www.madridiario.es

David Ortega, portavoz de UPyD en el Ayuntamiento de Madrid

'Me conformo con que Gallardón no destruya empleo'

"Me conformo con que Gallardón no destruya empleo"

jueves 02 de junio de 2011, 00:00h
David Ortega (Madrid, 1966) es el primer portavoz de Unión, Progreso y Democracia en el Ayuntamiento de Madrid. Ha sido juez y vicerrector de la Universidad Rey Juan Carlos. Lidera una opción que apuesta por evitar las duplicidades de competencias, la sensatez en la inversión y los servicios sociales.
¿No cree que el mensaje estatalista de UPyD puede tener problemas para los razonamientos locales que tienen los ciudadanos?
No son planteamientos contradictorios. Son compatibles. Muchos problemas se pueden solucionar en el Congreso y en el Senado. Otros tienen que resolverse en la política municipal: los baches, la luz, la limpieza... Hay que andar en ambos caminos. Las competencias impropias no las soluciona la administración local, la planificación urbanística puede resolverse en el Congreso, y cargos como el interventor, el secretario y el tesorero de un ayuntamiento deberían ser nombrados desde instancias nacionales.

David Ortega atiende a MadridiarioEl PP dice que está orgulloso porque les ha permitido hacer inversiones productivas.

Mi campaña ha sido respetuosa a nivel personal pero en democracia debes ser crítico. Creo que no se trata de inversiones sino de costes de oportunidad. Es decir, saber a qué dedicas el dinero. Hay determinadas cantidades que yo habría empleado en otros asuntos en vez de en grandes infraestructuras. El Palacio de Cibeles no era necesario en estos momentos y ha costado más de 500 millones. Ni el centro internacional de convenciones, cuya primera fase ha costado 100 millones y está paralizado. La ciudad no necesita cuatro superestadios deportivos municipales. Los hicimos por las Olimpíadas y dejamos de hacer polideportivos como el de Vallehermoso o la Cebada. Ahora no tenemos ni lo uno ni lo otro ¿En qué habría invertido yo el dinero? Por ejemplo, con lo que ha costado la pasarela Perrault habría invertido en ayudas a nuestros mayores, en escuelas infantiles públicas, en instalaciones deportivas de base, bibliotecas, centros de día, teleasistencia...

David Ortega, portavoz municipal de UPyD¿Se trata de invertir o de reducir gastos?
Hay que hacer una política de sentido común. Hablamos de inversiones y también de recortar cargos de libre designación y de directivos que en esta administración antes no existían. Con Álvarez del Manzano había un concejal, un jefe de departamento y un jefe de sección. Ahora hay un concejal, un jefe de sección, y, en medio, un coordinador general, un director general, un subdirector general y un secretario técnico. Se ha multiplicado por dos o por tres la cúpula del Ayuntamiento.

¿Puede reducirse la deuda a niveles legales?
Creo que hay un margen interesante en la capacidad de ahorro. Puede hacerse una gestión austera y meterse la tijera en varios departamentos. Servicios Sociales debería ser intocable.

Ortega, de UPyD, en su despachoAseguran que Ruiz-Gallardón ha subido los impuestos. Ahora dice que el Gobierno trae un catastrazo.
La valoración del suelo que hace el Ministerio de Economía se realiza a petición del ayuntamiento que lo solicite. Todos los municipios tienen la capacidad de variar su porcentaje impositivo y Ruiz-Gallardón lo ha aumentado. Los ciudadanos pueden comprobar el incremento comparando lo que pagaban de IBI hace ocho años y lo que pagan ahora. La tasa de basuras estaba incluida -en el IBI-. Las subidas han sido generales. Las multas, los vados, todo cuesta mucho más y eso incrementa la presión sobre el ciudadano.

UPyD asegura que no se puede defender la congelación fiscal y, a la vez, tratar de conseguir el superávit.

Tenemos dos caminos: aumentar ingresos o disminuir gastos. Es así de sencillo. Standard & Poors ha bajado la valoración de Madrid, lo que dificulta la posibilidad de colocar tu deuda. El Ayuntamiento no genera confianza. En 2011, vamos a tener que pagar 293 millones de euros. En los siguientes van a ser 500 anuales. Creemos que aumentar la presión sobre el ciudadano significa machacarle. En vez de subir el IBI, congélalo. Hay capacidad de ahorro. Mucho alto directivo, mucho estudio, mucho alquiler y mucho coche oficial sobra en Madrid.

David OrtegaEn su programa reclaman acabar con las competencias impropias y las duplicidades.
Ese es un problema de política nacional. Hay veces que se entiende la política regional y municipal como departamentos estancos pero no es así. Unos influyen en otros. El tema debe solucionarse en la Ley de Bases de Régimen Local y la Ley de Corporaciones Locales, que definen competencias y dotaciones presupuestarias. El Ayuntamiento está asumiendo responsabilidades que no le corresponden. Las zonas grises en las que intervienen varias administraciones generan muchos problemas y la pérdida de mucho dinero público que paga el ciudadano a cambio de un peor servicio. La coordinación administrativa es una obligación política. No puede haber cinco empresas públicas dedicadas a la promoción inmobiliaria en la ciudad , tampoco tres agencias públicas de empleo o dos servicios de emergencias distintos, por poner algunos ejemplos.

Defienden la venta de activos municipales ¿Se refieren a privatizar empresas o vender patrimonio público?
Madrid Espacios y Congresos es la empresa municipal con mayor patrimonio. Entre 600 y 700 millones de euros. Habría que estudiar la posibilidad de drenar algunos bienes para compensar los enormes gastos que tiene la entidad. Por ejemplo, la Caja Mágica costó 160 millones y los pagos que hace el Real Madrid por su uso no amortizan esa inversión ni de lejos. Hay que ser sensatos y racionalizar las empresas municipales. Las que tengan buen servicio, hay que mantenerlas. El resto, no.

David Ortega, portavoz municipal de UPyD¿Es posible crear 150.000 empleos en 4 años?
Si alguien consigue crear todo ese trabajo, le apoyaré. Hay que tener cuidado con las promesas electorales. Madrid es una ciudad muy importante, con gran capacidad económica y turística. Nosotros vamos a apoyar al alcalde en la búsqueda de fórmulas para crear empleo. Pero lo primero que tiene que hacer Ruiz-Gallardón es ayudar a la pequeña y mediana empresa, y pagar lo que debe a sus proveedores. Yo le daría la vuelta. Me conformaría con que no destruyese empleo. Es un tema muy serio. Muchos pequeños empresarios están al borde del cierre por el impago del Gobierno de Madrid.

También incide en el medio ambiente de Madrid.
Madrid es una ciudad que no brilla por su calidad medioambiental. Es un gran problema que no se está afrontando bien porque no hay voluntad política. Ana Botella dice que lo que asfixia a los madrileños no es la calidad de su aire sino el paro de Zapatero, cuando en enero ya se habían superado los límites legales europeos de NO2 para la ciudad. Hay que intervenir en el tráfico. Por ejemplo, Madrid es la capital con mejor clima de Europa y la que menos implantada tiene la bicicleta. Va a costar incorporarla pero hay métodos baratos y fáciles como los servicios de alquiler y la habilitación de carriles. Todo se puede, si quieres. Otra clave es la de promocionar el transporte público incentivando el abono transporte, los aparcamientos disuasorios y las horas valle.

David Ortega, de UPyDEs la legislatura de la redacción del nuevo Plan General de Ordenación Urbana ¿Qué cambios necesita Madrid?
Creemos que Madrid no se entiende como una ciudad, sino como un área metropolitana con tres grandes expansiones: la vía hacia la sierra, la vía hacia Toledo y la vía hacia Guadalajara. No existe una metrópolis igual en el sur de Europa. Sólo la superan París y Londres. Por tanto, hay que concebir la ordenación urbanística desde el Estado y la Comunidad de Madrid. Es una política transversal que debe fijar infraestructuras en esta zona de muchísimo calado y nivel. La proyección tiene que plantearse a 20 años vista. Hay que considerar el soterramiento de Chamartín y la operación Campamento. La remodelación del ámbito del Calderón, los estafados de los nuevos desarrollos urbanísticos y la Cañada Real. Antes de pensar en el gran Madrid hay que resolver estos problemas. Hay que plantearse porqué se venden promociones de vivienda pública protegida y si hay alternativas. Hay que fijarse en los barrios ya existentes, muchos de ellos creados en los años 50 y 60, que necesitan importantes rehabilitaciones. Debemos trabajar en el parque de vivienda antigua del centro de la ciudad. No están los tiempos para pensar en ampliaciones, sino para trabajar en la ciudad de los 21 distritos y sus peculiaridades.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Madridiario

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.