www.madridiario.es
La cara alternativa de Fitur

La cara alternativa de Fitur

miércoles 19 de enero de 2011, 00:00h
¿Iría de vacaciones a un país en conflicto? ¿Y a uno en el que el Gobierno comparte el control de su territorio con delincuentes o terroristas? En Fitur, todo es posible. Por eso, este turismo 'alternativo' comparte espacio junto a otras ofertas consideradas más tradicionales. Además, este año, la feria se vuelca en el mercado gay con la inclusión, por primera vez en sus 31 ediciones, de un espacio dedicado de forma exclusiva al 'dinero rosa'. Galería: Madrid, un mundo sin fronteras.
El mundo del siglo XXI no es el mismo de hace cien años. Internet, las nuevas tecnologías y la revolución de las comunicaciones han tardado apenas unos años en domesticar un mundo que parecía inabarcable hace apenas un siglo. Sin embargo, siempre hay una alternativa para quien quiere huir del turismo más tradicional. Y esas alternativas, como no podía ser de otra manera, se concentran estos días en Fitur.

La Feria de Turismo madrileña -una de las tres más importantes del mundo y que ha sido inaugurada este miércoles por la reina Sofía- ha ampliado este año el espacio dedicado a África y a Asia, donde se concentran los destinos considerados 'menos seguros'. Tanto, que a la lista de los 166 países presentes en la muestra se han incorporado otros que, a priori, no vincularíamos con unas plácidas vacaciones. Es el caso de Paquistán o de la República del Congo, que quieren huir de la imagen que cada día escupen de ellos los informativos.

Pero no son los únicos. Otro de los países que acapara titulares dramáticos en los medios de comunicación es Palestina. Sin embargo, tras doce años participando en Fitur, se ha convertido en uno de los clásicos de la feria. "Nuestra idea es emplear el turismo para hacer una llamada a la paz -explica el responsable de la Oficina de Turismo, Jeries Qumsiyeh-. Mucha gente viene y se extraña al ver que no pasa lo que se ve en los informativos".

Otro de los que se quiere subir con fuerza al carro del turismo es Sudáfrica, que en Fitur ha empleado el tirón del Mundial para enganchar a los españoles. "Estamos teniendo muchas peticiones para seguir los pasos de 'la Roja' en Sudáfrica", asegura Tomás García Hertz, responsable de Value South Africa, una de las empresas incluidas en la delegación sudafricana. "La mayoría son españoles, pero se ha producido un efecto contagio y gente de todo el mundo quiere conocer los estadios donde jugó España, los hoteles, las ciudades por las que pasaron...".

El Mundial, de hecho, aumentó un 164 por ciento la presencia de turistas españoles en Sudáfrica durante este verano. "Nuestro objetivo ahora es mantener el interés para que la gente siga viniendo", subraya García Hertz.

Mali es otro de los países señalados en rojo en el mapa. Y eso que las autoridades se esfuerzan por eliminar la amenaza terrorista y, sobre todo, devolver la confianza a los turistas occidentales. "El gobierno ha implantado un nuevo plan de seguridad, pero tenemos que implicar a los países con los que compartimos frontera", explica el responsable de la Oficina de Turismo de Mali, Ismael Ouattara.

A pesar de las dificultades, 60.000 turistas españoles visitaron Mali el año pasado, una cifra que le sitúa como la tercera emisora de turistas a Mali, sólo superada por Francia y Estados Unidos. "Antes del año 2008 superábamos los 100.000 turistas españoles al año, pero en estos dos últimos años ha habido más problemas".

Esos problemas se refieren a la presencia, sobre todo en el norte del país, de grupos terroristas vinculados a Al Qaeda. "La zona norte es muy vasta y el Gobierno no tiene el control de todas las zonas del país -lamenta Ouattara-. Pero, evitando zonas peligrosas como el desierto, se puede conocer el país sin ningún tipo de problema".

Túnez recomienda no viajar
Pero también hay países a los que la feria les ha cogido con el pie cambiado. Es el caso de Túnez, que acaba de sufrir una revolución ciudadana que ha desembocado en un cambio de gobierno y durante la que  han muerto cerca de un centenar de personas. Estos acontecimientos, que estallaron hace apenas diez días, han derivado en una curiosa paradoja: la oficina de turismo de Túnez es la única presente en Fitur que recomienda a los visitantes que no viajen a su país.

"La Oficina de Turismo de Túnez insiste en que la seguridad del viajero es primordial y por ello les sugiere aplazar su viaje hasta la recuperación del pulso y de la normalidad de la que han podido disfrutar todos los que han visitado este país en los últimos años", explica la representación tunecina en un comunicado. El estand de Túnez se mantiene. Sin embargo, las rutas por el desierto o las ruinas de Cartago tendrán que esperar para el año que viene.

En una situación similar está Sudán, donde el sur del país acaba de apostar por su independencia. O Sierra Leona, Nigeria, o Líbano. Todos ellos quieren aprovechar Fitur para trasladar al público occidental una visión diferente de la que ofrecen los medios de comunicación. No en vano, en sitios como Palestina el turismo supone el 15 por ciento del PIB nacional. "Nunca hemos tenido problemas con el turismo -insiste Jeries Qumsiyeh-, ni siquiera en los momentos más conflictivos".

En busca del 'dinero rosa'
Pero ésta no es la única forma de abrir nuevos mercados. Este año, Fitur ha apostado por un nuevo segmento de población llamado a tener un importante peso específico en la industria del turismo: el colectivo gay. Para ello, y por primera vez en sus 31 ediciones, la feria  ha reservado un espacio exclusivo para el colectivo LGBT (lesbianas, gays, bisexuales y transexuales).

La apuesta, eso sí, llega con un objetivo claro. "Normalidad, normalidad y normalidad". Es la idea central de los creadores de Fitur LGBT, la fórmula que no paran de repetir como un mantra para dejar bien claro que el objetivo no es crear 'guetos' sino, antes al contrario, hacer visible a un colectivo que todavía se encuentra con demasiadas barreras en su día a día.

Y, para eso, el primer paso ha sido dejar atrás los estereotipos. El segundo, integrar a algunas de las firmas más importantes del panorama empresarial español. "Empresas como IBM, Barclays o American Airlines van a participar en este espacio para explicar sus políticas de integración", subraya uno de los creadores de esta iniciativa, Juan Pedro Tudela.

Es el peso del dinero 'rosa'. Lo que no han conseguido la educación y la conciencia social lo ha logrado el verdadero dios de la sociedad capitalista. "El colectivo LGBT, al no tener cargas familiares, dispone de más tiempo libre y de más dinero para gastar". En concreto, según un informe de Turespaña, el turista gay gasta de media un 30 por ciento más. Teniendo en cuenta que Madrid recibe de media 3 millones de turistas gays al año, la tarta parece suficientemente jugosa como para no dejarla escapar.

Gran Canaria, Lanzarote, Barcelona o Extremadura son algunas de las comunidades que ofrecen productos específicos para homosexuales en Fitur. "Tenemos complejos turísticos exclusivos, pero también ofrecemos un ambiente 'gay friendly' en el resto de la isla", subraya uno de los asesores del consejero de Turismo canario, José Antonio Godoy. Junto a ello, además, lunas de miel para parejas gays, bodas e incluso turismo rural enfocado a este colectivo.

Esta iniciativa, sin embargo, se ha visto oscurecida por la retirada, a última hora, de los organizadores del Orgullo Gay de Madrid por el expediente abierto por el ayuntamiento de Madrid por exceso de ruido. "Esperamos que esa polémica no cambie la imagen que hay de Madrid -señala Tudela-. Creo que la gente tiene suficiente inteligencia y capacidad de razonar como para saber que Madrid sigue siendo un buen destino".
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios