www.madridiario.es
Ciberfeminismo y Tecnofeminismo: El futuro la mujer

Ciberfeminismo y Tecnofeminismo: El futuro la mujer

martes 06 de julio de 2010, 00:00h
El Instituto de Estudios de Identidad y Género de la Universidad Rey Juan Carlos, dirigido por Sonia Núñez Puente, analiza la práctica del ciberfeminsmo en España a través de los dos portales feministas más importantes del país. La principal conclusión desvela la necesidad de reconstruir el manejo en la creación, el acceso y el uso de las nuevas tecnologías por parte de las mujeres para alcanzar un ciberfeminismo social real.
Las diferentes aproximaciones a la utilidad y uso de nuevas tecnologías permitieron a través de la creación de nuevos espacios sociales en Internet, ofrecer varias visiones de la práctica del ciberfeminismo en España. Al mismo tiempo, no ignorarían similitudes y continuidades entre las propuestas de Monserrat Boix y Maria Angustias Bertomeu, creadores de los dos portales feministas más importantes de España. Ambas propuestas  muestran la relación del concepto de experiencia positiva de diferentes mujeres en la red, y  nos permiten concebir internet como un universo comprometido en la en la construcción de relaciones y servicios para las mujeres.

Ahora el  uso de nuevas comunidades virtuales aproxima la práctica feminista hacia un ciberfeminismo y también hacia un tecnofeminismo. Este artículo publicado recientemente en la prestigiosa revista Women’s Studies International Forum considera y explora en profundidad la construcción y el uso de estos nuevos espacios sociales, usando ejemplos concretos en España: especialmente las proposiciones teóricas propuestas por los fundadores de 2 portales web feministas creados en 1990 y 2000 a través de sus objetivos de iniciación, sus metas y de la producción discursiva que las diferentes secciones de estos portales facilitan. Se trata de E_LEUSIS, fundado por María Angustias Bertomeu, y MUJERES EN RED, fundado por Monsterrat Boix.

La importancia  de estos dos portales está demostrada, entre otros factores, por el número de visitas que reciben: Mujeres en red: 1674 diariamente y 1.884.428 en total desde sus inicios., E-lleisus tiene 8 millones de entradas y 3500 subcriptores a su boletín semanal. La importancia de estos portales es también evidente por su inclusión entre los portales españoles más importantes, websites, and blogs en las últimas dos décadas, según destacan estudios recientes sobre activismo y ciberfeminismo en España.

En definitiva, de este trabajo se desprende el cambio que están sufriendo las prácticas feministas en España desde una posición cercana a la utopía esencialista defendida por Bertomeu hasta un cierto tipo de tecnofeminismo, el cual Mosterrat Boix ha transformado en lo que ella ha denominado como “ciberfeminismo social”. Este “ciberfeminismo social” se ha alcanzado gracias al conjunto de debates que se dan en la red y que han logrado construir una nueva identidad on-line que parte desde la inclusión de las mujeres en los (tradicionalmente masculinos) campos de la programación, creación de redes, e incluso hackear.

E-leusius.net tiene como meta principal, de acuerdo con sus fundadores, promover el intercambio, la coexistencia y la civilización entre mujeres, atribuyendo a al portal las características de un ágora público y virtual que promueve información en áreas de interés como salud, empleo  o asesoría legal. Además una de las secciones fundamentales está dedicada a ofrecer recursos sobre diferentes propuestas teóricas de prácticas feministas. De esta manera, se desprende que la prioridad de Bertomeu es que la distribución de textos se convierta en fuente de empoderamiento de mujeres. ¿En qué sentido?

En este portal se expresa a modo teórico la relación entre mujeres y tecnologías estableciendo un feminismo diferente que expresa el alivio de saber que las experiencias de las mujeres en el mundo son distintas a la de los hombres y que estas experiencias son válidas para construir nuevos espacios virtuales y de interacción social. En realidad, el texto fundacional de este sitio web explica por medio de una metáfora de una ciudad virtual y se une a la idea de que las nuevas tecnologías pueden servir como un catalizar para aproximar los temas feministas desde una explícita posición femenina.  De esta manera, Bertomeu establece las metas de su teoría de ciberfeminismo dentro de una utópica visión de la relación entre mujeres y las nuevas tecnologías. Su postura, utópica, progresa usando la necesidad de enfatizar la naturaleza personificada de Internet y las supuestas conexiones con el mundo femenino y sus modos de pensar como núcleo de su argumento. Incluso en una de las secciones del portal dedicadas al ciberfeminismo, Bertomeu apunta hacia el crítico e histórico link que las mujeres han mantenido con la tecnología como usuarias y como creadoras.

Por otro lado, mujeres en red surge en España en Agosto de 1997 con el objetivo de crear un punto de encuentro on line que facilitara el intercambio de información estrategias y contactos entre grupos de mujeres y feministas a lo ancho y largo del mundo dando acceso a todas las páginas web de mujeres del planeta. El apoyo de nodo 50, un servidor español alternativo cuya prioridad es la contra información y el uso de internet como herramienta de comunicación para la sociedad civil, fue crucial para el desarrollo este espacio de conversación español concebido como uno el cual reuniría recursos on line dispares relacionadas con mujeres y genero.

Boix, su fundadora, afirma que la unión de las mujeres es posible y práctica y trata de unir a las que comparten sus diferentes experiencias en su web. Apunta que la web es el nexo común que muestra la diversidad de problemas de las mujeres. Desde su perspectiva tecnofeminista piensa que las barreras para acceder a la igualdad de género en el mundo virtual están basadas en los sistemas técnicos, debido a la predominancia de los hombres en el diseño de tecnologías tiene un notable efecto en la dirección de la innovación tecnológica. Las mujeres son sujetos que responden a las tecnologías que fueron diseñadas sin su activa participación por lo que Boix urge desde mujeres en red a las mujeres a hacer uso de las nuevas prácticas feministas como instrumento de cambio. Por ello pone especial énfasis sobre el esfuerzo de compartir conocimiento y democratizar el uso de las tecnologías y transformas la situación de las mujeres empezando por el proceso de desarrollo tecnológico. Para ella, el “ciberfeminismo social” se presenta como una alternativa capaz de ofrecer las herramientas necesarias para lograr un cambio social efectivo.

Como muestra este artículo, las visones de Boix y Bertomeu  oscilan entre la perspectiva utópica y el descubrimiento de una necesidad de desarrollar la dirección de la creación de las mujeres, el uso y el acceso a nuevas tecnologías como propósito para crear un nuevo ciberfeminismo social basado en un tecnofeminismo  ejemplificado por el deseo de construir un nuevo territorio web. No se puede dudar, ante esta investigación, que en la ciberpráctica feminista en España de las recientes décadas existe un persistente deseo de informar al mundo virtual de las experiencias y la problemática de la mujer y su subjetividad.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios