www.madridiario.es
Misas a cero grados en el Valle de los Caídos

Misas a cero grados en el Valle de los Caídos

Por MDO
domingo 31 de octubre de 2010, 00:00h
El Valle de los Caídos fue nuevamente motivo de polémica a finales de 2010. Los monjes benedictos comenzaron a oficiar misas fuera del recinto ante la prohibición oficial de entrar al templo. Patrimonio Nacional aseguró que la decisión se había tomado por seguridad mientras se acometía la restauración de la Piedad en la fachada de la iglesia.
Patrimonio Nacional quiso desmontar y trasladar em abril la escultura de La Piedad de Juan de Ávalos del Valle de los Caídos para su restauración, una decisión que fue criticada por la Asociación para la Defensa del Valle de los Caídos. El colectivo declaró no estar de acuerdo con esta situación por los riesgos potenciales de intentar mover la obra de su lugar original. A raíz de las obras, Patrimonio decidió restringir el acceso a la basílica ante el temor de que un accidente pusiera en riesgo a los visitantes.

A la polémica que esta decisión suscitó se sumó la causada por una moción aprobada por el Pleno del Senado en la que se instaba al Gobierno a transformar el Valle de los Caídos en un monumento que honrara la memoria de 'todos los fallecidos' en la Guerra Civil, incluidas las víctimas de la represión franquista. El único voto en contra fue el del PP. Además el Gobierno aseguró que los restos de los caídos en la Guerra Civil enterrados en la basílica eran prácticamente irrecuperables, según un examen encargado en respuesta a la petición de un grupo de familiares de republicanos que demandaba si era posible identificar y extraer los cuerpos de sus allegados, en virtud de la aplicación de la Ley de la Memoria Histórica.




La restricción no impidió que los monjes continuasen oficiando misas en el exterior del templo, ante la prohibición de la Guardia Civil a los fieles para acceder al recinto. La asociación para la Defensa del Valle apoyó a los monjes benedictos en la celebración de las misas los fines de semana y recurrió ante el Tribunal Superior de Justicia de Madrid la decisión de mantener cerrado al público el recinto.

Por su parte, el Foro por la Memoria de la Comunidad de Madrid y el Foro Social de la Sierra de Guadarrama convocaron una concentración, para pedir, entre otras cosas, la voladura de la gran cruz que preside la basílica en la que está enterrado Franco. Estas entidades consideran que "la gran cruz debe ser desmantelada" porque "de ninguna forma se puede consentir que se siga alzando hacia el cielo ese símbolo de muerte y venganza", y proponen su "voladura controlada como culminación de un gran acto público nacional de desagravio a las víctimas del franquismo".


Para atender a las demandas de quienes querían seguir celebrando misa en la basílica, el Gobierno colocó un túnel de acceso a la basílica del Valle de los Caídos y, además, realizó un procedimiento de mallado y de reparación de la escultura de la Piedad de Juán de Ávalos que está sobre la entrada con el fin de recuperar el uso del templo en plenitud. El 19 de diciembre se reabrió definitivamente la basílica del Valle de los Caídos.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios