercancías, "ya está en marcha el del Corredor Mediterráneo", aseguró, y adelantó que en julio se presentrá el nuevo plan de infraestructuras, denominado Pitvi, que será "previsible, riguroso, eficiente, vertebrador y abierto a la iniciativa privada".

Aun así, lo que parece una conclusión general es que la construcción no volverá a ser el motor de la economía española, al menos a corto e inluso a medio plazo. Las alternativas pasan por la denominada 'arquitectura del siglo XXI', muy presente en la Semana Internacional de la Construcción. Edificios que apenas consumen energía, hogares eficientes o métodos de construcción sostenibles son las nuevas propuestas de las empresas del sector para esquivar la crisis.

La rehabilitación, otra alternativa
Otro de los pilares de las nuevas estrategias de las firmas de la construcción pasa por la rehabilitación. Así lo asegura el secretario general de la Asociación Española del Comercio e Industria de la Madera, Alberto Romero: "La construcción masiva de viviendas se hundió en España, pero nosotros hemos visto alternativas en obras de rehabilitación".

Sin embargo, otra voces señalan que para que se pueden realizar este tipo de obras de rehabilitación sería necesario potenciar las políticas de vivienda, muy especialmente en lo que se refiere a la rehabilitación y, sobre todo, al alquiler, punto en el que España está todavía muy por debajo de la media europea.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios