www.madridiario.es
El tradicional Manteo de Pelele de Pozuelo reunió a unas 500 personas

El tradicional Manteo de Pelele de Pozuelo reunió a unas 500 personas

lunes 25 de enero de 2010, 00:00h
Como cada año y coincidiendo con la festividad de San Sebastián, Pozuelo de Alarcón celebró el tradicional Manteo de Pelele. La Plaza de la Coronación acogió en esta edición a más de 500 vecinos del municipio. Posteriormente se celebró la tirada de naranjas y caramelos para todos los niños asistentes, en esta ocasión por cortesía de la Hermandad de San Sebastián.
El alcalde de la localidad, Gonzalo Aguado, acompañado por la concejal de Participación, Carmen Hurtado, así como por otros miembros de la Corporación Municipal, inició la jornada festiva con su asistencia a la Misa en honor a San Sebastián. Esta Hermandad, de larga tradición en el municipio, y compuesta por unos 100 miembros, venera a principios de cada año a su patrón, también conocido como el del buen entierro.

Tras la misa solemne, el Santo desfiló en procesión por las calles céntricas del pueblo, engalanado en hojas de laurel, naranjas y caridades (un pan hecho a base de agua, harina y anís). La Hermandad repartió unos 500 panes o caridades entre sus miembros, tal y como marca la costumbre.

Por la tarde, el alcalde y el resto de la corporación asistieron al tradicional Manteo del Pelele, una actividad que sólo se mantiene viva en el municipio. “Desde el Ayuntamiento debemos apoyar este tipo de celebraciones para que nos pierdan en el tiempo puesto que son el conducto para vincular a la gente con su historia”, afirma el alcalde. Además, de esta forma se abarcan tres áreas importantes como la educativa, la cultural y la participativa.

Antigua tradición
En cuanto al manteo del pelele, es una de las tradiciones más antiguas de Pozuelo. Está vinculada a la festividad de San Sebastián que viene celebrándose en nuestra localidad todos los 20 de enero desde el siglo XVI, época en que se crea la Cofradía dedicada a este santo mártir. Los cofrades, todos hombres, asistían a los cultos de misa y procesión antes de celebrar a su santo degustando las tradicionales Caridades y paseando su alegría por las calles al son de la música y al calor del buen vino.

Las mujeres por su parte festejaban a su manera no solo a San Sebastián, sino el natural alargamiento de los días y el vislumbrar de una ya próxima primavera. Se enrolaban entonces en un juego pícaro y carnavalesco que tenía por protagonista un monigote hecho de trapos viejos al cuál denominaban “pelele” y que no era otra cosa que la representación bufa del hombre soltero. Las mujeres se reunían en diferentes barrios o corrales de la localidad y allí manteaban al pelele mientras cantaban canciones llenas de ironía y picardía.

El Pelele en la historia
Esta fiesta debió de estar muy extendida en el Madrid del XVIII dado que el pintor genial, Don Francisco de Goya, tuvo el encargo de representarlo en uno de sus famosos cartones para tapices. En Pozuelo se mantuvo con arraigo hasta el estallido de la guerra civil, recuperándose después de la contienda pero con menor participación.

A finales de los 60, el manteo del pelele quedó en el olvido, aunque prosiguieron los actos de culto a San Sebastián. A principios de los noventa la Asociación Cultural La Poza se propuso recuperar y fomentar las tradiciones ancestrales de Pozuelo de Alarcón. Una de las fiestas que recupera es ésta, la cual viene desde entonces realizándose en la Plaza de la Coronación en el mismo día o en los días próximos a la celebración de San Sebastián, participando en la celebración activamente mujeres, hombres y sobre todo, muchos niños de la localidad.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios