www.madridiario.es

El recinto fortificado se está estudiando con técnicas 3D

La resurrección de Alcalá La Vieja

La resurrección de Alcalá La Vieja

miércoles 04 de agosto de 2010, 00:00h
El Ayuntamiento de Alcalá de Henares, la Comunidad de Madrid y quince arqueólogos especializados en excavaciones son los encargados de recuperar la fortaleza de Alcalá La Vieja, también conocida como Qal'at Abd al-Salam, el enclave islámico más importante que se conserva en la región madrileña. Con estos trabajos, que comenzaron en 2008 y en los que se han invertido 184.000 euros, se pretende acondicionar el enclave para abrirlo al público en un futuro, integrándolo en la red de yacimientos visitables de la región.
Los quince arqueólogos que trabajan en la zona tienen como objetivo "que el visitante camine seguro por la fortificación y pueda contemplar el espacio desde distintos puntos sin dificultad", explicó el director de la restauración, Miguel Ángel López, durante la visita. Hasta el momento, se ha localizado el pasillo de entrada a la fortaleza y dos de las puertas formadas con arcos de herraduras.

"Una de las torres la localizamos el año pasado con un estado relativamente bueno respecto a la otra. Durante este año hemos ampliado la zona excavada para poder consolidar y restaurar la torre que localizamos en 2009. Además, está previsto que rehabilitemos el pasillo para que la gente pueda apreciar que ese punto era la entrada de la fortaleza", aclaró uno de los arqueólogos, Manuel María Presas. La zona, con una extensión de 28 hectáreas, muestra, según los expertos, una secuencia de ocupación desde la época de bronce hasta el siglo XVI. "Es un yacimiento emblemático, ya que se puede observar la ocupación de la zona", afirmó la codirectora de los trabajos, Elena Serrano.

Restos históricos
En este recinto fortificado, situado en el cerro de Veracruz a 630 metros de altitud sobre el margen izquierdo del río Henares, se pueden observar los restos de las fortificaciones (lienzos de muralla y torres) junto a otros elementos singulares como una iglesia de factura mudéjar y los aljibes de grandes dimensiones. Los expertos apuntan que llegó a tener un sistema defensivo con al menos ocho torres, aunque en la actualidad solo emergen dos en estado muy precario: una torre en el frente oriental construida con núcleo de tapial y otra torre albarrana de época mudéjar (siglo XIV), unida a la muralla por un tirante en el cimiento y un puente en la zona superior.

La muralla, la fase más antigua fechada en el siglo IX, está fabricada con grandes piedra labrada en los paramentos exteriores, mientras que en su cara interior está relleno de piedras, fragmentos de ladrillo y teja trabados con tierra apisonada. En ellos destacada la gran cantidad de materiales romanos, como sillares, columnas y modulares, reutilizados en su construcción.

Su posición estratégica le permitió dominar el paso de la importante ruta de comunicación entre Toledo y Zaragoza. Tras la conquista cristiana en 1118, la fortaleza pasó a manos de los arzobispos de Toledo. Se calcula que su abandono definitivo se debió de producir durante el siglo XVI, de acuerdo con los documentos de la época.

Objetivo: convertirlo en museo
Una vez terminada esta rehabilitación, el Ayuntamiento de Alcalá de Henares pretende convertir la zona en un museo. "No obstante, aunque son muchos los alcalaínos que se acercan ya a visitar la zona, todavía queda mucho por hacer", explicó el alcalde de la localidad, Bartolomé González, en la visita. "Nos encontramos en los inicios de un gran proyecto al que le queda mucho tiempo de trabajo para convertirse en un yacimiento visitable", matizó el regidor.

Asimismo, afirmó que la zona es una de las más olvidadas de la localidad en cuanto a rehabilitación se refiere. "En 1984 el Ministerio nos ayudó a rehabilitar la torre del siglo XIV y algún trozo de muralla. En 2000 se trabajó también el aljibe (depósito destinado a guardar agua potable) y la basílica, pero desde entonces no habíamos hecho nada más", detalló el regidor. En este sentido, al ser una zona muy sensible al deterioro, González pidió a todos los alcalaínos interesados en visitar este yacimiento que respeten los trabajos que se están haciendo y que sean lo más cuidadosos posible con el entorno.

Por su parte, el director general de Patrimonio Histórico del Gobierno regional, José Luis Martínez-Almeida, destacó que la fortaleza de Alcalá La Vieja "era una de las asignaturas pendientes que tenía la Comunidad con el municipio complutense". Además, matizó que esta rehabilitación certifica el apoyo de la Comunidad de Madrid hacia la candidatura alcalaína para ser Capital Europea de la Cultura 2016.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Madridiario

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.