www.madridiario.es

El Consistorio se endurece en la lucha contra el 'botellón'

Hasta 600 euros por beber en la calle

Hasta 600 euros por beber en la calle

El Ayuntamiento de Madrid planea multar con entre 300 y 600 euros a quienes generen ruido al participar en botellones que tengan lugar en zonas habitadas. Con la medida se pretende erradicar la contaminación acústica y la suciedad de las plazas del centro de la capital.
La delegada de Medio Ambiente del Ayuntamiento, Ana Botella, ha confirmado este martes que la nueva Ordenanza del Ruido que está tramitando el Consistorio prevé sanciones de entre 300 y 600 euros para quienes participen en un botellón y molesten a los vecinos.

Estas sanciones se impondrán al margen de las multas de 300 euros que ya pone la Policía Municipal y tramita la Comunidad de Madrid correspondientes a la prohibición de beber alcohol en la vía pública. Así, con la entrada en vigor de la nueva normativa, los agentes locales deberán expedir dos multas -una por beber y otra por hacer ruido- a los que participen en botellones en zonas donde hay vecinos.

"La nueva Ordenanza del Ruido tipificará el botellón como una falta leve, al considerarlo una forma de ruido incómodo para los vecinos. Con ello trataremos de hacer compatible el ocio nocturno, el descanso y la limpieza de la ciudad, algo que no es fácil", asegura Botella.

Solo donde haya viviendas
Si el botellón tiene lugar en zonas despobladas, como pueden ser la Ciudad Universitaria o el Parque del Oeste -lugares habituales para el ejercicio de esta práctica-, la multa por ruido no será aplicable. Tampoco se podrán poner estas multas si el botellón se realiza de día, ya que el objetivo es "proteger el descanso de los vecinos".

La delegada indica además que serán los propios agentes, sin soporte de técnicos de Medio Ambiente y sin medir los niveles de ruido, los que expedirán las sanciones. Para los casos en que los sancionados sean menores de edad, el Consistorio pedirá al Ejecutivo autonómico que modifique la normativa y haga a los padres responsables solidarios.

Gestión de sanciones
El Ayuntamiento ha decidido además pedir al Gobierno regional la competencia para tramitar estas multas. Y es que, según la información que manejan en el Área, el botellón se está ampliando a nuevas plazas del centro, generando ruido y mucha suciedad. "Y aunque los servicios de limpieza trabajan mucho, el botellón cada vez dura hasta más tarde, lo que hace muy difícil poder recogerlo todo", argumenta Botella.

Este anuncio se produce después de que en la última comisión ordinaria de Seguridad y Movilidad, el coordinador general de Seguridad del Ayuntamiento, Javier Conde, afirmara que la Policía Municipal ha interpuesto 22.850 denuncias a adultos y 115 a menores por consumo de alcohol en la vía pública entre enero y septiembre de este año y asegurara que en Madrid se ha pasado del 'botellón' al 'botellín' (ya no se producen grandes aglomeraciones de jóvenes bebiendo en lugares públicos, sino que hay más grupos pequeños repartidos por la ciudad).

Otra política de ocio
El portavoz municipal socialista, David Lucas, critica el anuncio de Botella y sostiene que para luchar contra el botellón no se necesitan medidas restrictivas sino poner en marcha otro tipo de política de ocio juvenil, como la apertura nocturna de instalaciones municipales.

El socialista considera que la aplicación municipal de la Ley Antibotellón es un "fracaso permanente y constante" ya que "no se han tomado las medidas adecuadas".
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Desarrollo Editmaker

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.