www.madridiario.es
Aznar: por España, siempre por España

Aznar: por España, siempre por España

Por Ion Antolín Llorente
viernes 03 de diciembre de 2010, 00:00h
Aznar, llegado de las alturas políticas desde las que miran los estadistas a los pobres plebeyos que gobiernan, podría permitir un gobierno socialista, pero no este gobierno ni este presidente. Así se lo contaba al embajador de Estados Unidos en España, allá por el año 2007, y así lo contaba el representante diplomático a sus superiores en Washington. Aznar, vigilante. Jose María, siempre pendiente de los españoles, como una luz inagotable, dispuesto a dar el salto otra vez a la política activa, por España, por lo españoles, siempre por España. No por él, ni sus ambiciones. Claro está. Sería un acto de sacrificio por los súbditos. Enmendar el error que le llevó a designar vía digital (a dedo), a Mariano Rajoy como sucesor del líder máximo en vida. Un error, sí. Lo cuenta también el embajador en ese gran monumento al cotilleo político salido de los cables de Wilileaks. No consiguió el embajador de Bush sacarle nada de entusiasmo al ex presidente cada vez que hablaron de Rajoy. Ya había perdido Mariano unas elecciones, e iba camino de naufragar de nuevo en las que se convocaron para 2008. Ya lo sabía Aznar, frío. No haremos carrera de este muchacho, pensaría, con lo bien que se le daba el puesto de segundo.

Como en los submarinos, donde el que sigue los pasos del capitán sólo tiene que repetir las órdenes y dar tabaco. Por qué no pondría a Rato... Son secretos a voces. Nadie en la villa y corte es ajeno a estas cuestiones, aunque verlas negro sobre blanco en las comunicaciones entre la embajada de Estados Unidos en Madrid y los que mandaban al otro lado del charco, provoca en el lector la sensación de certificar eso que tantos y tantos comentarios ha provocado. La misma sensación, también, de que Aznar nos perdona a todos la vida cada vez que habla. Que pese al esfuerzo que le supone el trato con la gente normal, estaría dispuesto a volver a guiarnos por la senda del éxito. Hasta el infinito y más allá. Todo cimentado en una economía del ladrillo, verdadero motor de su milagro económico, que hoy nos ha llevado a los infiernos de la especulación mercantil y la prima de riesgo. Esta crisis comenzó a gestarse el día que un gobierno de derechas en España decidió crecer mucho y rápido, en vez de asegurar una economía fuerte basada en un crecimiento menor, pero más sólido. Ideas que llegaban desde los economistas de cabecera de Bush. El nuevo pelotazo. Pero que no se preocupe nadie. Aznar está dispuesto a volver para meternos de nuevo en cintura. Cuando considere que hemos jugado bastante. Niños, dejad ya de joder con la pelota. No se os puede dejar solos...
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+
0 comentarios