www.madridiario.es
'Vallecas Bombardeada': memoria en imágenes de los bombardeos de la Guerra Civil

'Vallecas Bombardeada': memoria en imágenes de los bombardeos de la Guerra Civil

Por Miguel Ángel Moreno
miércoles 03 de noviembre de 2010, 00:00h
La exposición 'Vallecas Bombardeada', organizada por la Asociación Vallecas Todo Cultura, saca a la luz una selección de imágenes y documentos sobre los bombardeos sufridos por la localidad madrileña en la Guerra Civil. Madridiario ha visitado la exposición con el comisario de la muestra, Uría Fernández.
La muestra rescata para la memoria colectiva los bombardeos sufridos en Vallecas entre noviembre de 1936 y julio de 1937. Cinco ataques aéreos que causaron 35 muertos y 42 heridos en una pequeña población humilde al sur de la capital, que no tenía interés militar alguno. "Vemos que las víctimas fueron civiles: mujeres, niños... No tenía ningún sentido que fueran bombardeados", destaca el comisario de la exposición, Uría Fernández.

Es una exposición fotográfica, pero en ella abunda el texto. 'Vallecas Bombardeada' no tiene por único objetivo el sobrecogimiento y el horror, la compasión fácil o la afectación forzosa. El terreno en el que se mueve esta muestra es el de la investigación. Por ello todas las fotografías están minuciosamente documentadas: figuras, personas, lugares, fechas... Las imágenes están acompañadas de descripciones que precisan qué es lo que ocurría en el momento en que se tomó la instantánea y asocian el escenario al Vallecas actual.

Las imágenes proceden tanto de colecciones privadas como de archivos oficiales, y entre ellas hay instantáneas de Santos Yubero, Díaz Casariego, Alfonso... Uría Fernández apuesta claramente por una imagen que aporta algo más que impresiones estéticas al espectador. "Una fotografía informativa sin texto no dice nada. Suscitas un montón de preguntas: quiénes son, dónde están, qué hacen... Esto sin explicación el día de mañana no es nada", afirma.

El edificio superviviente de  Peironcely
La exposición tiene mucho de colaboración ciudadana y de confluencia de búsquedas paralelas. Un ejemplo representativo es el José Latova y Alberto Martín Escudero, dos coleccionistas particulares que han contribuido a la muestra. En su archivo fotográfico, encontraron una imagen de Robert Capa que reflejaba un casa baja de varias viviendas arrasada por los bombardeos. Su investigación les llevó a un extraordinario hallazgo: el edificio original de la fotografía pervive en el Vallecas de hoy, en la calle Peironcely.

A partir de la fotografía de Robert Capa y otra instantánea de los Hermanos Mayo, la exposición contrasta el efecto de los bombardeos con las 'heridas' del edificio actual. "Hay intención de solicitar la protección para este edificio como Bien de Interés Cultural, ya que debido a la fotografía de Robert Capa se ha convertido en un paradigma internacional del sufrimiento en los bombardeos', según nos explica Uría Fernández.

Un círculo que se cierra
Una exposición como 'Vallecas Bombardeada' supone, ante todo, un ejercicio de memoria. Para Uría Fernández, "hay cadenas que se rompieron por la obligación de guardar silencio que hubo en cuarenta años de dictadura y ahora se están recomponiendo poco a poco". Y en su labor de investigación él mismo asumió la tarea de recomponer una cadena: la que une al escritor Arturo Barea con la familia vallecana Malanda García.

En 'Proeza', uno de los relatos breves de Arturo Barea, se relata uno de los bombardeos de los aviones Junker alemanes, el del día 20 de enero de 1937. Las bombas afectaron a la casa de la familia Malanda García y resultaron heridos los niños Gregorio (11 años), Ciriaco (6) y María (3), unos datos que también aporta Barea en su relato. María Malanda García no sabía que la historia de su familia había sido relatada por un escritor de fama internacional. Uría Fernández consiguió localizarla y le explicó: "Yo empecé a contarle la historia, y ella terminó de contármela". Si la hubiera localizado tres meses antes, podría haber entregado la obra de Barea también a Ciriaco, que falleció antes de poder tener el relato en sus manos.

Una exposición abierta
'Vallecas Bombardeada' también se concibe como un proyecto en desarrollo: en la página web se recogen nuevas aportaciones y a la propia exposición ya han llegado vecinos ofreciendo nuevo material fotográfico. La muestra se puede visitar en el local de la Asociación Vallecas Todo Cultura,  en la calle de La Diligencia, 19, en horario de mañana.

Esta entidad lleva más de veinte años trabajando en el barrio en frentes como la educación, la cultura, el desarrollo humano o la investigación histórica. Desde ese punto de vista, Vallecas Todo Cultura ha organizado otras muestras fotográficas como 'Cien años de Vallecas en imágenes' o 'Vallecas en la mirada de Alfonso'.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios