www.madridiario.es

Director general de Carreteras de la Comunidad de Madrid

Borja Carabante: 'Fomento no va a ejecutar los carriles Bus-VAO a corto plazo”

Borja Carabante: "Fomento no va a ejecutar los carriles Bus-VAO a corto plazo”

viernes 28 de mayo de 2010, 00:00h
Borja Carabante, director general de Carreteras, responde en esta entrevista con Madridiario sobre el estado de las vías de la región y sobre polémicas como las de la ‘curva de la muerte’ de la M-607 o la M-501. A su entender, Madrid no necesita hoy ninguna gran autovía más.
- Existe confusión entre los conductores sobre de quién dependen las carreteras. ¿Cuáles son las competencias de la Comunidad de Madrid?
Somos los titulares todas aquellas carreteras cuya denominación empieza por M y tienen tres números, en total, 2.600 kilómetros. De las de dos números, las grandes vías tipo M-30 o M-50 sólo nos ocupamos de la M-45. Lo que hacemos en la Dirección General es planificar las nuevas necesidades, garantizar el estado de las vías y gestionar lo que atañe a los entre 25 y 40 metros -dependiendo del tipo de vía- que van desde la calzada hacia los lados de la carretera, que es la zona de dominio público. Además, empresas concesionarias gestionan para nosotros la M-45, la M-407 y la M-501 y les exigimos mucho para que estén al nivel de calidad necesario.

-¿Necesitan de mucha conservación las carreteras de Madrid por el tráfico que soportan?

Destinamos 62 millones de euros para los 2.600 kilómetros, lo que supone 20.600 euros por kilómetro. Al día recogemos un kilo de basura por kilómetro, es decir que mantener en perfecto estado las carreteras supone un esfuerzo presupuestario y humano enorme, ya que alrededor de 300 personas se dedican a tareas como retirar objetos de las vías, basura, limpiar tras un accidente, reponer las biondas o hacer los refuerzos de firme, lo necesario para garantizar las condiciones de seguridad.

-¿Cuál es el gran proyecto hoy de la Dirección General?

Estamos dando una importancia muy grande a la conservación. En un escenario de crisis económica y de contención presupuestaria general, el presupuesto para esta tarea no sólo no ha descendido sino que se ha mantenido. Y es así porque entendemos que cada euro invertido en conservación es dinero ahorrado en hacer nuevas carreteras y es dinero invertido directamente en seguridad, que es lo prioritario esta legislatura.

- En seguridad precisamente la Comunidad se embarcó en un proyecto para proteger todas las carreteras con guardarraíles seguros para motoristas. ¿Cómo va ese proyecto y cuáles son sus resultados?
Hemos incorporado estos sistemas en toda la red de carreteras principales de la Comunidad, siendo la primera administración que alcanza este objetivo. Y no solo lo hemos alcanzado sino que además vamos a continuar el próximo año con la red secundaria. Ya estamos licitando los proyectos, de manera que toda la red de carreteras estará en las condiciones de seguridad que piden los usuarios. Lo hemos hecho de acuerdo con las asociaciones de motoristas y han sido ellos los que nos han dicho en que carreteras había que incorporarlo primero. También nos sometemos a examen y son ellos los que nos están 'auditando' para ver si está bien hecho, sirviendo de ejemplo a otras comunidades.

- ¿Le falta a la Comunidad de Madrid alguna gran infraestructura del transporte?

Tenemos una muy buena red de carreteras, no sólo la de alta capacidad, sino también la secundaria dado que se encuentra en un estado de conservación muy aceptable. Dicho esto, si bien es verdad que el tráfico ha crecido sustancialmente en los últimos diez años, en los últimos tres ha descendido, de manera que las grandes infraestructuras no son necesarias al mismo ritmo que antes.

- ¿Los carriles Bus-VAO en las autovías nacionales quizás? Aunque con el recorte emprendido por el Estado también al presupuesto del Ministerio de Fomento ya parece difícil...

Sobre esto pasados los meses no hay noticias y no hay cosa más mala que no la haya sobre unos planes que se iban a poner en marcha. La realidad es que no se van a ejecutar en el corto plazo y eso conlleva una dificultad añadida en la movilidad dentro de la Comunidad de Madrid.

- El presupuesto escasea. ¿Habrá que adjudicar más concesiones de carreteras si se hace necesario construir nuevas vías?
Las concesionarias a empresas privadas han sido una buena fórmula para acometer infraestructuras cuando eran necesarias, como la M-45, en momentos en los que la Administración no habría podido construirlas con inversión directa. Han dado un buen resultado, pero como decíamos el tráfico ha descendido, así que por el momento no es necesario más.

- La Consejería de Transportes ha presentado en los últimos dos años multitud de proyectos de mejora de carreteras secundarias y variantes en municipios pequeños. ¿Tanto lo necesitaban?

Hay un número importante de actuaciones que se están llevando a cabo, pero tenemos más previstas en toda la Comunidad. Muchas veces, con pequeñas actuaciones se consigue una mejora en la seguridad vial muy grande y por eso el consejero José Ignacio Echeverría y yo hemos decidido priorizar aquí. Ahora estamos ejecutando dos variantes, la de Villar del Olmo y la de Valdelaguna. El tráfico por el centro del casco urbano supone un riesgo mayor al confluir coches y peatones. Sacar el tráfico por fuera incrementa además la calidad de vida de los vecinos.

- ¿Hay muchos puntos negros en las carreteras madrileñas o pocos?
Depende, porque varía todos los años y depende de la estadística. Un punto de una carretera -un kilómetro donde la accidentalidad es superior a la media- puede superar el límite y convertirse en punto negro un año y salir de la estadística al año siguiente, con lo que deja de serlo. Unas veces hay que acometer obras y otras, con la simple colocación de una señal de prohibido adelantar, de curva peligrosa o de reducción de la velocidad es suficiente.

- La M-607 (la carretera de Colmenar y, especialmente, su kilómetro 28, conocido como la 'curva de la muerte') está de actualidad precisamente por su accidentalidad. ¿Qué factor hace que los accidentes se disparen ahí?
Es cierto que en el último trimestre los accidentes han aumentado. Decidimos actuar y los primeros estudios de los técnicos concluyeron que hay un problema en el firme cuando el asfalto está mojado. Se redactó un proyecto para mejorarlo y pensamos que así se iba a resolver, pero la accidentalidad continuó en ascenso. Ante esta situación lo que se decidió hacer es señalizar el punto como curva peligrosa y reducir los límites de velocidad de 100 a 80 para que la gente sea consciente de que especialmente en ese punto hay que tener cuidado. Todo esto se hizo, y está publicado en el BOCM, antes de que la carretera saliera en los medios de comunicación. Aun así ha habido otra víctima mortal y eso lo valoraremos en su medida también.

- La M-501 (carretera de los pantanos), fue objeto de mucha polémica cuando la Comunidad la desdobló "por seguridad". Los ecologistas aseguraron que detrás había motivos de especulación urbanística. ¿Se han reducido los fallecidos?
Pues cuesta hablar de esto, porque cuando hablas de seguridad en seguida tienes que lamentarlo, pero desde que se duplicaron los carriles no ha habido ni una víctima mortal en ese tramo, mientras que en los años anteriores había entre 3 y 8 muertos. Quienes circulan por ella a diario para trabajar, quienes bajan a Madrid los fines de semana o sus familias están más tranquilos porque saben que antes tenían un riesgo tres o cuatro veces más alto de morir en la carretera que el resto de los madrileños. La mejora ha sido sustancial. Además, nos hemos sometido, como hacemos en todos los casos, a un estudio ambiental muy exhaustivo para hacer con el menor impacto posible al medio ambiente y con todas las medidas compensatorias y correctoras necesarias. El entorno de la M-501, y lo pueden decir los vecinos, está mejor conservado que si no se hubiera hecho la carretera.

- Llevamos tres inviernos con grandes problemas con la nieve. El final de 2008 y principio de 2009 fue un caos, pero de 2009 a 2010 parece que mejoró la gestión. ¿Qué ha cambiado?

El balance que podemos hacer de la vialidad invernal, incluso de 2008-2009 si tenemos en cuenta en las duras condiciones en que hubo que trabajar, creo que es más que positivo. Este año lo hemos resuelto bastante bien pero es mérito del ciudadano porque también hemos hecho más caso a los avisos a la hora de dejar el coche en caso. Ha funcionado muy bien la coordinación entre ayuntamientos, Comunidad y Estado. Siempre que nieva, como cuando llueve, el tráfico va a peor. Si Fomento corta las carreteras nacionales por nevadas, éstos se meten por las secundarias de la Comunidad de Madrid y las atascan también, pero creo, insisto que se ha trabajado de forma responsable y coordinada ayudando además a los ayuntamientos a limpiar sus calles.

- ¿Qué nota le pone a las carreteras de la Comunidad de Madrid de 0 a 10?

No soy nada objetivo, pero cuando uno se mueve por el resto de España se da cuenta de que la red principal es similar a la red del Estado en otras CC.AA. aun cuando soportamos tráficos diarios mayores que éstas. La red secundaria está muy por encima de la media del país. Tenemos una muy buena red de carreteras.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios