www.madridiario.es
El otro centenario de Madrid

El otro centenario de Madrid

jueves 08 de abril de 2010, 00:00h
Madrid celebra el centenario del primer vuelo en aeroplano por la capital. Lo realizó el piloto francés Julien Mamet en el velódromo de la Ciudad Lineal el 23 de marzo de 1910. Un monolito en la sede de Aena lo recuerda.
Julien Mamet se formó en la escuela de aviadores de Pau, en Francia. En febrero de 1910 viajó a España, convencido por Juan Sardá y Ballester y José Comas y Solá, para mostrar el prodigio del vuelo en aeroplano. Tuvo problemas para pagar los fuertes aranceles por el transporte ferroviario de las 4 máquinas que trajo. Realizó una primera exhibición en Barcelona. Posteriormente, se trasladó a Madrid y eligió entre varios emplazamientos para mostrar sus habilidades a bordo de un Bleriot XI de 25 caballos de vapor, propiedad de los señores García.

Necesitaba un lugar apartado, ancho, largo, llano, y con accesos y transporte adecuados. El lugar elegido fue el velódromo de Ciudad Lineal (se descartaron Carabanchel, Getafe, Chamartín de la Rosa y Las Cuarenta Fanegas), que contaba con el tranvía que conectaba toda esta calle, de la empresa C.M.U. Este emplazamiento fue convertido en aeródromo en junio de ese mismo año.

La organización instaló vallas y gradas para acoger a los espectadores, así como unos hangares improvisados. El 23 de marzo se haría una primera exhibición para los Reyes, las autoridades y la prensa. El día 26 se mostraría el prodigio a los espectadores a unos precios que oscilaban entre 1 y 75 pesetas, dependiendo si se estaba en pleno campo o en los mejores palcos.

Ensayo accidentado
El vuelo de ensayo del día 23 fue algo accidentado. Según narran las crónicas, para paliar la falta de recorrido del velódromo (110 metros) y poder despegar sin problemas en apenas 50 metros, 3 personas agarraron el aeroplano por la cola y lo soltaron a una orden del francés. Al primer intento, el aeroplano ascendió apenas 9 metros y tuvo que aterrizar. Cambió de vehículo y esta vez consiguió alcanzar buena altura a una velocidad de unos 65 kilómetros por hora. Aterrizó e incluso aparcó en el hangar. Aparte de las autoridades, a las afueras del velódromo, 3.000 personas acudieron al primer vuelo en aeroplano que se había visto en Madrid (antes lo habían hecho globos aerostáticos).

La segunda prueba la llevó a cabo Edouard Stoeckel en Chamartín de la Rosa el 24 de marzo. Tuvo 2 accidentes y acabó herido. Fue el 26 cuando el público madrileño pudo acceder al espectáculo. El interés fue tal que la compañía de tranvías de Ciudad Lineal batió su récord de usuarios. La carretera de Aragón se saturó por los automóviles carruajes y tartanas que acudieron. El aeroplano voló hasta los 175 metros de altura en sólo 6 minutos. Estos vuelos de exhibición continuaron en la capital hasta 1913.

Fuentes: Historias Matritenses, ABC, La Vanguardia, La Correspondencia de España, Revista de Aeronáutica y Astronáutica, e Historia de los Aeropuertos de Madrid.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Madridiario

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.