www.madridiario.es
Perded toda esperanza

Perded toda esperanza

Por Álvaro Ballarín
jueves 30 de septiembre de 2010, 00:00h
En estas decepcionantes primarias con que nos está castigando el Partido Socialista, en las que no hay ni una sola propuesta, ni una sola diferencia ideológica que permita elegir a los militantes socialistas, el único argumento que se repite es que, según unas encuestas encargadas por José Blanco, Trinidad Jiménez tiene más posibilidades que Tomás Gómez de ganar a Esperanza Aguirre. Sería un buen argumento si no fuera porque es una verdad a medias, pues sólo refleja una pequeña parte de lo que dicen esas encuestas, la letra pequeña, pero no tiene en cuenta lo más importante: que ninguno de los dos tiene nada que hacer frente a Esperanza Aguirre.

Por eso Trinidad Jiménez no quería ni oír hablar de volver a Madrid, ni siquiera como candidata única, de consenso. Pero con lo que no contaba era con el plante de Tomás Gómez. Zapatero tuvo que hacer de las primarias virtud y, sin reparar en las consecuencias de unas elecciones que no entraban en sus cálculos, ha convertido estas primarias en un plebiscito sobre su desacreditada figura. (Hay que tener mucho cuidado con estas consultas, porque uno puede preguntar una cosa a los ciudadanos pero ellos pueden contestar lo que les dé la gana, como le ocurrió a De Gaulle en 1969, cuando sometió a referéndum una cuestión de contenido administrativo y los franceses aprovecharon para manifestar el rechazo a su persona.)

Pero lo peor para Trinidad Jiménez llegará si gana las primarias, porque si el desgaste de Zapatero es grande entre los afiliados del Partido Socialista, ¿hasta dónde puede llegar entre los ciudadanos llamados a votar en las Autonómicas de 2011? Llegado el caso, en mejor posición estaría, si cabe, Tomás Gómez, que aunque soporta el desgaste de la gestión socialista, podría contar en su haber con la diferenciación que le otorga el “no” a Zapatero.

En fin, en pocos días se acaba el divertimento; hemos asistido a la representación de una tempestad en un vaso de agua. Estas primarias no han sido más que un episodio de política ficción, una pelea inútil que no va a tener ninguna consecuencia política real salvo para los dos contendientes. Para que tuvieran consecuencias reales, el que debería haberse presentado a estas primarias es Zapatero, porque en mayo de 2011, lo que van a confrontar los ciudadanos es la extraordinaria gestión de Esperanza Aguirre con el paro, la crisis y las nefastas políticas de Zapatero; y es que en Madrid no sólo se vota en clave autonómica, sino nacional. Por tanto, de ganar en Madrid, como dice Dante a las puertas del infierno, PERDED TODA ESPERANZA.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios