www.madridiario.es
No está mal para empezar

No está mal para empezar

Por Álvaro Ballarín
martes 10 de enero de 2012, 00:00h
Ana Botella venía con la lección muy bien aprendida; sólo así se puede entender la seguridad y firmeza con que ha tomado sus primeras medidas: adelgazar la Administración, reducir gastos, eliminar duplicidades...

La alcaldesa ha interpretado  acertadamente a los madrileños cuando nos demandan en estos difíciles momentos de crisis económica los máximos esfuerzos posibles por parte de la administración.

En un mundo como el actual, donde las situaciones cambian a un ritmo vertiginoso, los gobernantes deben estar permanentemente atentos a las preocupaciones de la ciudadanía y saber interpretar su voluntad. Solo de esta manera se legitima el mandato político que cada cuatro años —demasiado tiempo sin revalidarlo día a día— reciben de los electores.

Parece que la alcaldesa ha sabido encontrar muy pronto esa onda en la que trasmiten los ciudadanos. En su discurso de investidura manifestó que estaría muy cerca de todos, principalmente de los que sufren situaciones de marginalidad o exclusión. Además, fijó como prioridad de su gobierno la creación de empleo: no nos vamos a excusar en ningún título competencial para, colaborando con el gobierno de España, hacer todo lo posible por luchar contra el desempleo.

Y es que Ana Botella parte de la convicción de que para acceder al gobierno es suficiente contar con la mayoría de los votos, pero la legitimidad de ejercicio solo se obtiene siendo la alcaldesa de todos.

Ya ha anunciado para el mes de marzo nuevas medidas en la misma línea de responsabilidad y austeridad...,  pero no está mal para empezar.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios