www.madridiario.es

El bidón de los Grapo hallado en un parque tenía información sobre centros comerciales

Por MDO/E.P.
martes 13 de marzo de 2012, 00:00h
La documentación encontrada este lunes en el interior de un bidón enterrado en un parque del distrito madrileño de Carabanchel contenía información referida a organismos o entidades oficiales y centros comerciales de Madrid, así como diversa documentación en la que figuran anotaciones sobre los horarios habituales de servicio de los agentes de la Policía Nacional en estos centros comerciales en aquellos años.
Según ha informado el ministerio de Interior, del estudio del material y la documentación hallada, los agentes del Cuerpo Nacional de Policía, expertos en esta materia, deducen que esta información apunta probablemente a la preparación para cometer atentados contra estos organismos o entidades con el fin de causar daños materiales y obtener fondos económicos para el sustento de la organización terrorista.

Fuentes de la investigación informaron de que en el recipiente también se encontraron planos, todos ellos correspondientes a la ciudad de Madrid. Además había explosivo, un detonador, recortes de prensa y un móvil. Las primeras líneas de investigación de la Policía sostienen que se trataría de un antiguo depósito de miembros de la organización terrorista GRAPO, que probablemente abandonarían este bidón entre los años 1999 y 2000, tras producirse alguna detención.

Actualmente, esta organización terrorista se encuentra prácticamente desmantelada, tiene una actividad residual y alrededor de 40 de sus miembros están en prisión. No obstante, en el año 2000, fecha aproximada de la que data el bidón, el distrito de Carabanchel fue el escenario en el que los GRAPO asesinaron, en la mañana del 17 de noviembre, al agente de la Policía Nacional Francisco Javier Sanz Morales, de 28 años y natural de Valladolid. Fue asesinado de un tiro en la cabeza cuando salía de un colegio local.

Además, ese año 2000, los GRAPO llevaron a cabo numerosas acciones como el asalto frustrado a un furgón blindado en Vigo en mayo, donde fueron asesinados dos vigilantes jurado. Además, colocaron diversos artefactos explosivos contra Empresas de Trabajo Temporal (ETT), uno de ellos también en Carabanchel, que finalmente fue desactivado.

El 28 de septiembre de ese año, Efectivos del Cuerpo Nacional de Policía lograron evitar la deflagración de un artefacto explosivo, colocado por los GRAPO en una empresa de trabajo temporal, en Madrid. Antes de la explosión, una mujer avisó, en nombre de los GRAPO, del atentado que se iba a producir, lo que permitió la desactivación del artefacto.

Campaña contra las ETT

Este era el cuarto artefacto que los GRAPO colocaban en tan sólo dos días. Los tres primeros, que explotaron sin causar heridos, fueron colocados en Sevilla, Vigo y Valencia y sus objetivos eran también empresas de trabajo temporal. Tras comprobar la veracidad de la llamada, los agentes de desactivación de explosivos procedieron a desmantelar el artefacto, compuesto por un kilo y medio de clorato y un multiplicador de pernita.

Precisamente, tras los primeros análisis, la Policía cree que el tipo de explosivo hallado en el bidón encontrado este lunes también es clorato. Además, en el recipiente de capacidad de entre 4 y 5 litros, había un recipiente metálico de unas dimensiones aproximadas de 30 cm. x 15 cm..
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios