www.madridiario.es
La Policía desmantela en San Blas un piso en el que se adulteraba droga

La Policía desmantela en San Blas un piso en el que se adulteraba droga

Por MDO/Efe
domingo 14 de agosto de 2011, 00:00h
La Policía Nacional ha detenido a dos "cabecillas" de una organización dedicada a la compra, adulteración y venta de droga tras desmantelar en el domicilio de uno de ellos, en el distrito de san Blas, un completo laboratorio.
En ese piso se han intervenido cerca de dos kilos de productos de corte, 100 gramos de cocaína y 200 de heroína, así como numerosos útiles para manipular la droga. Los detenidos son Diego Alirio J.M., de 36 años, y Diego Fernando C.L., de 45, ha informado este domingo la Jefatura Superior de Policía de Madrid.

La investigación se inició el pasado mes de diciembre a raíz de unas informaciones que apuntaban a la existencia en Madrid de un grupo organizado dedicado al tráfico de sustancia estupefaciente. Según los primeros datos obtenidos, los miembros de la organización supuestamente se dedicaban a la venta y distribución de drogas previamente adulteradas en varios domicilios.

A partir de estas informaciones, los agentes del Grupo XIX de la Brigada Provincial de Policía Judicial de Madrid comenzaron las pesquisas para comprobar la veracidad de estos datos y pronto llegaron a identificar a dos cabecillas de la organización,

A medida que avanzaban las indagaciones, los investigadores constataron que los ahora detenidos lideraban un grupo organizado dedicado no sólo a la compra y adulteración de partidas de sustancia estupefaciente sino que también participaban activamente en la distribución de la droga. Una vez identificados, los policías montaron un dispositivo de vigilancia y seguimiento de estos dos individuos para localizar los domicilios donde "cortaban" la droga, que seguidamente introducían en el mercado.

Cuando consiguieron ubicar las viviendas, una en San Blas y la otra en Puente de Vallecas, y con el preceptivo mandamiento judicial, los agentes procedieron a la entrada y registro de los dos domicilios de los detenidos. En su interior hallaron numerosos útiles y medios necesarios para cocinar y "cortar" la droga, entre ellos tres prensas, tres básculas, varias batidoras, un hornillo y un gato hidráulico, así como más de 100 gramos de cocaína, 205 de heroína y cerca de dos kilos de sustancia para adulterar la droga.

Asimismo, los agentes intervinieron una docena de móviles y 20 tarjetas SIM de telefonía móvil que intercambiaban frecuentemente para dificultar la labor policial. Además, cuando concertaban citas y en los momentos de efectuar las transacciones utilizaban a personas de confianza para que realizaran contra vigilancias y, de esta forma, impedir su detención por parte de los agentes. La investigación ha sido llevada a cabo por el Grupo XIX de la Brigada Provincial de Policía Judicial de Madrid.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios