www.madridiario.es
Gallardón: 4 ruedas de prensa en 7 meses

Gallardón: 4 ruedas de prensa en 7 meses

Por MDO
viernes 18 de noviembre de 2011, 00:00h
El alcalde de Madrid, Alberto Ruiz-Gallardón, ha dado cuatro ruedas de prensa desde que revalidó por tercera vez su puesto al frente del Ayuntamiento. La última vez que compareció ante los medios de comunicación para tratar de asuntos municipales fue el 8 de septiembre.
Hace unos años, Alberto Ruiz-Gallardón forjó un latiguillo para evitar que le preguntase cualquier periodista en actos oficiales: "Tengo un pacto con los medios de comunicación y solo respondo a preguntas los jueves". Ese acuerdo, que los comunicadores de información local de distintas generaciones desmienten sistemáticamente, se ha roto en la práctica. Por ejemplo, solo ha comparecido en rueda de prensa cuatro veces ante los informadores desde que revalidó la Alcaldía y la última fue el 8 de septiembre, momento en que Manuel Cobo se recuperaba en el hospital de su grave accidente de tráfico.

Desde que Rajoy le dejó fuera de las listas al Congreso en 2008, el alcalde adoptó una política de comunicación aún más cerrada de la que acostumbraba. "Se ha hecho caro de ver. No se desgasta. Incide en los temas que le interesan. Por eso, cuando habla hay más interés por lo que dice", comenta uno de sus compañeros en el Consistorio.

La estrategia es que, en vez de dejar al albur de los periodistas de local su presencia en las portadas de los periódicos, él gestiona cuándo y cómo está en boca de todos. Para ello, solo da entrevistas puntualmente a determinados medios. El resto de su presencia se reparte en actos institucionales de valor periodístico menor y sin posibilidad de preguntas. Esta fórmula ha ido en ascenso hasta que Rajoy le incluyó en las listas al Congreso.

Durante la campaña no ha comparecido ni una vez como alcalde. El 27 de octubre sustituía su reunión con la prensa para irse a participar en la comisión del Museo del Prado. El día 3 de noviembre dejaba que Manuel Cobo bregase con la prensa al respecto de uno de los temas municipales más polémicos de los últimos meses: el plan especial del nuevo Bernabéu. El 10 asistía al funeral del padre de Ana Botella, aunque la noche anterior había comparecido al debate electoral a cinco bandas de RTVE. Este jueves no ha comparecido en rueda de prensa con todos los medios de comunicación de Madrid porque tenía que ser entrevistado en televisión y responder a las preguntas de un chat en un periódico generalista. Todo en clave nacional, incluso cuando habla de la elevada deuda del Consistorio. Mientras, se le ha visto tomando pintxos en el País Vasco o paseando por Cataluña, haciendo "lo que le pide el partido", según sus propias palabras.

En la rueda de prensa posterior a la Junta de Gobierno, espacio donde en la anterior legislatura comparecía de manera habitual, ya nadie pregunta si va a bajar. A veces (también en cuatro ocasiones, teniendo en cuenta su accidente), aparece el portavoz, Manuel Cobo (que insiste en que él es el que legalmente debe comparecer y que el alcalde tiene la gentileza de bajar más que otros muchos políticos) o, incluso, Pedro Calvo, cuarto teniente de alcalde, que le cubrió el día 22 de septiembre cuando presentaba junto a Esperanza Aguirre y José Blanco la llegada del Cercanías a la T-4. De las 22 ruedas de prensa habituales, solo se han celebrado 9 desde que comenzó la legislatura.

El alcalde únicamente ha estado presente el 16 de junio, para presentar el 'catastrazo' y acusar al Gobierno de provocar la subida del IBI a los madrileños; el 30 de junio, para pedir la desaparición del IBI y su integración en el IRPF; el 28 de julio, para dictar un bando (el tercero en 9 años de mandato) de bienvenida al Papa; y el 8 de septiembre, cubriendo a su amigo y mano derecha, para dejar en manos del presidente del Comité Olímpico Español, Alejandro Blanco, la candidatura de Madrid 2020.

El 13 de octubre, día en que Mariano Rajoy le incluyó en las listas, no fue a la rueda de prensa pero sí a un acto inmediatamente posterior de homenaje a Agustín Rodríguez Sahagún en el Ayuntamiento. El 5 de octubre prometía ir el 30 de ese mismo mes a la comisión de duplicidades de la Asamblea de Madrid pero no compareció en la sala de prensa. El 29 de septiembre, el Ayuntamiento aprobaba sin su presencia la subrogación de Calle 30 que consiguió enfrentándose al presidente del Gobierno como premio de consolación ante la negativa a renegociar sus vencimientos de deuda. El 15 de septiembre iba a ver una exposición en el palacio de Cibeles sobre el 11-S pero cancelaba la rueda de prensa.

El 7 de julio, a la hora de la rueda de prensa, charlaba con Esperanza Aguirre en la presentación de un centro de innovación del BBVA donde la presidenta no se dio cuenta de que el micrófono estaba abierto y reconocía que ninguno de los dos tenía "un puto duro". El 9 de junio, se dejaba fotografiar en una exposición municipal sobre Cornelis Zitman. Por último, el 29 de mayo no atendió a la prensa pero inauguró un congreso de neurocirugía y presentó el libro de Antonio López Vega.

La próxima semana, es más que probable que comparezca tras la Junta de Gobierno. Madrid presenta su proyecto de presupuestos para 2012. Tan solo cuatro días después de las elecciones y de la más que probable victoria popular.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios