www.madridiario.es
Gobernanza y liderazgo

Gobernanza y liderazgo

lunes 22 de noviembre de 2010, 00:00h
En el mes de mayo fue Grecia, y ahora ha sido Irlanda. Son los países que han necesitado, hasta este momento, ayuda de Europa para afrontar una nueva gran crisis. En esta ocasión se dice que son más de 80.000 millones de euros los que se inyectarán para sanear la cuenta de resultados de los bancos irlandeses.

Se nos dice desde el gobierno que España no es Irlanda. Ya, si eso es de cajón, pero no se nos dice si los 'mercados' harán caer a otros países de la periferia europea. ¿Cuándo van a parar los mercados de hacer su agosto? Por cierto, los 'mercados' españoles han reaccionado negativamente a este rescate irlandés, ya que al día siguiente del acuerdo el selectivo español Ibex 35 ha tenido caídas muy importantes, por lo que no se garantiza ni la confianza ni la estabilidad de los mercados financieros.

Es, desde mi punto de vista, una auténtica tomadura de pelo. ¿Pero por qué está ocurriendo esto?

En la Unión Europea hay veintisiete países que sumados conforman un espacio único. Pero no siempre con los mismos intereses y mucho menos con una moneda única. El euro y el conjunto de la Unión tienen una gran debilidad frente a economías emergentes. Pero, ¿qué papel juegan los jefes de gobierno de los distintos países que conforman la Unión Europea? Y digo jefes de gobierno que no líderes.

Europa necesita una gobernanza de ese espacio común que se ha definido como Unión Europea pero, también, se necesitan líderes capaces de dirigir esa gobernanza, y decirles a los mercados económicos y financieros: ¡basta ya!

Seis meses después de unas medidas antisociales llevadas a cabo por el gobierno de Zapatero, y de inyectar y avalar dinero a las entidades financieras seguimos donde estábamos. Los mercados siguen inquietos, quieren más y quieren seguir aprovechándose de las 'gangas' económicas. ¿A costa de qué y de quién?. Pues, de echar trabajadores y trabajadoras al paro, rebajar los derechos sociales conquistados durante décadas, perjudicar a los más desfavorecidos y las capas sociales más débiles de nuestro país, empobrecer las economías familiares y por tanto de ralentizar el consumo; en definitiva, perjudicar a los de siempre.

ZP tendría que reconocer lo equivocado de sus medidas, y de la reforma laboral. Afrontar la crisis desde un gobierno “socialdemócrata” con las mismas medidas que lo hacen gobiernos de la derecha europea tendría que tener su explicación ideológica y electoral. Y no se ha hecho. Es evidente, que los únicos que saben qué seguir haciendo son los mercados financieros, y que nadie se lleve a engaño. Los “mercados financieros” tienen rostro, nombre y apellidos. Son las grandes empresas, las multinacionales y transnacionales; aquellos que se están enriqueciendo a costa de la clase trabajadora.

Los dependientes, discapacitados, mayores, pensionistas, jóvenes, parados, autónomos,  e incluso los asalariados de nuestro país son los que realmente hubieran necesitado medidas en positivo desde un gobierno de orientación socialista, y no medidas antisociales y que perjudican claramente la recuperación de la economía. Si hay menos capacidad de renta hay menos capacidad de consumir y, por tanto, más tardanza en salir del socavón.

Como verá, Sr. Presidente, el cambio de gobierno no le salva de seguir en una posición de dificultad ante los ciudadanos de nuestro país. No es un problema de personas sino de la política a desarrollar. Los mercados no le creen, y debería tomar otra dirección y rectificar algunas de las medidas que ha tomado.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios