www.madridiario.es
Viviendas protegidas en la tercera fase

Viviendas protegidas en la tercera fase

jueves 15 de julio de 2010, 00:00h
El desarrollo urbanístico del Ensanche Sur de Alcorcón es ya una realidad. Estos días, muchos jóvenes de la localidad están recibiendo las llaves de su vivienda de protección, correspondientes a las primeras cinco parcelas de la tercera fase de este proyecto. Todos ellos preparan con ilusión su mudanza a este nuevo barrio, que apuesta por el desarrollo sostenible.
Patricia Peral acaba de recibir las llaves de su piso en el Ensanche Sur, al que espera mudarse en breve, y es que es "profesora en un colegio de aquí al lado". Todavía no se cree la suerte que ha tenido. "Eché la solicitud para el segundo sorteo que hubo y me tocó. Y desde el sorteo tan sólo han pasado poco más de dos años y medio. Además, el piso está muy bien rematado", cuenta a Madridiario la afortunada.

Como ella, muchos otros jóvenes de la localidad están haciendo ahora las maletas para mudarse a una de las 3.254 viviendas que ya se han entregado en este desarrollo urbanístico, "uno de los más importantes de España", como afirma orgulloso el alcalde, Enrique Cascallana, con un total de 7.000 viviendas públicas de calidad y a precios asequibles.

Pero no son los únicos pisos protegidos en este barrio, que sólo ha necesitado cinco años para dejar de ser una entelequia. Y es que el 85 por ciento del Ensanche Sur es de protección. En total, la Empresa Municipal de Gestión Inmobiliaria de Alcorcón (EMGIASA) promoverá 5.891 viviendas de estas características.

El Ensanche Sur se ha desarrollado en tres fases. Las viviendas de las dos primeras fases se entregaron durante los cinco primeros meses del año. Durante estos días EMGIASA ha hecho entrega de 565 viviendas correspondientes a las primeras cinco parcelas de la tercera fase. Esta construcción asciende a más de 64 millones de euros y han trabajado en ella 935 personas.

Ahora tan sólo quedarían por desarrollar las viviendas libres y las de la Comunidad de Madrid. Además, hay una parcela reservada para el SEPES para pisos en alquiler para jóvenes. Según previsiones del Ayuntamiento, en este nuevo desarrollo llegarán a vivir unas 30.000 personas.

Otra de las características del Ensanche Sur es que el tres por ciento de las viviendas se han reservado para discapacitados y mayores. "En los sorteos, se cubrió la demanda de este colectivo, por lo que los pisos que sobraron se han destinado al Plan Permuta", señala la concejala de Vivienda, Tatiana Ercorlanese.

Un barrio sostenible
Las viviendas, que tienen entre 90 y 100 metros cuadrados útiles, tres dormitorios, una plaza de garaje y trastero, y con unos precios que oscilan entre los 113.000 y 123.000 euros, están construidas con criterios bioclimáticos que permiten el uso de energías renovables, lo que supone un ahorro energético de 500 euros al año por vivienda.

Todos los edificios tienen placas solares que permiten calentar el agua que es centralizada al igual que la calefacción. Además, se ha incrementado el nivel de aislamiento para evitar pérdidas de calor. Los pisos tienen doble orientación para facilitar la ventilación y el 80 por ciento de los salones tienen orientación sur.

El diseño del barrio se ha basado también en el desarrollo sostenible, con amplias zonas verdes. De hecho, suponen el 25 por ciento de la superficie del desarrollo, más del doble que en otras zonas de Alcorcón. "Se plantarán 20.000 árboles y 240.000 arbustos. También habrá un parque perimetral junto a la M-50 para hacer de pantalla acústica  y otro parque central", asegura la concejala de Vivienda.

Además, dispone de 288 islas ecológicas destinadas a la recogida de los residuos y cuenta con nueve kilómetros de carril bici. Y será un barrio con amplias avenidas, plazas y viales peatonales.

Todos los jóvenes con piso
Al contrario de lo que está pasando en otros municipios con vivienda protegida en la que algunos adjudicatarios han tenido que renunciar a ella ante la imposibilidad de conseguir las hipotecas, en Alcorcón no está habiendo problemas. "Gracias a las políticas de fomento de la vivienda pública no existe ni un sólo joven en la localidad que tenga que irse por falta de medios económicos para adquirir una vivienda", comenta.

En ese sentido, "es una apuesta municipal el garantizar que ningún joven que pudiendo pagar, pero al que el banco no le concede la hipoteca, se quede sin su vivienda", afirma rotunda Ercorlanese y añade: "Si el banco dice que no, pero EMGIASA ve que sí que puede seguir pagando, la solución que hemos alcanzado es que los adjudicatarios paguen a EMGIASA y EMGIASA paga al banco. Además, son préstamos conveniados con un tipo de interés fijo".
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios