www.madridiario.es
La carga del vehículo eléctrico, mejor con inteligencia

La carga del vehículo eléctrico, mejor con inteligencia

viernes 10 de septiembre de 2010, 00:00h
El sistema POWER2DRIVE de la empresa madrileña N2S, especialista en energía y comunicaciones, establece una comunicación entre el vehículo y el propietario del punto de carga (hotel, centro comercial, parking, propietario privado, etc.), que pasa a tener el control de todo el proceso de carga.
El vehículo eléctrico está en boca de todos. Y, de su mano, los departamentos de I+D de incontables empresas dedican horas y horas a investigar los sistemas que se encargarán del proceso de carga de los miles de vehículos eléctricos que, en unos años, circularán por nuestras ciudades.

La investigación está centrándose en el parámetro 'velocidad' de la carga. Es decir, suministrar la mayor cantidad de energía en el mínimo tiempo, para que el vehículo no tenga que estar horas y horas detenido y atado a un enchufe. Pero la realidad es que, a día de hoy, las baterías precisan de unas cuantas horas de transfusión.

Muchas empresas, en una clara política más dirigida a la publicidad que a la eficacia real, están instalando puntos de carga en las calles de las ciudades. Obviamente, estos sistemas son poco acertados, ya que tienen innumerables desventajas: al ser en plena calle, el conductor debe estar vigilando el sistema; además, debe estar varias horas esperando hasta que la carga sea completa; gamberrismo; incidentes de los cables con los viandantes (con especial atención a los invidentes), etc. 

El futuro de estos puntos de recarga pasa por su instalación en aquellos lugares en los que el coche puede estar dos, tres o cuatro horas sin que esto suponga que su conductor tenga que detener su quehacer diario: aparcamientos públicos, privados y particulares; hoteles y centros comerciales, entre otros.

Y una segunda observación, tan importante como la primera, es el control del proceso de carga. Un punto de carga instalado en los anteriores supuestos está mucho más vigilado que en la calle pero, a pesar de ello, también precisa que el proceso se haga bajo control. ¿Cómo autorizar o denegar la carga? ¿Cómo controlar la cantidad de carga? ¿Cómo vigilar sobrecargas en la red? ¿Cómo proteger la batería del vehículo de posibles picos de energía? ¿Cómo gestionar el cobro? Por eso el parámetro “inteligencia” es, a día de hoy, tan importante o más que la 'velocidad' de la carga.

Atendiendo a estas necesidades, el departamento de I+D de la empresa madrileña N2S, especialista en energía y comunicaciones, ha diseñado el sistema POWER2DRIVE, una solución que establece una comunicación entre el vehículo y el propietario del punto de carga (hotel, centro comercial, parking, propietario privado…). Al ordenador o teléfono móvil del propietario le llega, en tiempo real, una solicitud de carga, y desde este ordenador se autoriza o deniega, se gestionan todos los parámetros de carga pertinentes, a la vez que se genera una factura de modo automático. El control del suministro en sus manos, así como el cuidado de la instalación eléctrica y de la batería del vehículo eléctrico. ¿Qué más se puede pedir?

Este sistema no es ningún prototipo, ya que está instalado y en funcionamiento en hoteles de las cadenas NH, ACCOR o ABBA, en parkings de la cadena VINCI PARK, en ayuntamientos y otros aparcamientos públicos o privados de España.

SOBRE N2S

N2S es una empresa madrileña especializada en energía y comunicaciones. Comenzó instalando redes de comunicaciones en edificios basadas en la transmisión de datos por banda ancha a través del fluido eléctrico. El éxito de esta tecnología fue tal que en apenas tres años habían realizado más de 200 instalaciones, entre ellas a toda la cadena ACCOR en España. Su departamento de I+D quiso ir más allá, y buscó nuevas funcionalidades a esta tecnología, lo que les permitió ofrecer nuevas soluciones como servicios de voz o videovigilancia. Al transmitirse los datos por el fluido eléctrico no eran necesarias obras de ningún tipo, lo que reducía su coste notablemente, una ventaja que fue muy valorada por sus clientes. A partir de ahí incorporaron la gestión energética de los edificios, mucho más allá de las simples auditorias, ya que se trata del estudio zonificado de un edificio y la gestión de sus sistemas energéticos (electricidad, agua, etc.), consiguiendo ahorros muy significativos en las facturas anuales.

El último servicio en aparecer, fruto de la investigación precedente, fue POWER2DRIVE, que bebe de los mismos principios de transmisión de datos por el fluido eléctrico, y que va camino de convertirse en un estándar de la recarga del vehículo eléctrico.


 
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios