www.madridiario.es
La propaganda y la mentira

La propaganda y la mentira

miércoles 10 de febrero de 2010, 00:00h
La propaganda, las medias verdades y las mentiras ocupan un espacio nada desdeñable en la política. Lamentable y suficiente motivo para el desengaño, para la desconfianza, porque la mentira tiene poca consistencia, es superficial, potencia el desinterés de los ciudadanos, suele tener matices contradictorios, pierde peso con el paso del tiempo y difícilmente soporta un análisis profundo, porque deja huecos imposibles de cubrir.

En definitiva que la mentira, aunque se utiliza para ganar batallas en el terreno de la comunicación,  suele tener malos efectos a la larga. Esto viene al hilo de las quejas a las que se han lanzado el entorno de ZP al denunciar una campaña contra el Presidente del Gobierno, por las críticas a su gestión económica. ¡Como si la situación fuese para dedicarle aplausos!. La presidencia Europea, lejos de beneficiar la imagen del gobierno, ha exportado las torpezas que se comenten en materia económica. Y de ahí las críticas generalizadas. ¿Y que se hace?. Se buscan enemigos donde no los hay. El caso es seguir en la manipulación y la propaganda, mientras se pueda, al fin y al cabo, la negación de la crisis terminó dando sus frutos y se ganaron las elecciones de 2008, ¿por qué no seguir en la misma línea?

Otro ejemplo de propaganda sin sentido y grave, lo acabamos de confirmar ahora, con  las declaraciones de Jesús Eguiguren, socialista vasco y hombre fuerte de Zapatero en las conversaciones de paz con los terroristas, que ha dejado claro que aquel 29 de Diciembre de 2006, cuando Zapatero aseguró a todos los Españoles desde Moncloa, que dentro de una año estaríamos mejor en materia terrorista,  se dijo sabiendo que las conversaciones ya estaban rotas. El engaño duró apenas quince horas, porque a la mañana siguiente, los terroristas de ETA, volaron uno de los aparcamientos de la T-4. Pero no conforme con eso, un tiempo después en un pleno del Congreso, el Presidente del Gobierno, pidió disculpas por su error. Otro engaño. Quiso hacerse la victima con otro acto de propaganda. Si no hubo ningún error…., ya se sabía la intención terrorista y la marcha de las conversaciones….

Todo responde a lo mismo, poner propaganda donde se desconoce lo que hay que hacer. Igual que ahora, se pretende tapar la avalancha de críticas desde todos los sectores, incluido el propio socialismo, con un victimismo inexistente, como es eso de la campaña orquestada, señalando a otro sitio para que todos miremos hacia donde le interesa al señor que tiene el poder. Esto me recuerda cuando Franco acudía a tretas similares para justificar las criticas externas, afirmando que estaban contra nosotros, contra España, no contra él, y que todo era producto de los comunistas y de los masones. ¡Lo que hay que ver!

Desde que llegó ZP al gobierno él es el centro. Los ministros no pintan nada y ese es uno de los problemas. Cómo ha dicho José García Abad, periodista de prestigio y que ha escrito un libro sobre este Presidente del Gobierno y los anteriores, Zapatero tiene una visión mesiánica. Considera que su intuición es similar a la varita mágica. Algo que confirman de alguna manera quienes han estado en su entorno y han abandonado.

Propaganda y mentiras a un lado, la realidad es que el gasto público está desbocado y hay que recortar. Que el gobierno está obligado a pactar con el PP,  principalmente, pero también con el resto de los grupos y con los agentes sociales. Quizá el primer paso sería responder positivamente a la propuesta que ha lanzado Josep Antoni Durán y Lleida.

De momento, el gobierno y el grupo  que le sustenta han perdido la votación en el Congreso, cuando el PP pidió rebajar un 25 por ciento el número de altos cargos. Esperemos acontecimientos.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Madridiario

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.