www.madridiario.es
Los 'indignados' denuncian el trato de la Policía en el desalojo de la Plaza Mayor

Los 'indignados' denuncian el trato de la Policía en el desalojo de la Plaza Mayor

Por Laura Nieto Navia
miércoles 03 de agosto de 2011, 00:00h
La veintena de 'indignados' que pernoctó la noche de este martes en la Plaza Mayor de Madrid ha denunciado el trato emitido por la Policía Municipal cuando procedía al desalojo del lugar poco antes de las 09.00 horas de este miércoles. Durante la noche, la Policía detuvo a dos personas.
Hacia las 09.00 horas de este miércoles, una treintena de agentes de la Policía Municipal se han dirigido a los miembros del 15-M que se encontraban acampados en la Plaza Mayor para obligarlos a retirarse a la calle de Toledo, mientras los servicios de limpieza comenzaban a retirar los cartones, plásticos y mantas en los que han dormido sobre una rejilla del Metro. Sobre la misma hora, el Metro y el servicio de Cercanías se han restablecido en la estación de Sol y se ha recobrado así la normalidad en toda la red metropolitana.

A pesar de que durante el desalojo no se han producido incidentes de gravedad, una portavoz del movimiento ha asegurado que la Policía no ha hecho ningún intento de dialogar con ellos antes de desplazarlos a la calle contigua, sino que les "han pillado desprevenidos y han actuado a empujones y por la fuerza". Por tanto, los acampados pretenden denunciar a las autoridades el trato violento de un agente hacia uno de sus compañeros, que se encontraba junto al grupo en la calle de Toledo cuando el agente "le ha propinado un golpe por sorpresa y, una vez en el suelo, le ha seguido pegando con la porra", ha asegurado la portavoz.

Asimismo, el grupo de indignados recrimina a la Policía no haberles dejado tiempo suficiente para recoger sus efectos personales antes de que los efectivos de limpieza 'arramblasen' con los restos de la acampada. Durante la noche, los agentes detuvieron a dos personas por sendos delitos de desorden público, que se encuentran en el Complejo policial de Moratalaz, a la espera de que se les tome declaración y que pasen a disposición judicial.

Los 'indignados' todavía no tienen decidido si van a ocupar de nuevo la plaza del Sol. Hasta el momento, el movimiento ha convocado una asamblea a las 18.00 horas en la plaza de Jacinto Benavente para discutir si posteriormente se realizará una nueva marcha desde Atocha hasta Sol y han pedido a los barrios que celebren asambleas extraordinarias. Por su parte, los ciudadanos y miembros de la Asamblea de Barcelona han mostrado su solidaridad con la capital.

Noche de protestas
Más de un centenar de 'indignados' participaron en la noche del martes en una asamblea en la Plaza Mayor de Madrid, convocada como colofón a una jornada de protestas por las calles del centro de la capital, después de que la Policía mantuviera blindada la vecina Puerta del Sol, símbolo del movimiento 15-M y donde estaba previsto que se protestara por los últimos desalojos. Los indignados consiguieron, también, hacer una valoración del conjunto de medidas adoptado a lo largo de este martes y a partir de las 00.30 horas de este miércoles comenzaron a debatir nuevas propuestas entre las que figura la de trasladar a la plaza Mayor el punto de información del Movimiento 15-M, desmontado tras el desalojo de Sol en la madrugada del martes.

La veintena de jóvenes que ha pasado la noche en la Plaza Mayor había montado un pequeño puesto de información, construido con unos cartones, que pensaban mantener todo el día hasta la marcha que esta tarde a las 20.00 horas intentará regresar al kilómetro cero de Madrid. Uno de ellos, David, ha asegurado que cada vez que les echen de un sitio se irán a otro. "El movimiento no va a acabar porque la situación está peor y no hay motivo para abandonar. Seguirá en Internet, en las comisiones, en los barrios y en donde nos dejen", ha afirmado.

La Puerta del Sol y la Plaza Mayor, abiertas al tránsito ciudadano pero fuertemente protegida, están en todo momento controladas por agentes de la Policía nacional y municipal, quienes tienen orden de la Delegación de Gobierno en Madrid de que los 'indignados' no vuelvan a ocupar bajo ningún concepto la Puerta del Sol. Así lo han explicado fuentes policiales, que han indicado que el Ministerio del Interior también ha ordenado evitar en lo posible que se practiquen detenciones de manifestantes, tras los dos arrestos registrados durante la madrugada de este miércoles. Asimismo, la Delegación de Gobierno ha pedido también que no se empleen medios antidisturbios, como gases lacrimógenos o pelotas de goma, y que los agentes se limiten a impedir el paso a los "indignados".

Primeras reacciones
El consejero de Economía y Hacienda, Percival Manglano, ha mostrado este miércoles su respecto por el derecho a manifestarse de todo ciudadano, pero ha apuntado que los 'indignados' "han pasado el límite" al ocupar un espacio público "para usos privados" y cree "justificado" el desalojo. Por contra, el coordinador federal de Izquierda Unida, Cayo Lara, ha denunciado este miércoles que el bloqueo de la Puerta del Sol supone una violación de los derechos fundamentales. Según el dirigente de IU, las causas por las que el Gobierno ha tenido un cambio de actitud con los indignados es porque quieren tener "limpias las calles de cualquier movimiento reivindicativo" ante la visita del Papa Benedicto XVI.

Según la propia organización de la JMJ, ellos no tienen nada que ver con la decisión de desalojar a los jóvenes de la Puerta del Sol y del Paseo del Prado. "Ni entramos ni salimos en las decisiones que toma el Gobierno, la Comunidad y el Ayuntamiento de Madrid con respecto al 15-M", ha asegurado el director ejecutivo de las jornadas, Yago de la Cierva. "Hay sitio para todos", ha afirmado este responsable.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios