www.madridiario.es
Madrid-Pirineos: dos horas y media

Madrid-Pirineos: dos horas y media

viernes 21 de enero de 2011, 00:00h
¿Vive en Madrid y le gusta esquiar? ¿Le apasionan los Pirineos, pero decanta esta opción por la cantidad de kilómetros que les separan de la capital? Con Pyrenair ya no tiene excusa. El trayecto de Madrid a las pistas de esquí es solo de dos horas y media.
Los madrileños y aficionados al esquí están de suerte. Este domingo arranca un nuevo servicio de transporte (avión + autobús) que acerca los Pirineos a Madrid, de la mano de Pyrenair, la única compañía que ofrece la posibilidad de coger un avión en Madrid-Barajas, volar en media hora hasta el aeropuerto de Lleida-Alguaire y subirse a un autobús que le trasladará hasta la pista de esquí que usted elija. Todo ello, sin preocuparse por los horarios y los inconvenientes que eso supone, ya que la propia entidad le organiza el viaje que desee. Solo tiene que decidir dónde quiere esquiar: si en el Pirineo catalán, en el aragonés o en Andorra.

El propio cliente decide también qué servicios quiere contratar. Las posibilidades son varias. Por un lado están los vuelos, que oscilan entre los 100 y 130 euros ida y vuelta. Por otro, el 'transfer' hasta las pistas de esquí, que supone unos 45 o 50 euros, en función de la pista de esquí que se escoja. Y finalmente, está el paquete completo, con un coste aproximado de 300 euros, que incluye el vuelo desde Madrid-Barajas, el transporte del aeropuerto de Lleida a los Pirineos, cinco noches de hotel y cinco días de 'forfait', aunque la cantidad de días varía en función del cliente. "Queremos arrancar este nuevo servicio con propuestas asequibles y atractivas para los madrileños, que son nuestro principal objetivo", explica a Madridiario el presidente y fundador de Pyrenair, Hugo Puigdefábregas.

El perfil de los clientes que solicitan este tipo de servicio son parejas, la mayoría de ellas sin niños, de entre 27 y 50 años, con un nivel económico medio-alto. "Los mayores de 45 años son los que más se decantan por esquiar en Baqueira. El resto normalmente apuestan por otro tipo de pistas", aclara el máximo responsable de la compañía. Aunque este público todavía no está del todo definido y fidelizado. "Es una estimación, ya que acabamos de comenzar con este servicio. En estos momentos, nuestra intención es acercar el territorio al consumidor", facilitándole todos los servicios, comenta.

Año cero
Para Pyrenair, a pesar de que es la cuarta temporada que operan, este 2011 es un "año cero. Estamos en pruebas", explica Puigdefábregas. Por este motivo, el número de vuelos es muy limitado. Primero prefieren ver la acogida de estos viajes y con el tiempo estudiarán ampliar el número de desplazamientos. Hasta el momento, la salida desde Madrid se efectuará los viernes y los domingos a las 14.40 horas y desde Lleida, los mismos días, pero a las 21.45 horas. Los días de los vuelos tienen su lógica: "Nuestro producto tiene cabida en el fin de semana y en viajes de cinco o siete días. Es poco frecuente que la gente contrate este servicio entre semana", explica el director la compañía.

Los aviones, preparados para garantizar el transporte de equipaje y el material de esquí de todos los pasajeros sin coste adicional, cuentan con 90-100 plazas, ampliables hasta las 200. "La magia de Pyrenair es que somos altamente flexibles, ya que no disponemos de aviones propios, pero a su vez los tenemos todos", comenta Puigdefábregas. La ocupación de los vuelos Madrid-Lleida antes de entrar en funcionamiento es del 20 por ciento. "Al mercado madrileño le cuesta volar cuando no hay nieve y en estos momentos las pistas no es que tengan toda la nieve que nos gustaría", aclara su presidente.

Todos los servicios pueden adquirirse a través de la página web de la compañía, incluidos los paquetes completos de esquí, con vuelos, traslados, alojamientos y 'forfaits'. "Queremos identificarnos con la flexibilidad, que el usuario pueda adquirir desde un vuelo, a un paquete completo con alojamiento, hasta el alquiler de equipos o las clases particulares. Todas las opciones son posibles", aseguran desde la empresa.

Más destinos
Además del esquí alpino en los Pirineos catalanes o aragoneses y en Andorra, Pyrenair ofrece otras actividades complementarias, como el esquí de fondo, el senderismo invernal con raquetas, los cursos de seguridad y orientación en montaña y la construcción de iglús. Asimismo, dentro de su objetivo de diversificar el producto del turismo invernal, la compañía apuesta por una serie de actividades culturales, gastronómicas y de ocio complementarias, como un programa de Espacio Nórdicos en Aragón y otro de turismo enológico con la Ruta del Vino Somontano.
 
La empresa de vuelos y paquetes de esquí Pyrenair nace hace ocho años de la mano de dos socios relacionados con el esquí y a su vez con la aviación. "Dos conceptos muy unidos que se unen para tirar adelante esta compañía", comenta su presidente. La principal preocupación de la entidad es el tiempo. "Buscamos todas las opciones posibles para evitar que nuestros clientes tengan que hacer colas innecesarias. Les damos el 'forfait' en el mismo hotel y les ofrecemos un 'transfer' adaptado a sus necesidades", aclara Puigdefábregas. Pyrenair prepara al detalle cada viaje, para que los clientes disfruten de unos días en la nieve con las menores preocupaciones posibles y al menor coste.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Madridiario

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.