www.madridiario.es
Tomás Gómez, alternativa poco creíble

Tomás Gómez, alternativa poco creíble

lunes 02 de mayo de 2011, 00:00h
Una encuesta sociológica, recientemente publicada por el diario El País, ha puesto de manifiesto lo que en los corrillos madrileños se venía diciendo desde hace varios meses. Tomás Gómez no es el líder que la izquierda en Madrid necesita para ganar a Esperanza Aguirre. Es más, según el estudio de Metroscopia, y a pesar que el número de diputados en el parlamento madrileño ha aumentado a 129 escaños (9 más que en 2007), el Partido Socialista de Madrid que encabeza el exalcalde de Parla disminuye en número de parlamentarios y pega un bajón de mas de 4 puntos respecto al porcentaje de voto obtenido por el partido socialista cuando lo encabezaba Rafael Simancas.

Se demuestra que Tomás Gómez es el candidato de los militantes socialistas pero no de los ciudadanos y ciudadanas de Madrid. Ganó unas primarias por el aparataje organizativo que controla tanto él como la portavoz en el parlamento autonómico, pero están muy lejos de hacernos creer al resto que son una alternativa creíble. No sólo se consigue el voto con los acólitos, subordinados y palmeros (de estos los tienen hasta en organizaciones sociales), sino se es alternativa al gobierno regional con propuestas de izquierda (hoy el PSOE en plena crisis nos está dando las mismas recetas que la derecha europea) y un liderazgo fuerte (que no tiene Tomás Gómez).

Y ahora, se dirá que los ciudadanos están ciegos en Madrid y no se sabe cuantas cosas más. Digo esto porque es la misma cantinela de siempre. Los ciudadanos son tan libres de decidir y de equivocarse como lo fueron los militantes socialistas que, en unas primarias (con presiones o no), eligieron a Tomás Gómez para enfrentarse a la "lideresa". Es verdad, que muchos simpatizantes socialistas vamos a quedarnos en casa porque ni Tomás Gómez ni Maru Menéndez nos inspiran confianza para gobernar Madrid.

No nos gustan los que hacen una "limpieza" de aquellos que no les ríen las gracias ni están de palmeros permanentemente (y esto también lo hacen algunos de sus amigos en organizaciones sindicales). O estás conmigo o estás contra mí. Y se ha visto, con claridad,  tras las elecciones primarias. Cómo el aparataje del PSM actuó contra algunos que se destacaron en apoyar a la ministra Trinidad Jiménez.  ¿Es esto democracia interna?

Desde hace ya algún tiempo vengo manifestando que la izquierda (política y social) debe reflexionar sobre su futuro. El mundo desarrollado está en mutación y los partidos y sindicatos de izquierda no afrontan con valentía qué papel tienen que jugar en un momento como el actual. He escuchado decir recientemente a Cándido Méndez, secretario general de UGT, que el problema de la izquierda política no es quién pone "el plato" sino que el problema está "en el menú". Totalmente de acuerdo.

Para la Comunidad de Madrid, no gusta ni el "chef" del partido socialista (Tomás Gómez) ni su "ayudante de cocina" (Maru Menéndez). Tampoco algunas de las reflexiones que en foros de debate se han ido escuchando. En democracia y en un Estado de Derecho los ciudadanos deciden libremente mediante su voto. Y esto es lo que harán el próximo día 22. Lo demás, Sr. Gómez, no tiene valor. Espero, que si las encuestas se confirman en las urnas, tanto vd., como su portavoz parlamentaria pongan sus cargos a disposición de los órganos correspondientes, ya que habrán conseguido llevar al partido socialista a una derrota sin paliativos.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios