www.madridiario.es
Prisiones endurece la vigilancia sobre Bretón para evitar que se vuelva a lesionar

Prisiones endurece la vigilancia sobre Bretón para evitar que se vuelva a lesionar

Por MDO/E.P.
martes 31 de enero de 2012, 00:00h
El abogado del padre de los dos niños desaparecidos hace casi cuatro meses, José María Sánchez de Puerta, asegura que José Bretón ha asumido las consecuencias por haberse autolesionado este lunes con una cuchilla, de modo que "ahora va a tener problemas en prisión porque las medidas de seguridad van a ser otra vez muy estrictas", con "una vigilancia total como tuvo al principio".
Así lo ha destacado el letrado en declaraciones a los periodistas, en las que ha dado por hecho el endurecimiento del régimen antisuicidio con vigilancia permanente con un interno de apoyo y le retirarán algunos servicios a los que hasta estos últimos días ha tenido acceso, como la prensa diaria. Entretanto, Sánchez de Puerta ha restado importancia a la autolesión de este lunes de su cliente tras herirse de carácter "leve" al cortarse en el antebrazo y en el hombro con una cuchilla de afeitar, suceso por el que Instituciones Penitenciarias ha abierto una investigación.

Al respecto, el abogado defiende que la lesión es "mínima" y si Bretón "hubiera querido quitarse la vida lo hubiera hecho", porque "con una cuchilla se podría haber cortado la yugular". Sin embargo, destaca que es "una tontería", que "ha hecho para llamar la atención", puesto que "está totalmente hundido por la impotencia tan grande en la que se ve y la injusticia que se está cometiendo con él". No obstante, Sánchez de Puerta dice que Bretón le ha pedido perdón a él, a su familia y a la dirección de la cárcel por este suceso, por el que "estuvo dos horas en la enfermería" donde le atendieron de las lesiones "levísimas", apostilla el letrado, quien dice que Bretón se considera "inocente" y pregunta continuamente por sus hijos, Ruth y José.

Por otra parte, manifiesta que "desde que a Bretón se le notificó el tercer secreto de sumario se vino abajo de forma muy grande" y espera que el juez del caso, José Luis Rodríguez Laín, levante el secreto de sumario antes del 25 de febrero, porque "crea indefensión y no sabemos las pruebas". Instituciones Penitenciarias ha abierto una investigación para esclarecer el suceso por el que Bretón se ha autolesionado de forma "leve" al cortarse en el antebrazo y en el hombro con una cuchilla de afeitar a primera hora de la mañana de este lunes en su celda de la cárcel de Alcolea, en el que permanece desde el 21 de octubre imputado por los delitos de detención ilegal cualificada por desaparición de menores y otro de simulación de delito.

Según han informado fuentes de Instituciones Penitenciarias, los hechos habrían tenido lugar antes del recuento de la mañana, en torno a las 7,00 o 7,15 horas, y ha sido el interno de apoyo con el que comparte celda quien ha avisado a los funcionarios, que le han trasladado a la enfermería de la cárcel. Bretón se ha hecho "cortes leves", por los que ha recibido unos cuatro puntos de sutura. En la enfermería del centro penitenciario se ha considerado que no era necesario trasladarle a un centro hospitalario y ha permanecido en observación en la misma.

La prisión ha abierto una investigación para esclarecer cómo el interno ha podido quedarse con la cuchilla de afeitar, según las mismas fuentes, que han explicado que al padre de los niños desaparecidos seguía aplicándosele el protocolo de prevención de suicidios -de ahí que tuviera un interno de apoyo- aunque se le habían "flexibilizado" algunas de las medidas del mismo.

La semana pasada, el juez titular del Juzgado de Instrucción número 4 de Córdoba ha prorrogado un mes más el secreto de sumario en la causa sobre la supuesta desaparición de los dos niños y hermanos, secreto que tendrá que levantar días antes del inicio de la apertura de juicio oral. De este modo, las partes no podrán tener acceso a la instrucción hasta que concluya este nuevo mes de prórroga, salvo a los informes psiquiátricos y psicológico realizados al padre de los niños.

Por su parte, el fiscal jefe de Córdoba, José Antonio Martín-Caro, ha apuntado que los indicios que existían cuando se pidió la prisión preventiva para el padre y que luego la Audiencia confirmó en un recurso, "se siguen manteniendo y además hay algún otro nuevo". Por ello, la postura de la Fiscalía si se solicita la libertad de Bretón "va a seguir siendo la de mantener la petición de prisión hasta el momento del juicio", afirma Martín-Caro, quien aclara que "hay más indicios, pero sobre los mismos delitos".

"Rasgos de manipulación"

Algunas de las conclusiones de los informes psicológicos y psiquiátricos, que ha desvelado el abogado de la defensa indican que la personalidad de Bretón está marcada por "rasgos excesivos de manipulación", algo que su abogado atribuye a "que todas las mentes de inteligencia superior tienden a manipular". Entre los resultados de los informes psiquiátricos, destaca que su cliente "no tiene ningún tipo de trastorno mental", sino que "es una mente plenamente clara"; y en cuanto al informe psicológico, el abogado precisa entre las conclusiones que Bretón obtiene un coeficiente intelectual (CI) del "121 por ciento de inteligencia superior", de manera que su inteligencia es "bastante más elevada de la media normal".

Asimismo, aclara que dicho informe "reconoce y es tajante que no tiene ningún trastorno de personalidad", por tanto "se eliminan rasgos patológicos, como la esquizofrenia o la bipolaridad". Por todo ello, proclama que a efectos de la defensa "los informes no tienen ningún valor" y, a su juicio, "no es ningún problema para demostrar que es inocente", puesto que "los informes no demuestran que él haya intervenido en la desaparición de sus hijos" y "no incriminan en nada" a Bretón. Cabe recordar que la familia materna está personada en la causa, mientras que familiares paternos de los pequeños ratificaron ante el juez la versión de los hechos que defiende el padre sobre la desaparición y creen que Ruth y José están vivos.

Mientras, prosigue la investigación del caso con los agentes de la Unidad de Delincuencia Especializada de Violencia (UDEV), que en las últimas semanas han rastreado con la Unidad de Subsuelo de la Policía Nacional y la Unidad Canina algunos pozos cercanos al río Guadalquivir a su paso por la capital cordobesa; además del Grupo Especial de Actividades Subacuáticas (GEAS), que con una zodiac rastrearon el río, por segunda ocasión desde que desaparecieron.

Desde hace cerca de cuatro meses, que no han trascendido pistas sobre el paradero de los dos niños, los agentes han concluido sin éxito búsquedas de registros de pozos, alcantarillas y colectores de aguas residuales entre el río y el Parque Cruz Conde, así como cerca de la parcela de los abuelos paternos, en la que supuestamente estuvieron el día de la desaparición y que se ha rastreado en diversas ocasiones, al igual que los alrededores de la misma, varias graveras y el río Guadalquivir. La Organización Internacional de Policía Criminal (ICPO-Interpol) difunde en su web las fotos de los dos niños, junto con una ficha que reúne las características físicas de los pequeños, que también se une a la pegada de carteles que lleva a cabo la familia materna y que ha extendido a Portugal.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios