www.madridiario.es
Zapatero: suspenso en cultura

Zapatero: suspenso en cultura

Por Álvaro Ballarín
viernes 15 de enero de 2010, 00:00h
En Moncloa andan preocupados estos días tratando de comprender el escaso respaldo que recibe el PSOE en las últimas encuestas -como si su desastrosa gestión económica no fuera suficiente para explicarlo-. No ha debido gustarles lo que se han encontrado: por un lado, el rechazo frontal de internautas y blogueros a Zapatero, y por otro, el inesperado hartazgo, cada vez más elocuente, del mundo de la cultura, a quienes hasta ahora consideraban sus aliados naturales.

Y es que todavía hay muchos que asocian la cultura con la izquierda; pero la realidad es que la izquierda no tiene discurso: vive de rentas que no son suyas, esto es, se aprovecha de la proximidad ideológica de algunos artistas, a los que utiliza cuando le viene bien, buscando la rentabilidad de su fuerza mediática. En esta clave y no en otra hay que entender el nombramiento de Ángeles González Sinde como ministra.

Sin embargo, el hecho de que el PSOE no tenga interés en la cultura no significa que no tenga intereses; sí que los tiene, aunque son exclusivamente electorales. Lo hemos podido ver recientemente con sus continuos cambios de posición en relación a Internet y la protección de la propiedad intelectual. Lo primero que hizo fue incluir en su Ley de Economía Sostenible el cierre de sitios de Internet por intervención administrativa para proteger los derechos de autor y la propiedad intelectual, que favorecía a los artistas. Luego, viendo que esto provocaba la indignación de los internautas, rectificó y suprimió el cierre de páginas Web cuando cayó en la cuenta de que éstos suponen un número muy importante de votos (para Zapatero las ideas son buenas o malas en función del número de votos que tienen detrás). Por último, con la contrarrectificación que permite el cierre inmediato de páginas Web con autorización judicial, ha intentado contentar a internautas y artistas. Al final, lo único que ha conseguido es irritar a todos.

Zapatero ha puesto de manifiesto que no le importan ni la libertad de expresión ni los derechos de autor; ni siquiera le importa la cultura: Zapatero no entiende la cultura de otra forma que no sea una foto con los artistas, porque lo único que le importa es ganar elecciones. Que Zapatero suspende en cultura es algo que muchos ya sabíamos; no ha hecho nada importante en 5 años. Pero ahora los artistas, que en su día le apoyaron con su mejor intención, empiezan a suspenderlo también, y con rotundidad. A Zapatero le daba igual el suspenso mientras tuviera la foto. Pues bien, ahora tiene el suspenso y además se ha quedado sin foto.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios