www.madridiario.es
Los hogares más 'verdes' de Las Rozas

Los hogares más 'verdes' de Las Rozas

viernes 23 de marzo de 2012, 00:00h
Controlar el consumo de agua, separar el plástico del cartón y mantener una temperatura de entre 19 y 22 grados en su domicilio son algunas recomendaciones que pueden ayudarle a reducir su gasto mensual. Las Rozas ha puesto en marcha un nuevo programa con el objetivo de ayudarles y asesorarles para que ahorren cada día un poco más.
‘Hogares verdes’. Este es el nombre que ha fijado el Ayuntamiento roceño para dar a conocer esta iniciativa que tiene como finalidad que sus habitantes “se sensibilicen cada vez más con el medio ambiente”, explica la concejala de Servicios a la Ciudad de Las Rozas, Mª Jesús Villamediana. A través de charlas informativas, los participantes aprenden diversas estrategias para reducir su factura de la luz, del agua o incluso del gas.

La familia García-Touset fue una de las primeras en apuntarse a esta iniciativa. Cuando comenzaron, en octubre de 2011, había algunos aspectos que desconocían. “En la primera charla me explicaron que no hay que tapiar los radiadores con ropa o toallas, para evitar parar el calor. También aprendí que las bombillas de bajo consumo no se pueden encender y apagar constantemente, porque de esta forma se acorta su vida. Es más económico dejarla encendida”, explica Marta García, la hija de Araceli Touset, propietaria de esta vivienda.

Charlas útiles y prácticas
García considera que estas charlas son muy útiles y prácticas, aunque su madre asegura que el horario que tienen no es el más adecuado: “Son siempre por la tarde y por ejemplo en mi caso, que trabajo todo el día, no puedo asistir nunca. Mi hija por compatibilidad de horarios sí puede. Lo que hago es leer siempre los e-mails que me mandan, pero nunca puedo ir personalmente”. A esta familia, asistir a estas clases es el único aspecto que les lleva un poco más de tiempo de todo el programa ‘Hogares Verdes’. El resto (reciclaje, controlar la temperatura de su vivienda, consumo de agua), no les supone ningún esfuerzo extra.

En estos encuentros, que se programan trimestralmente, se “analizan los resultados obtenidos por cada familia y se les ofrecen pautas para seguir mejorando”, explica la edil roceña, quien asegura que alrededor de una veintena de familias de la localidad participan desde el primer día en ‘Hogares Verdes’. “El boca a boca hace mucho. Cuando alguien participa lo comenta en el colegio de sus hijos y hace que otro vecino se una a esta iniciativa. Además si a los niños se les enseña educación ambiental en el colegio, después lo quieren hacer en casa y transmiten esta concienciación a sus padres. Es muy importante que los más pequeños tengan este respeto por el medio ambiente porque son el futuro”.

En la primera charla de ‘Hogares Verdes’, que se realizó en  el mes de octubre del año pasado, el Ayuntamiento de Las Rozas regaló a todos los participantes un pack de ahorro. Este incluía: un perlizador para consumir menos agua, un termómetro para medir la temperatura de su domicilio, dos bombillas de bajo consumo y un llavero-linterna, que se carga con luz solar, para evitar que los vecinos enciendan la luz de su escalera si no encuentran las llaves.

Poco ahorro económico
La familia García-Touset tiene en su domicilio bombillas de bajo consumo; un reloj de arena en la ducha que les delimita el tiempo que pueden estar dentro; un perlizador en el baño; doble acristalamientos en todas las ventanas de su vivienda; un burlete en la puerta de entrada para que no entre aire; y la calefacción a baja temperatura todo el día, entre 19 y 22 grados. Y a pesar de todas estas medidas, Touset asegura que no notan el ahorro en las facturas. “Si analizamos el consumo vemos que consumimos menos, pero si miramos el coste total seguimos pagando lo mismo, porque la luz no deja de subir”, se queja.

Según García, para participar en ‘Hogares Verdes’ tienes que estar “muy involucrado en la causa”. Y su familia lo está; tanto ella misma como sus padres. “Lo que queremos ahora es que nuestros familiares y amigos también se unan a este proyecto y participen en él”, comenta la hija de Araceli Touset,  quien intenta además transmitir este respeto por el medio ambiente a sus alumnos con la intención de que estos conciencien a sus propios padres. El objetivo: que el número de participantes en este proyecto aumente día a día. No obstante, esta familia es consciente que “falta mucha más implicación” por parte de los vecinos de Las Rozas. “La gente es muy incívica y no piensan en los demás, ni en su futuro”, comenta Touset, “creo que la gente es muy egoísta y entre todos tenemos que conseguir que los vecinos de Las Rozas se sensibilicen mucho más con el medio ambiente”.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Madridiario

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.