www.madridiario.es
Paros por el conflicto de Auto-Res

Paros por el conflicto de Auto-Res

sábado 31 de julio de 2010, 00:00h
El conflicto de los trabajadores de Auto-Res dejó un verano caliente en el transporte por carretera. La protesta se tradujo en nueve jornadas de huelga durante el mes de agosto que dejaron en tierra a miles de pasajeros.
El conflicto que los trabajadores de Auto-Res mantenían con la empresa desde el pasado mes de abril se tradujo en varios paros durante el mes de agosto que dejaron en tierra a miles de pasajeros. En concreto, los empleados de la empresa de transporte por carretera pararon por completo su actividad los días 8, 14, 15, 16, 22 y 29 de agosto. Además, hubo paros parciales –de diez horas- los días 6, 13 y 31 del mismo mes y el uno de septiembre.

Fuentes del sindicato UGT atribuyeron estas protestas a una serie de despidos y al cambio de condiciones de trabajo por parte de la empresa. "Ha habido 14 despidos y el paro durará todo el mes de agosto. La empresa ha cambiado las condiciones de trabajo y puede haber más despidos a partir de septiembre. No exigimos nada, llevamos dos años de congelación de sueldo y la empresa nos quiere quitar entre un 8 y un 10 por ciento", subrayaron entonces desde UGT.

La empresa se comprometió entonces a devolver el dinero de los billetes a los pasajeros afectados por la huelga. No obstante, y a pesar de que las fechas de los paros se anunciaron con antelación, los sindicatos calcularon que cada jornada de huelga afectó a cerca de 4.000 pasajeros. Algunos de estos paros, sin embargo, cayeron en fin de semana. La cifra de afectados se elevaba entonces, según los propios sindicatos, hasta las 12.000 personas. La frase más repetida entre los viajeros se repetía de forma sistemática. "Siempre pagamos los mismos", lamentaban.

El conflicto, no obstante, se mantuvo durante varios meses más. En concreto, hasta principios del mes de diciembre. Fue entonces cuando el sindicato CC.OO. anunció un plan que daba marcha atrás a los despidos en la empresa y a la externalización de algunos de sus servicios, como el taller, las taquillas o el servicio de información telefónica. A cambio, los trabajadores se comprometían a aceptar algunas de las propuestas de la empresa, como la congelación de sus salarios hasta el año 2012.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios