www.madridiario.es
36.000 parados + IVA

36.000 parados + IVA

Por Álvaro Ballarín
miércoles 07 de abril de 2010, 00:00h
Hoy hemos sabido que 36.000 personas más se han ido al paro. La única reacción del Gobierno es manifestar que en marzo del año pasado se fueron al paro más personas, 120.000. Extraño consuelo, porque los nuevos parados se acumulan a los que ya había sin que el Gobierno tome ninguna medida para parar esta hemorragia. Bueno, sí, ha tomado una: ha anunciado una subida del IVA que, lejos de detener la hemorragia, la va a acelerar.

Esta subida, aún en el caso de que la economía estuviera en fase de recuperación, sería una equivocación; ahora, sencillamente, es que está contraindicada, pues no va a tener la capacidad recaudatoria para la que está destinada y encima va a producir más paro, sobre todo si como ha dicho la ministra Salgado “no se va a notar en los precios”. La ministra debería saber que el IVA, como su propio nombre indica, es un impuesto que recae sobre el valor añadido del producto y que éste se materializa en su precio. Este precio final remunera los distintos factores que contribuyen a la fabricación del producto o a la realización del servicio. Si, como ocurre hoy en día, el factor trabajo es el que con diferencia más peso tiene de todos ellos en el valor añadido, y, por tanto, en el precio de los productos, para que éstos no suban tendrá que reducirse su utilización; es decir, se generará más paro.

Por si esto no resultase evidente por sí mismo, tenemos un precedente no demasiado lejano: en 1993 el Gobierno de Felipe González –en plena crisis- subió el IVA del 12% al 15% y el paro subió en medio millón de personas y, por supuesto, no se cumplió su finalidad recaudatoria, ya que la subida provocó un descenso en la recaudación del 11%, o lo que es lo mismo, un aumento del déficit público.

Por tanto, la subida del IVA no sólo va a contraer el consumo en el momento en que es más necesario reactivar la demanda, sino que, además, fracasará en su finalidad recaudatoria y, lo que es peor, generará más paro. Esto es lo dramático, que 17 años después (con un paréntesis de 8 años del PP, en los que bajando los impuestos se recaudó más y se generó empleo), Zapatero y el socialismo español muestren una alarmante ausencia de imaginación: cuando no les salen las cuentas, incurren en déficit; para financiarlo, recurren a la deuda; y cuando la deuda llega al 60% y ya no se puede incrementar para financiar más déficit... vuelven a subir los impuestos. En fin, lo dicho, todo un alarde de imaginación.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios