www.madridiario.es
La Comunidad autoriza el bingo electrónico tras asumir la recaudación  del juego 'online'

La Comunidad autoriza el bingo electrónico tras asumir la recaudación del juego 'online'

jueves 17 de febrero de 2011, 00:00h
El Consejo de Gobierno de la Comunidad de Madrid acordó este jueves remitir al Consejo Económico y Social el proyecto de decreto que modifica el reglamento de los juegos colectivos de dinero y azar, más conocidos como los bingos, y que supondrá, entre otras novedades, autorizar por primera vez el bingo electrónico.
La Comunidad de Madrid ha tardado apenas dos semanas en tomar las riendas de la nueva Ley del Juego que le permite hacerse cargo de la práctica totalidad de los ingresos generados por el juego 'online'. En concreto, el proyecto de ley -aprobado el cuatro de febrero por el Gobierno central- entrega a las comunidades autónomas el control sobre los ingresos generados por los usuarios que apuestan desde su territorio -independientemente de dónde esté alojada la página web-. El ejecutivo, por su parte, recauda lo generado por los usuarios que jueguen en páginas web de operadores con licencia en España desde fuera del territorio español.

Así las cosas, el Consejo de Gobierno ha aprobado este jueves una norma que le permitirá hacerse cargo de esta nueva fuente de recaudación. Fuentes de la Consejería de Economía y Hacienda, sin embargo, aseguraron a Madridiario que no existe un cálculo sobre el dinero que prevé ingresar la Comunidad con las apuestas 'online'.

El vicepresidente, consejero de Cultura y Deporte y portavoz, Ignacio González, destacó este jueves, tras la reunión del Consejo, que el objetivo de esta medida es "revitalizar el sector de los juegos colectivos de dinero y de azar mediante la modernización y actualización de la oferta de juego" con la incorporación de elementos tecnológicos, haciendo un juego más atractivo a nuevos públicos para promover así la creación de nuevos puestos de trabajo.

Este sector, que da empleo a más de 5.000 madrileños, está afrontando una profunda crisis en los últimos años que ha significado una reducción en el número de salas. Esta situación, según  ha denunciado el departamento de Hacienda, se está viendo agravada en los últimos meses con la crisis económica, y muy especialmente desde el comienzo del año debido a la aprobación de la Ley Antitabaco.

Con este decreto, que autoriza el bingo electrónico, las combinaciones ganadoras ya no serán sólo el tradicional bingo y la línea, sino que se amplían notablemente las posibilidades de premios, como por ejemplo a las esquinas o la cruz. Además, para hacerlo más atractivo el porcentaje de premios se incrementa al 80 por ciento trimestral.

El decreto aprueba nuevas medidas para generar actividad en otros  sectores distintos del bingo, ampliando las posibilidades de comercialización de juegos como las apuestas. Así, se regulan los juegos específicos para su utilización en Internet, ampliando su definición y superando la limitación técnica de la anterior normativa a un soporte físico.

El decreto también atiende muchas de las solicitudes del sector en el ámbito de las apuestas hípicas. De esta manera, se permiten las apuestas hípicas en los locales de apuestas, así como que se realicen apuestas a través de estas empresas en el propio hipódromo, previo convenio entre ambas entidades.

Asimismo, se autoriza que se hagan apuestas mutuales con otros hipódromos nacionales y extranjeros (simulcasting), y se admiten máquinas auxiliares de apuestas en el Hipódromo de la Zarzuela, algo que hasta ahora sólo se permitía en las taquillas. Por otra parte, se reduce el porcentaje de premios en las apuestas hípicas, que pasa del 78% al 70%.

En el sector de máquinas recreativas, se incrementan los premios de interconexión de las clasificadas bajo la denominación B3, para homogeneizarlas con las demás comunidades. En la actualidad, el juego privado padece mayores restricciones que las loterías nacionales y otras loterías. Para evitar esta situación, el nuevo decreto amplía las posibilidades de publicidad.

De esta manera, se permite la publicidad del juego privado, siempre que no incite expresamente al juego, ya que hasta ahora sólo podían anunciar el nombre de la empresa, los juegos que se practican, el horario y los servicios complementarios. Además, se amplía la protección de los menores mediante la prohibición del patrocinio de actividades, publicaciones, programas o espacios dirigidos a menores.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios