www.madridiario.es
A propósito de Sol

A propósito de Sol

Por Mara Colás Amor
jueves 26 de mayo de 2011, 00:00h
Desde 1950 el km O, y punto de salida de las redes viales españolas, es el lugar donde descansa impasible al tiempo la Real Casa de Correos, el edificio de estilo neoclásico más antiguo de la plaza cuya construcción se remonta a la segunda mitad del  siglo XVIII y hoy sede de la Comunidad de Madrid. Reconstruida, peatonalizada para su protección, prohibida al tráfico rodado hace algún tiempo, por aquello de evitarle tránsito inocuo para el alrededor que tanto queríamos proteger, y joya única de obligada visita por todos los turistas que pisan Madrid. 

Nada de eso ha supuesto ningún impedimento a la hora de asaltarla por el grupo de gente cuya excusa preciosa sirvió, aparentemente, como motivo de protesta en pro de un mundo mejor.

A día de hoy, tras muchos días de asedio en la plaza, de pancartas y tenderetes, de megáfonos y olores, de pintadas y enseres, de periodistas insultados, de suciedad y dejadez; con unas elecciones de por medio cargadas de noticia en imágenes, que nadie entiende a nivel internacional, me atrevo a exponer lo que creo sobre este asunto, que ciertamente me indigna, aprovechando el eslogan de su propia campaña.

Y estoy indignada porque el sistema está para respetar la ley y obviarla, o saltársela ellos, y el resto no. No es justo.

Indignada, porque a Shakira le multaron por entrar en la fuente de Barcelona a rodar un videoclip, sin pedir permiso y fue multada por esta falta. Y cada día vemos a marranos allí utilizando nuestra fuente de Sol a modo de piscina personal, sin que ocurra nada, ni nadie del Ayuntamiento multe por esto.

Indignada por ver lo poco que les importa a nadie, policías o indignados, la indignación de los empresarios de Sol, los más perjudicados por ese abuso okupa.

Indignada porque quien predica ser movimiento apolítico ha maltratado a la prensa que, suponen ellos, no defienden movimientos que atufan a izquierdosos.

Indignada porque llevamos tiempo esperando que alguien reaccione frente a la tremenda crisis, paro y devaluación política de este país, pensando que la fuerza de la juventud obraría el milagro, pero esta fuerza me ha producido no solo indignación, por la falta del respeto a los madrileños y las leyes, sino honda y profunda decepción por lo inculta, descafeinada, sosa, absurda, grosera, totalitaria que esta resultando esta presentación de feria festivalera, de lo que podía haber sido una gran manifestación de hastío.

Pero es más cómodo acampar. Se está tan a gustito sin responder a nada; exentos de todo, sintiéndonos los más graciosos del mundo mundial, como de botellón libre o revolución hippie pero en Sol, que está muy bonito.

¡Paz y amor y el Plus en el salón de mi Quechua!. Patético.

¿Dejación de funciones del Ministro del Interior, que no reacciona ante la negación a cumplir órdenes de la delegación del gobierno? 

¿Dejación de obligaciones del alcalde de Madrid?

¿Discriminación, permisividad, falta de rigor, pérdida de autoridad?
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios