www.madridiario.es
La Guardia Civil alerta de una nueva forma de robo que consiste en poner pegamento en los cajeros

La Guardia Civil alerta de una nueva forma de robo que consiste en poner pegamento en los cajeros

Por MDO/E.P.
jueves 20 de octubre de 2011, 00:00h
La Guardia Civil ha alertado a los ciudadanos de una nueva modalidad de robo que consiste en la colocación de cinta adhesiva o pegamento en el cajetín de dispensación de billetes de los cajeros automáticos para quedarse con el dinero del usuario de este servicio bancario, según ha informado la Comandancia de Madrid. 
Según distintas encuestas, siete de cada diez españoles son titulares de tarjetas de crédito y potenciales víctimas de una curiosa modalidad delictiva que, en los últimos días, la Guardia Civil ha detectado en distintos puntos de la Comunidad de Madrid, un método mediante el cual el ciudadano que va a realizar una extracción de dinero pierde el efectivo y que viene siendo conocido como técnica del "cepo".

Las inspecciones oculares realizadas en los cajeros automáticos han permitido descubrir que los ladrones pegan una cinta adhesiva a una placa, para después superponerla en la zona expendedora de dinero. Cuando la víctima realiza la extracción, se desarrolla todo el proceso, si bien el dinero ni es expedido por la máquina ni lo reintegra, quedando el mismo pegado en la placa interpuesta, siendo este retirado una vez que la víctima se ha marchado de la zona.

En estos casos, la Benemérita aconseja a los usuarios de los cajeros automáticos que no se marchen de la zona y comuniquen la incidencia a la entidad bancaria, que le indicará los pasos a seguir. La Guardia Civil también ha recordado algunos consejos relacionados con tarjetas de crédito. Así, pide a los ciudadanos que memoricen su pin y nunca lo apunten junto a la tarjeta ni se lo faciliten a nadie. Recomienda además que se queden con los justificantes de compra y los resguardos de los cajeros y comprueben periódicamente los movimientos de su cuenta bancaria.

Si hay algún importe incorrecto y si se observa alguna operación que no recuerde haber realizado, hay que llamar inmediatamente a la entidad emisora de la tarjeta, por lo que deben tener a mano los números de teléfono a los que debe llamar en caso de extravío o sustracción.

Consejos para evitar sustos con la tarjeta

La Guardia Civil pide que se compruebe siempre el justificante de compra para verificar que el importe es correcto y que la casilla del total ha sido cumplimentada antes de autorizar la transacción y que nunca se pierda de vista la tarjeta al efectuar un pago. Por eso, se debe asegurar que nadie vea cómo introduce su pin en un comercio o cajero y comprobar que no hay nadie observando o que pudiera ver teclear el número pin o el importe de la operación.

Si un cajero retiene la tarjeta sin razón aparente, hay que informar a la entidad emisora inmediatamente y cancelarla. No es aconsejable aceptar la ayuda de personas ajenas a la entidad porque los ladrones pueden estar esperando la oportunidad para sustraer una tarjeta o conocer su número secreto.

La Guardia Civil también recomienda que si se detecta cualquier anomalía en el cajero, como un dispositivo extraño o deteriorado sospechosamente, se debe comunicar inmediatamente a la entidad bancaria y, como medida preventiva, no realizar ninguna operación en él. Por último, si se realiza una disposición en un cajero y no se obtiene el dinero, sin que el cajero se lo haya previamente denegado por algún motivo, hay que comprobar que la ranura del dispensador no tiene ningún dispositivo extraño.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios