www.madridiario.es
El Ayuntamiento paraliza la operación Mahou hasta la decisión del Supremo

El Ayuntamiento paraliza la operación Mahou hasta la decisión del Supremo

Por MDO/E.P.
martes 21 de febrero de 2012, 00:00h
El Ayuntamiento de Madrid no adoptará medida alguna en el ámbito Mahou-Calderón hasta que haya una sentencia firme y el Tribunal Supremo "aclare cómo debe aplicarse el artículo 39.8 de la Ley del Suelo", el que establece la limitación de edificabilidad con carácter general a tres alturas más ático, como ha adelantado este martes la delegada de Urbanismo, Paz González, en la comisión ordinaria del ramo.
El Tribunal Superior de Justicia de Madrid (TSJM) ha anulado parcialmente el acuerdo urbanístico en el ámbito Mahou-Vicente Calderón, aprobado por el Consejo de Gobierno de la Comunidad de Madrid, por los límites de edificabilidad. En la sentencia, el Tribunal recuerda que la Ley del Suelo únicamente permite superar esas alturas en el caso de edificios singulares.

Tras conocerse la sentencia, la delegada de Urbanismo del Ayuntamiento de Madrid, Paz González, afirmó que el Consistorio, conjuntamente con la Comunidad, estudiaría la interposición de un recurso ante el Tribunal Supremo (TS) al no compartir la interpretación del TSJM sobre la aplicación de la limitación de alturas. Sin embargo, días más tarde la Comunidad negó que fuera a recurrir la sentencia. El Ayuntamiento ha optado finalmente por presentar un recurso de casación ante el Supremo.

Ámbitos consolidados
Dos son las razones para la interposición de este recurso, como ha desgranado González. La primera es que la sentencia del TSJM "no tiene en cuenta la disposición transitoria de la ley", que establece que el artículo 39.8 no es aplicable a los planes generales de ordenación urbanística que contaran con un acuerdo inicial provisional previo a la entrada en vigor de la ley, como es el caso.

El segundo argumento para la interposición del recurso de casación se basa en que la sentencia "solo tiene en cuenta la literalidad" del artículo 39.8, sin indicar a qué tipo de suelo se aplica. Y es que la norma es aplicable a nuevos desarrollos, no a ámbitos consolidados, como es el Mahou-Calderón, como ha señalado la delegada.

Descartan la "deslealtad institucional"
La consejera de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio, Ana Isabel Mariño, ha rechazado que haya habido "deslealtad institucional" de la Comunidad con el Ayuntamiento de Madrid en el contencioso urbanístico "Mahou-Vicente Calderón". La consejera se ha referido de este modo al llamamiento a la "lealtad y coordinación institucional" que hizo hace quince días a la Comunidad de Madrid el vicealcalde de la capital, Miguel Ángel Villanueva.

Todo ello, después de que el Tribunal Superior de Justicia de Madrid (TSJM) fallara que no se pueden construir más de cuatro alturas en dicho ámbito que se creará en el solar de la cervecera y el espacio que ahora ocupa el estadio del Atlético de Madrid.

"No creo en ningún caso que haya habido deslealtad institucional, no solo porque somos administraciones que queremos lo mejor para lo ciudadanos, sino porque somos compañeros y no acepto esa interpretación", ha puntualizado la consejera. Asimismo, ha aclarado que aunque el ayuntamiento haya decidido recurrir la sentencia del TSJM, y la Comunidad no, ambas administraciones se están reuniendo para intentar buscar una solución más adecuada al asunto, ya que la sentencia no es firme.

En este sentido, la titular de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio mantiene que la modificación del Plan General de Urbanismo para el proyecto Mahou-Vicente Calderón que hizo en su día el Consejo de Gobierno regional era "perfectamente legal".

Revisión de la Ley del Suelo
Por su parte, el portavoz de IU, Ángel Pérez, ha asegurado que "la culpa no es de Mahou, que tantos años gobernó en China" -ha señalado Pérez echando mano de la ironía- "sino que la culpa es del Gobierno de la Comunidad de Madrid. Ahora dirán que trabajan muy coordinadamente con la Comunidad pero quiero saber en qué". La delegada le ha contestado que se trabaja entre ambas administraciones de manera "absolutamente coordinada".

Por su parte, el portavoz socialista de Urbanismo, Marcos Sanz, ha destacado que su formación nunca estuvo de acuerdo con la ley de julio de 2007 porque "hace casi imposible una ciudad, sobre todo una moderna". "Las ciudades modernas son densas y compactas pero también sostenibles mientras que la Ley del Suelo forma parte de una cultura urbana que ya no se da en ningún país civilizado y que pertenece a una época loca del siglo XX", ha argumentado. Sanz ha propuesto una revisión de la Ley del Suelo para diseñar el Plan General que quiere la ciudad.

A su vez, la delegada González ha confirmado que comparte la totalidad de los argumentos de la oposición en lo referido al urbanismo, ya que Madrid necesita un modelo de alta densidad. "Hay otros desarrollos más idílicos y bonitos pero Madrid necesita un desarrollo urbano coherente con el modelo de ciudad que tenemos", ha concluido.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios