www.madridiario.es
La crisis aprieta: se disparan las peticiones de renta mínima

La crisis aprieta: se disparan las peticiones de renta mínima

martes 31 de marzo de 2009, 00:00h
En abril, la Consejería de Familia y Asuntos Sociales anunció que estaba recibiendo mil solicitudes mensuales de Renta Mínima de Inserción, una prestación para familias que no tienen ningún ingreso. Un año antes, solo se recibían unas 300 peticiones al mes. Aunque las peticiones se estabilizaron en el segundo semestre -en diciembre hubo 474 peticiones- la Comunidad prevé que el año que viene los beneficiarios subirán un 19 por ciento.
Durante 2009, más madrileños se vieron en la tesitura de solicitar la Renta Mínima de Inserción (RMI) para ingresar un poco de dinero al mes. En el primer trimestre del año, las peticiones se llegaron a multiplicar por 2,5 respecto al mismo período del año anterior, según avanzó la consejera de Familia y Asuntos Sociales, Engracia Hidalgo.

Así, unos mil madrileños se acercaron cada mes a la Consejería para tramitar esta prestación. Se trata de una prestación de entre 370 y 527,24 euros -dependiendo del número de personas que componen la unidad familiar- cuya duración es indefinida mientras el perceptor siga cumpliendo los requisitos. A saber,: que tenga ingresos inferiores a la pensión no contributiva de la Seguridad Social, un patrimonio inferior a 22.000 euros -sin contar con la vivienda habitua- y lleve 12 meses, como mínimo, empadronado en la región.

Menores de 25 años
Para acceder a esta prestación hay que tener entre 25 y 65 años, aunque hay excepciones. Así, pueden acceder a la RMI los menores de 25 siempre que tengan personas a su cargo, hayan estado tutelados por la Comunidad de Madrid, sean huérfanos o se encuentren en situación de exclusión social grave. El 6,40 por ciento de los perceptores de la RMI en 2008 reunían estas características.

Por otro lado, en 2008 se denegaron 780 solicitudes, bien porque los solicitantes tuvieran ingresos superiores al umbral de renta necesario para percibir la RMI (72 por ciento), bien por no estar empadronados en la Comunidad durante los 12 meses anteriores a la solicitud.

Meses más tarde, la portavoz socialista de Familia y Asuntos Sociales en la Asamblea, Pilar Sánchez Acera, apuntó, en una entrevista para Madridiario, que esta ayuda "debería estar integrada en un plan de lucha contra la exclusión social, pero la Comunidad lleva desde 2006 sin tener uno". Además, en referencia a las peticiones, criticó que "aquí pasa algo raro si suben tanto las solicitudes pero no las concesiones. Si los baremos para concederlas son de hace 10 años, habrá que adaptarlos a la situación que hay ahora. Además, quizá convendría ampliarla para personas en riesgo de exclusión; por ejemplo, para familias que tengan que pagar una hipoteca y los dos cónyuges se hayan quedado en el paro. A lo mejor esas familias no cumplen los requisitos para obtener la Renta Mínima, pero necesitan una ayuda", apuntó.

Previsiones al alza para 2010
Cuando llegó el momento de elaborar los presupuestos para 2010, la Comunidad decidió incrementar un 10 por ciento el presupuesto -las previsiones hablaban de incrementos de solicitantes de hasta el 19 por ciento- lo que permitirá alcanzar los 12.500 beneficiarios.

La Renta Mínima de Inserción (RMI) está concebida como una ayuda temporal para salir de un bache económico. Por eso, recordó Hidalgo, suele ir acompañada de la participación en programas de inserción laboral. Según la consejera, el hecho de que en la capital se concentre la mayor parte de las personas sin hogar de la región —colectivo más cronificado— determina que sea aquí donde se localice el mayor número de personas que perciben la RMI desde hace más de cinco años. Por contra, en las zonas rurales se concentran más personas que disfrutan de esta ayuda durante menos tiempo.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios