www.madridiario.es

Blanca Portillo, actriz, directora y productora

Blanca Portillo: 'Me emociona ver la función desde la butaca'

Blanca Portillo: "Me emociona ver la función desde la butaca"

jueves 24 de marzo de 2011, 00:00h
Blanca Portillo dirige y produce 'La avería', un viaje ácido a través de la perdida de la humanidad, la ley y la justicia. El montaje, que podrá verse hasta el 24 de abril en el Teatro Español, ha sido un gran reto para la actriz. Aunque dispone de poco tiempo libre, entre los rodajes de la última película de Álex de la Iglesia y la obra de teatro, ha dedicado unos minutos a Madridiario para hablar de su intensa etapa profesional.
Dirige y produce ‘La avería', un proyecto en mente desde hace mucho tiempo, ¿cómo se lleva eso?
Confieso que ha sido duro pero lo he pasado genial. Llevaba mucho tiempo soñando con montar esta obra y por fin lo he conseguido. Todo el esfuerzo, los quebraderos de cabeza, los miedos y las inseguridades han merecido, sin duda, la pena. He esperado a sentirme lo suficientemente capaz como profesional y a contar con el tiempo y el dinero necesarios

¿Qué tiene esta obra de especial? ¿Cuál es el argumento de la obra?
El argumento es sencillo: un viajante de comercio sufre una avería en su coche y se ve obligado a alojarse en casa de un anciano que vive con su ama de llaves. Este le invitará a pernoctar en su casa gratuitamente a cambio de cenar con él y con unos amigos, también ancianos, a quienes está esperando. La averíaA lo largo de la cena, el viajante descubrirá que los viejos caballeros han pertenecido al mundo de la judicatura, a la ley en general. Le invitarán a jugar con ellos y, a través de ese juego y esa cena, Traps, el viajante de comercio, empezará a ver su propia vida desde un nuevo ángulo, se mirará a sí mismo como nunca lo ha hecho antes. Es una historia sobre la responsabilidad, sobre nuestra capacidad para juzgar a los demás sin ver nuestros propios defectos. Una historia sobre el valor de la edad, sobre la sociedad que estamos construyendo, donde lo importante es ascender a cambio de lo que sea, una sociedad que sufre una pérdida paulatina de valores como el amor, el respeto, la solidaridad…Todo esto, sazonado con mucho humor y muchas risas.

¿Ha mantenido la visión del autor o se ha modificado?
Siempre quisimos contar la historia que Dürrenmatt contaba en su cuento, así que hemos sido muy respetuosos con su visión dándole, eso sí, forma dramática.

¿Fue un camino fácil o difícil que los teatros se interesasen por la obra?
Lo cierto es que he contado con la confianza de mucha gente. Les conté el proyecto a varios programadores, al equipo del Teatro Español, del Teatro Arriaga de Bilbao, etc. y todos me apoyaron sin dudarlo. Me siento profundamente agradecida, la verdad.

Blanca Portillo¿Resultó muy costoso?
El montaje es caro, sin duda. Y, sobre todo, porque hemos adoptado planteamientos poco habituales en el teatro privado, como ensayar durante cuatro meses o contar con profesionales de cine para la caracterización. En fin, barato no es, esa es la verdad.

Hablando de la caracterización, a los actores apenas se les reconoce con las máscaras. Una dura labor de maquillaje…
Bueno, a todo se acostumbra uno. Lo más hermoso de esa caracterización es que permite al actor transformarse en ese otro ser humano. Esa es en definitiva nuestra labor, ser otros, desaparecer tras el personaje y dejarle a él que hable, viva y sienta.

¿Por qué decidió no actuar en la obra? ¿Cómo se ve la obra desde abajo del escenario?
Nunca quise actuar en esta obra. Desde el primer momento que la imaginé, soñaba con ver a los personajes, no hacerlos. Ahora, cuando veo la función desde el patio de butacas, me conmuevo, me emociono muchísimo, porque lo que veo en el escenario es la suma del talento de mucha gente y me enamora el trabajo de los seis maravillosos actores con los que he contado. Han hecho suyos esos personajes, les han dado vida, alma, carne, corazón y voz. Es realmente hermoso verlo desde fuera.

Ya tiene experiencia en dirigir, ¿qué es lo más complicado?
La averíaLo más difícil de dirigir es reunir un buen equipo. El trabajo de todos los creadores debe encaminarse hacia un mismo lugar y es importante tener un lenguaje común, los mismos objetivos y criterios. Y, además, conseguir a gente que se implique, gente comprometida que ame su trabajo y que esté dispuesta a volar contigo. Yo he tenido mucha suerte. No dudo un ápice al decir que he contado con los mejores. Eso ha facilitado mucho el trabajo, sin duda.

Cuando acabe la obra en Madrid, continuará por otras ciudades?
Sí, claro. Ya hemos recorrido unas cuantas (Gijón, Avilés, Vitoria, Pamplona, Logroño, Alcalá de Henares, Córdoba, Mérida) y después de Madrid iremos a Barcelona, Bilbao, etc. Afortunadamente, tenemos gira, de momento, hasta marzo del año que viene.

Es directora, productora y actriz, ¿con qué se queda? ¿por qué?
¿Por qué hay que quedarse siempre con algo? ¿Y por qué no todo? -risas- No, en serio, soy actriz por encima de todo, pero me encanta producir y dirigir proyectos que me enamoren, y espero seguir haciéndolo. Me encanta.

Escena de la obra 'La avería'Este año dirigirá el Festival de Mérida, ¿que aportará a esta cita cultural?
Cada persona imprime un sello personal, sin duda. No sé cuál será exactamente la diferencia, pero si tenemos en cuenta que en 57 años de vida que tiene el Festival de Mérida es la primera vez que está en manos de una mujer, no me cabe la menor duda que se notará. Y espero que para bien.

También está rodando una película con Álex de la Iglesia, ¿cómo va este proyecto?
Me encanta participar en esa película, ‘La chispa de la vida’; me encanta el guión, me encanta Alex de la Iglesia como director, me ha permitido trabajar con maravillosos compañeros a los que no conocía personalmente, y me gusta el personaje. No se puede pedir más. Ya me queda poco, acabaré mi trabajo esta semana. Y seguro que me va a dar pena que se termine. Pero creo que el resultado va a sorprender, a hacer reír y a emocionar mucho a la gente. Me encanta haber podido aportar mi granito de arena.

¿Qué le parece la decisión de Álex de la Iglesia de dejar la presidencia de la Academia de Cine?
Emma Suárez interpreta a uno de los personajesCreo que cuando alguien deja un puesto como ese, es una decisión meditada, coherente y fundamentada. Y me parece lógico y admirable.

¿Qué opina de las candidaturas que se han presentado?
Me gustaría que quienes finalmente salgan elegidos hagan cuanto esté en sus manos para mejorar la situación del cine español. Gente que esté dispuesta a dialogar, a escuchar a todas las partes, que fomente el debate y que acerque el cine a la ciudadanía. Nuestro cine es un enorme patrimonio cultural y debemos aprender a amarlo y respetarlo.

'La avería', en las Naves del Español / Matadero Madrid. Paseo de la Chopera, 14. Hasta el 24 de abril.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Madridiario

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.