www.madridiario.es
Madrid dispone ya de 125 millones de la venta de Mercamadrid para pagar a proveedores

Madrid dispone ya de 125 millones de la venta de Mercamadrid para pagar a proveedores

jueves 23 de diciembre de 2010, 00:00h
La estrategia de ingeniería financiera desplegada por el ayuntamiento de Madrid empieza a dar sus frutos. La 'autoventa' de Mercamadrid le permitirá empezar a pagar parte de su deuda con los proveedores "en breve". Fuentes municipales calculan que la operación podría servir para devolver el dinero "a cerca de 700 proveedores".
La 'autoventa' de la mitad de Mercamadrid ha permitido al ayuntamiento de Madrid cobrar ya 125 millones de euros con los que podrá liquidar parte de su deuda con proveedores -cifrada en torno a los 900 millones de euros-, y entre los que se encuentran, entre otros, las empresas concesionarias de los servicios de limpieza viaria o de recogida de basuras. El concejal de Economía y Hacienda, Juan Bravo, confirmó este miércoles que la empresa compradora -la sociedad municipal Madrid Espacios y Congresos- ha aprobado ya el pago de 125 millones de euros del precio de venta que pagará por las acciones de Mercamadrid: 187,7 millones de euros.

El propio Bravo calculó que ese dinero podría servir para pagar las facturas atrasadas "a unas 700 empresas adjudicatarias de la capital". El alcalde confirmó la venta este jueves, aunque no dio fechas sobre cuándo se haría efectivo el pago ni sobre cuántas empresas se beneficiarían finalmente de esta inyección de liquidez. "El pago a los proveedores es automático a partir del momento en que se realizan las operaciones que generan la liquidez suficiente para poder hacerlo", explicó Ruiz Gallardón.

La cuestión, por tanto, es saber cuándo dispondrá el ayuntamiento de ese dinero y cuántas empresas cobrarán en este primer pago algo que, según  fuentes municipales, se concretará la semana que viene. La operación de venta de Mercamadrid, según explicó Bravo, ya se ha puesto en marcha, aunque no se hará efectiva hasta el 30 de diciembre -día en que se celebra la Junta General de la entidad-.

Esta operación serviría para aliviar mínimamente la caja del ayuntamiento madrileño -que a los 900 millones de deuda con sus proveedores tiene que sumarle una deuda de más de 7.000 millones de euros con diversas entidades bancarias- y cuya situación, como ha denunciado Gallardón en numerosas ocasiones, se ha vuelto crítica tras la negativa del Ejecutivo central a permitir que el ayuntamiento refinancie su deuda.

Zapatero, "con fecha de caducidad"
Este jueves, tras la reunión de la Junta de Gobierno, Gallardón volvió a arremeter contra Zapatero por esta negativa. Pero esta vez lo hizo de forma serena, lejos de las imágenes de enfado y los aspavientos que ha dejado el enfrentamiento entre las dos administraciones por este tema. Un resignado Gallardón asumió que no podrá refinanciar la deuda municipal mientras Zapatero siga siendo presidente, una situación que, matizó, "tiene fecha de caducidad".

"Y esa fecha de caducidad es lo que tarde Zapatero en convocar elecciones, algo que -bromeó-, sólo saben él, su mujer y un miembro de su partido". En este sentido, el regidor madrileño recordó que el Partido Popular se ha comprometido, en la reciente Conferencia Intermunicipal del partido celebrada en Zaragoza, "a acabar con la discriminación en el sistema de financiación y en la refinanciación de la deuda".

"Sabemos que el PSOE no lo va a hacer -prosiguió-, así que tendremos que esperar a que Zapatero convoque elecciones para que el PP vuelva a gobernar y ponga en marcha esta reforma. Entonces, veremos cómo lo celebran todos los ayuntamientos, incluidos aquellos gobernados por el PSOE", concluyó.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios