www.madridiario.es
La 'Operación Chamartín' da su primer paso

La 'Operación Chamartín' da su primer paso

Por Enrique Villalba
jueves 05 de noviembre de 2009, 00:00h
El Ayuntamiento de Madrid ha aprobado inicialmente el Plan Parcial de Prolongación del Paseo de la Castellana. Se trata del 'cogollo' de la 'Operación Chamartín' donde se ubicará la ciudad financiera de la capital.
El Plan incorpora mejoras sobre la propuesta de 2004. Se han equilibrado el reparto de los costes de las infraestructuras de movilidad y servicios, lo que ha supuesto un ahorro de 300 millones de euros en costes respecto a lo previsto inicialmente. En total, el proyecto tendrá un coste aproximado de 11.000 millones, de los que 4.300 corresponden a urbanización e infraestructuras (1.900 por parte de los propietarios, 1.000 por Fomento y 1.400 por la del Ayuntamiento), y 6.800 a edificación. La parte más importante se realizará en la primera fase (2011-2014).

El proyecto saldrá a información pública durante un mes y se aprobará de forma definitiva en 2010. En 2011 comenzarán los trabajos, que se desarrollarán durante 12 años.

Se va a trabajar en un ámbito de 312 hectáreas desde el nudo norte hasta la M-40. La nueva Castellana supone el eje vertebrador del proyecto. 2,6 kilómetros de longitud y una sección de 83 metros entre calzadas (10 carriles separados), bulevares (con zonas peatonales ajardinadas, dos carriles bus) y espacio peatonal (6 metros de aceras a cada lado y aparcamientos en superficie). También se construirá una gran plaza central, cuatro ejes trasversales este-oeste, cuatro grandes complejos de rascacielos de oficinas y dos áreas de equipamientos, usos comerciales y residenciales dispersos.

Rascacielos ecológicos
El complejo de rascacielos se une a los entornos de negocios desarrollados en los últimos años (área de las cuatro torres, el centro internacional de convenciones, la futura sede del BBVA y el distrito C de Telefónica). Estos edificios tendrán que cumplir criterios medioambientalmente responsables a nivel individual y colectivo (refrigeración, roeintación, volumetría, reciclaje de aguas grises -730.000 metros cúbicos de ahorro anual- e instalaciones).

Una operación de estra magnitud necesita una integración consecuente en el desarrollo urbano. Por eso, el plan establece un equilibrio de usos: el 47 por ciento serán terciarios (1,2 millones de metros cuadrados, más 165.000 de uso hotelero y otros tantos de comercial), otro 50 por ciento residenciales y el 3 por ciento para el resto. El 17 por ciento del terreno se dedicará a parcelas privadas (547.212 metros cuadrados), otro 17 por ciento a zonas verdes (541.764 metros cuadrados) y un 10 por ciento de equipamientos públicos (305.209 metros). 708.705 metros cuadrados serán parcelas de uso ferroviario y 1.017.768 metros de viario público.

En el aspecto residencial se construirán 17.000 viviendas, de las que 4.000 serán de protección pública (la promoción se reparte de la siguiente manera: 1.315 al Ayuntamiento, 739 a la Comunidad y 1.946 al Ministerio de Fomento a través de Adif-Renfe). En cuanto a equipamientos, destaca la creación de un parque de 130.000 metros cuadrados situado al norte de la estación de Chamartín. De este partirá un gran bulevar ajardinado hasta la zona de terciario que se localizará en la glorieta de Herrera Oria.

El by-pass norte
La prolongación permitirá llevar a cabo el cierre de la M-30 por el norte con la construcción de un by-pass de unión entre Pío XII y la A-1 similar al ya construido en la zona sur de la circunvalación (es decir, un paso que tendrá ramales subterráneos por Monforte de Lemos-Avenida de San Luis y Pío XII-Sinesio Delgado). Costará 1.400 millones  y existe el compromiso de que entre en funcionamiento antes de que entre en funcionamiento el ámbito (probablemente, para la próxima legislatura). También se prolongará la Línea 10 en 4,2 kilómetros y cinco nuevas estaciones.

Se conectarán ambos lados del paseo de la Castellana con cuatro ejes transversales este-oeste (en superficie: vía de unión de los Paus, Herrera Oria-Las Tablas; subterráneas: by-pass en Monforte de Lemos y entre Tres Olivos y Las Tablas). Se cubrirán 600.000 metros cuadrados de superficie ocupados por vías de ferrocarril. El Nudo de Fuencarral unirá M-40, M-607, M-603 y M-607. El coste de estas obras ascenderá a 1.900 millones.

El Ministerio de Fomento y Adif remodelarán y ampliarán la estación de Chamartín, y construirán dos nuevas estaciones de Cercanías que se unirán al túnel de la risa y la conexión con el aeropuerto de Barajas. También realizarán una protección acústica del tráfico ferroviario. La inversión rondará los 1.000 millones de euros.

Ahorro de tiempo
Con estas acciones, el 75 por ciento de la población y del empleo se localizarán a menos de 300 metros de una estación de Metro y Cercanías, y alrededor del 95 por ciento a menos de 500 metros. Esto supondrá en 2025 un ahorro de 9 millones de horas y de 107 millones de euros a los ciudadanos. También se creará una red interior de movilidad ciclista de 22 kilómetros, dentro del marco del Plan Director de Movilidad Ciclista.

Este desarrollo creará 20.000 puestos de trabajo medios (9.800 directos y 10.200 indirectos) mantenidos durante 12 años. En la primera etapa esta cantidad aumentará hasta los 25.000 anuales. Una vez finalizado el proyecto, en el ámbito residirán 52.000 personas y trabajarán otras 88.000.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios