www.madridiario.es

Perera, cogido pero no herido, se la jugó.

San Isidro: El Cid corta una oreja con mucha mano izquierda

San Isidro: El Cid corta una oreja con mucha mano izquierda

Por Emilio Martínez / DC
viernes 20 de mayo de 2011, 00:00h
La izquierda taurina también está en crisis, como la política. Sin embargo, su paladín más reciente, Manuel Jesús 'El Cid', de vez en cuando sale de la etapa grisácea que atraviesa y sin llegar a alcanzar el culmen nos recuerda que sigue siendo el mejor. Y hasta se gana una oreja, con ciertos reparos, en la cátedra venteña en un festejo deslucido por la flojera de los bicornes y en el que Perera -cogido espetaculamente y sin consecuencias- y Luque, le echaron valor.
Cuatro toros de PUERTO DE SAN LORENZO, sin trapío, con el 2º anovillado, mansos y descastados excepto el manejable 4º; todos muy flojos. 3º sobrero de SALVADOR DOMECQ, bien presentado, descastado; 5º sobrero de CARMEN SEGOVIA, con volumen y muy ofensivo, manso.  EL CID: silencio; oreja. MIGUEL ÁNGEL PERERA: gran ovación tras aviso; silencio. DANIEL LUQUE: silencio; silencio. Plaza de Las Ventas, 19 de mayo. 10ª de Feria. Lleno.

Dos coletudos que flojearon hacía tan sólo dos días, El Cid y Perera, repetían en un cartel casi idéntico -así es la imaginación de la empresa, así- en el que sólo cambiaba el tercer espada: Daniel Luque este jueves por el hasta ahora triunfador real del abono, Alejandro Talavante. Y a fe mía que los fracasados consiguieron lavar su imagen, en distinto grado, según el juego de sus enemigos, que en general fue bajo, como sus escasas fuerzas.

Y es que parece que siempre que una ganadería recoge el título de triunfadora de la anterior edición del certamen, con azulejo de recuerdo en el patio de arrastre venteño, le toca petardear. Como los de Puerto de San Lorenzo, dos de los cuales fueron al corral por inválidos, sin que los lidiados les superaran mucho en este aspecto fundamental.

De modo que corramos el clásico estúpido velo sobre la lidia de los corridos en primer, segundo -con hocico de rata y el más feo de todos los que han aparecido por chiqueros esta Feria, que tiene mérito, lo tiene- y sexto, ante los que se estrellaron El Cid, Perera y Luque.

Espeluznante cogida
Aunque es menester destacar que el extremeño, que se pegó un arrimón navegando entre sus dos navajas, fue cogido de forma espectacular saliendo milagrosamente ileso, aunque con la taleguilla rajada, sustituida por un vaquero después.

De similar invalidez padecía el cuarto, pero El Cid lo fue sobando y sobando hasta que en una evolución muy del origen Atanasio de esta divisa le permitió, tras algunas series bien dibujadas en redondo, extraerle tres al natural con la hondura, profundidad y sentimiento que llevaron a Manuel Jesús a constituirse en el adalid del natural. Con un remate con trincherillas y una buena tizona, El Cid echó a su escriño una oreja justita, muy justita.

Perera volvió a arrimarse ya sin ninguna opción frente al de Carmen Segovia, mientras que a Luque tampoco el sobrero de Salvador Domecq, ayuno de sangre brava, le permitió otra cosa que derrochar valor. Pero, el sevillano, en quites a lo largo de tarde y sobre todo frente al que cerró función, brilló con varios ramilletes de verónicas de alta escuela y pureza.

Y un aviso a navegantes, este viernes vuelven las figuras -para mayor inri, junto a Castella, las dos únicas que han abierto la Puerta Grande, Talavante -merecida- y Manzanares -de regalo-  y vuelven los líos de corrales. La corrida prevista de Domingo Hernández ha sido rechazada íntegramente por los veterinarios. Puede esperarse ya cualquier desafuero ganadero. Aviso a navegantes.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios