www.madridiario.es
Volvió la calidad al Bernabeu

Volvió la calidad al Bernabeu

lunes 07 de febrero de 2011, 00:00h
Un Real Madrid sólido acabó con la Real Sociedad en menos de veinte minutos. Una variación en la táctica le dio más fuerza al equipo. Algo parecido le ocurrió al Getafe que bailó al Deportivo de la Coruña en un partido espléndido de todo el conjunto. El Atlético de Madrid lo tenía muy difícil y se confirmaron las sospechas. Un vez más el Barcelona se impuso de manera contundente.
El Bernabeu volvió a sonreír en la tarde noche del domingo. Una pequeña variación en la formación y en la táctica y el equipo recuperó la fortaleza, consiguió más claridad en el centro del campo y creo una situación de agobio en el área contraria. Lo primero que hay que destacar es la aparición en el campo de un delantero centro de verdad.

Hacía mucho tiempo que en el Madrid no se disfrutaba de un auténtico delantero centro y se notó y mucho su presencia en el campo. Marcó un gol pero eso es lo de menos a la vista de su participación en el juego. No cometió ni un solo fuera de juego, por más que lo intentaron, y trajo a mal traer a toda la defensa donostiarra, hasta que al final marcó. Si no el mejor, es uno de los mejores fichajes de la temporada con seguridad. Será difícil quitarle la titularidad.

Los otros cambios son la aparición de Kaká que hizo el mejor partido desde que está en el Madrid. Se entendió a la perfección con Ozil, que mejora a marchas forzadas, y estuvo en el inicio de casi todo el juego blanco. Y el tercer cambio fue Garay que resolvió las situaciones que le correspondían con mucha profesionalidad.

La Real dejó una buena impresión entre los aficionados del Bernabeu. Hubo varias paradas de Casillas que impidieron  que el resultado fuera más ajustado, aunque el dueño del encuentro fue el propietario del terreno.

Los goles los marcaron Kaká a poco de empezar el partido se encontró un balón en el área y lo puso fuera del alcance del portero. El segundo fue Ronaldo después de un recorte y con la izquierda. El tercero repitió el protagonista pero esta vez de cabeza a la salida de un corner. Después fue Arbeloa en propia meta por culpa de un rebote y el último Adebayor que se lo mereció.Esto parece una nueva etapa en el Real Madrid que los aficionados recibieron con alegría.

También el Getafe tuvo su tarde y una buena victoria en el coliseo. Funcionó todo el equipo y después de tantos resultados negativos ya era hora de una alegría a la afición y ha sido el Depor el que ha pagado lo platos rotos.
Casquero y Gavilán se dedicaron a conducir al equipo para que Colunga, Miku y Pedro Ríos pusieran los goles y todo salió a pedir de boca.

Ya en el minuto 19 Colunga resolvió perfectamente un mano a mano con Aranzubia y poco más tarde, en el 26, recogió un pase de Gavilán y puso el 2-0 en el marcador. El ambiente se iba caldeando mientras la afición disfrutaba con el equipo y su juego. El Deportivo no presentaba batalla y antes de que terminase la primera parte Miku sellaba el 3-0 que sentenciaba un encuentro para marcar a los de Getafe un nuevo camino.

Los segundo cuarenta y cinco minutos empezaron con un Deportivo organizado y con la intención de maquillar un resultado que prometía ser de escándalo. No fue así porque Aranzubia y el palo lo evitaron, pero no por falta de ocasiones de los de casa. De todas formas Pedro Ríos redondeo con el cuarto gol una tarde fútbol de las que gustan a las aficiones y Riki le puso un poco de maquillaje al resultado al marcar de penalti.

Este puede ser el principio de una nueva era de los azulones.

El que peor lo tenía esta jornada era el Atlético de Madrid y se cumplieron los pronósticos. Messi acabó con los rojiblancos en menos de treinta minutos. Cualquier cosa que se diga del partido tiene que mencionar al argentino culé porque de sus botas sale el porcentaje más alto de todo lo que hace el Barcelona. Es verdad que Xavi pone el resto, pero juntos se están haciendo invencibles. El Atlético de Madrid lo intentó pero no se puede. Lo peor que tiene los equipos que juegan contra el Barcelona es el momento en el que el entrenador contrario tiene que explicar lo sucedido en la sala de prensa. La explicación es solo una: jugó Messi. ¿qué quieren que hagamos?.

Tanto fue así que contra el Atlético de Madrid tenemos que hablar, además, del Messi defensor. Le quitó un balón al Kun, cuando este se iba hacia la portería que sólo lo puede hacer un defensa de calidad. Sin tirarle, con absoluta limpieza. Agüero se iba en velocidad, Leo le alcanzó, le superó y le quitó el balón como si estuviera jugando con su hijo.

Para colmo de males el Barça se ha apuntado también a la suerte. Un disparo de Felipe a portería vacía tiró contra la cabeza de Piqué. De haber entrado podía haber puesto un poco de duda a la victoria azulgrana, pero no entró.
Poco más se puede decir de un partido que marco el Barcelona de principio a fin. Tuvo el balón cuando quiso, marcó cuando apretó y aflojó el ritmo para que el rival se fuera contento.

Y todavía hay quien dice que la liga no está ganada. ¿Quién se la va a quitar?, ¿Quién tiene previsto ganar a este Barça?. Tendría que ocurrir un Tsunami en el Camp Nou para que perdiera tres partidos que son los que necesitaría el Madrid para terminar como primero.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Madridiario

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.