www.madridiario.es
El Madrid, en octavos de Champions

El Madrid, en octavos de Champions

jueves 17 de marzo de 2011, 00:00h
Siete años después el Real Madrid vuelve a estar en el bombo para el sorteo de octavos de final de la Champions League, gracias a Marcelo y Benzema que abrieron el marcador.
El Madrid empezó el partido con muchas ganas pero pasados los primeros quince minutos con empate a cero en el marcador nos hizo recordar lo sucedido el año pasado. El Lyon se fue adueñando del centro del campo y, aunque eran los propietarios del terreno los que llegaban con más peligro, el gol no llegaba. El portero francés, Lloris, se fue afianzando bajo los palos y desvió un tiro a la base del poste de Marcelo y otro de Ronaldo por alto.

La primera tarjeta amarilla del partido fue muy temprana para Pepe y la segunda para Carvalho. Una circunstancia negativa para los dos centrales blancos que veían limitada su capacidad de agresividad en un encuentro donde sería necesaria.

El momento clave llegó en un balón recuperado por Xabi, uno de los mejores de la noche. La pelota la recogió Marcelo, le pasó a Ronaldo, y le devolvió al brasileño para que hiciera la mejor jugada de los 180 minutos de la eliminatoria y marcase el primer gol madridista. Era el minuto 36 y significaba el primer paso de la tranquilidad para eliminar los fantasmas de octavos y con el Olimpic. El primer tiempo estaba llegando al final y así se llegó al descanso.

Con el 1-0, resultado incierto se inició la segunda parte. El Real Madrid quería consolidar la victoria pero el Lyon se lanzó al ataque en busca del empate que le diera la oportunidad de la prórroga. En los primeros momentos se generaron algunas dudas por la contundencia francesa y el control del centro del campo. El entrenador francés sustituyó a Gourcuff por Gomis para reforzar el ataque y buscar los goles que le dieran el pase en la eliminatoria, pero fue el Real Madrid el que consiguió el gol de la tranquilidad en un error defensivo. Benzema se hizo con el balón y batió a Lloris por bajo.

Con el 2-0 en el marcador llegó la tranquilidad al terreno de juego y el Madrid se sintió mucho más cerca de seguir vivo en la competición. Era el minuto 66. Diez más tarde, sería Di María el encargado de aprovechar un pase magistral de Ozil y batir por alto al guardameta galo. Con el tres a cero los blancos se sintieron dueños absolutos del campo y de la eliminatoria.  

El resto del encuentro transcurrió sin sobresaltos para los blancos y finalizó con ese resultado que permite al Real Madrid estar en el bombo del próximo viernes entre los ocho mejores equipos de Europa.

Entre aplausos y celebraciones del madridismo finalizó un partido que empezó con dos homenajes: un minuto de silencio por las víctimas de Japón y los mejores deseos para una pronta recuperación del defensa del Barça Abidal que será operado el próximo viernes en Barcelona
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Madridiario

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.