www.madridiario.es
Mueren dos militares al estrellarse un caza en un vuelo de instrucción en Alcalá

Mueren dos militares al estrellarse un caza en un vuelo de instrucción en Alcalá

jueves 26 de abril de 2012, 00:00h
Un caza del Ejército -con base en la Academia General del Aire de San Javier, en Murcia- que realizaba un vuelo de prácticas se ha estrellado este jueves por la mañana en un descampado próximo a la cárcel de Alcalá Meco. La Delegación del Gobierno en Madrid ha confirmado que los dos ocupantes, el capitán instructor Julio C. y el alferez Eduardo C., alumno de cuarto curso , han perdido la vida.
Dos militares -el alferez Eduardo C., alumno de cuarto curso, y el capitán instructor Julio C., de la 59 promoción y miembro de la Patrulla Águila- han fallecido al estrellarse su avión en una zona próxima a la prisión de Alcalá Meco. En concreto, según han informado desde el Summa 112, el siniestro se ha producido pasadas las diez y media de la mañana a la altura del kilómetro dos de la carretera M-121, entre el centro penitenciario de Alcalá Meco y el Archivo de la Biblioteca Nacional.

El avión, un biplaza modelo CASA C-101 de la Academia General del Aire de San Javier, en Murcia, realizaba un vuelo de instrucción cuando ha sufrido un accidente y se ha estrellado contra el suelo en una zona despoblada. Los pilotos, según las primeras informaciones, habrían intentado activar el eyector para saltar del avión, pero no lo lograron. El aparato, según han confirmado desde el ministerio de Defensa, no llevaba armamento en el momento del accidente.

Hasta la zona se han desplazado los servicios de emergencias del Summa 112, bomberos de la Comunidad de Madrid y varias dotaciones de Policía Nacional, de la Guardia Civil y policía militar, que han acordonado la zona y están investigando las causas del accidente. El jefe de guardia del Summa ha explicado que el primer vehículo de emergencias que ha llegado hasta el lugar del siniestro ha sido una UVI móvil de Alcalá de Henares que ha hallado "restos humanos esparcidos con restos mecánicos".

En estos momentos, los agentes de la Policía Científica de la Policía Nacional y de la Guardia Civil, apoyados por militares, están rastreando en un radio de un kilómetro en el descampado donde se ha producido el siniestro, muy cerca de la prisión, para localizar los restos de los dos militares fallecidos y del aparato accidentado. En el lugar del accidente se han personado dos jueces, el titular del Juzgado de guardia de Alcalá de Henares y el juez togado militar, debido a que el avión era militar y los tripulantes pertenecían a las Fuerzas Armadas.

Las primeras hipótesis apuntan a un fallo en el motor como causa del accidente, aunque la investigación permanece abierta y tampoco se descarta la posibilidad de que las nubes bajas, la niebla y el viento hubiesen influido en el siniestro. El avión no ha ardido al impactar contra el suelo, aunque las seis dotaciones de los Bomberos de la Comunidad de Madrid que se han desplazado hasta la zona han tenido que intervenir para sofocar pequeños conatos de incendio en el solar en el que ha impactado la aeronave.

El instructor, el capitán Julio C., formaba parte -como reserva- de la Patrulla Águila, la unidad de vuelo acrobático del Ejército del Aire, desde el año pasado. Nacido en Madrid en 1977, contaba con una experiencia de vuelo superior a las 1.500 horas.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios