www.madridiario.es
La Policía Nacional realizó 7.619 intervenciones en el subsuelo madrileño en 2011

La Policía Nacional realizó 7.619 intervenciones en el subsuelo madrileño en 2011

Por MDO/E.P.
jueves 19 de abril de 2012, 00:00h
El subsuelo madrileño fue testigo durante el pasado año de un total de 7.619 intervenciones realizadas por agentes de la Policía Nacional especializados en este terreno, la mayoría de ellas en el entorno de centros oficiales, según los datos difundidos este jueves por la Delegación del Gobierno en Madrid.
Este tipo de actuaciones concentró más de la mitad del total (4.588), seguidas por la vigilancia de itinerarios y actos oficiales (1.902). Por otro lado, 1.519 se debieron a servicios especiales relacionados con bancos, joyerías y peleterías. La actividad en lo que va de año se ha intensificado, ya que se han contabilizado 1.913 servicios durante 2012, según Delegación.

Bajo las calles de la capital se extiende una superficie que conforma, entre galerías y colectores, un conjunto de 4.780 kilómetros, de las cuales 1.530 son visitables, mientras que los 3.250 restantes son de difícil o imposible acceso, al no sobrepasar los 1,40 metros de altura.

La actuación policial en este terreno corre a cargo de los agentes de la Sección Operativa del Subsuelo del Cuerpo Nacional de Policía quienes, además de intervenir en caso de cometerse delito alguno en estos conductos, se encargan de realizar estudios de seguridad para edificios "sensibles" -sedes de organismos oficiales, de la judicatura o embajadas, entre otros-, así como de la inspección regular del mismo.

Los agentes han llegado a actuar bajo el suelo de Madrid para rescatar a personas en situaciones de peligro, para lo cual requieren de material específico de respiración autónoma. En este sentido, los escapes de monóxido de carbono, metano, o la propia falta de oxígeno son los principales riesgos a los que deben enfrentarse. También existe la posibilidad de que una acumulación de gases pueda desencadenar una explosión en el espacio subterráneo. Para prevenir estas actuaciones, los agentes están provistos de un detector de gases que indica si la situación es correcta.

Las intervenciones de los agentes tratan también de detectar posibles problemas técnicos en el subsuelo o "intrusos", que pueden encontrarse bajo la superficie de la ciudad para sustraer cableado o preparar un robo en establecimientos del exterior a través de un butrón en entidades bancarias o joyerías. El último, registrado este mismo año, se produjo en una entidad bancaria ubicada en la Avenida de la Albufera.

Se trató, según ha señalado el inspector jefe de la Sección Operativa de Subsuelo, Carlos Losa, de un asalto "muy estudiado", ya que los ladrones accedieron desde un colector muy próximo a una estancia del establecimiento, y no de una acometida, que suele ser desde donde acometen el robo. "Fue un trabajo profesional, porque supieron dar exactamente a la altura precisa para entrar en un sótano de la entidad bancaria", ha explicado, para señalar que llegaron a prevenirse con medidas de seguridad. Así, colocaron una cadena en una alcantarilla próxima para impedir que otras personas pudieran sorprenderles.

Los asaltos con butrón son los casos delictivos más llamativos, pero según ha sostenido Losa, su número en los últimos diez años no llega a la decena, con "ocho o nueve casos", ya que sus autores son, para el responsable policial, ladrones con "una capacidad técnica bastante grande" que "conocen muy bien" el subsuelo". "No se comete tan fácilmente, son verdaderos profesionales", ha indicado.

"Para introducirte en un colector, hace falta conocerlo. Nada más levantar la tapa, sinceramente, impone y da respeto. Y alguien que no lo conozca no se mete", ha dicho. El extravío en la superficie subterránea es uno de los problemas a las que se enfrentan los agentes que se adentran en estos conductos.

Otras dificultades son la posible contracción de infecciones víricas o bacterianas, o la mordedura de arácnidos o ratas que se encuentran en el subsuelo madrileño. La delegada del Gobierno en Madrid, sin embargo, no ha tenido problema para hacer frente a estas condiciones extremas. Cristina Cifuentes ha visitado este jueves unas galerías y colectores de la zona del Paseo del Prado acompañada de varios agentes de esta unidad policial.

Tras el recorrido por el subsuelo madrileño, Cifuentes ha destacado las "condiciones de trabajo complejas" en las que tienen que desenvolverse los policías especializados en la zona, alabando la labor de estos agentes y agradeciendo su función para la prevención y erradicación de actividades delictivas que puedan desarrollarse bajo la superficie.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios