www.madridiario.es
Crítica teatral.- 'Shadow Land': un soplo de magia

Crítica teatral.- "Shadow Land": un soplo de magia

lunes 21 de septiembre de 2009, 00:00h
“Pilobolus” es una veterana compañía que fundó Moses Pendleton hace casi cuarenta años. Sus creaciones audiovisuales dan la vuelta al mundo constantemente. Ahora recala en Madrid, en el teatro Nuevo Apolo, con “Shadow land”, seguramente el espectáculo más hermoso que se puede ver actualmente.
Como en el cuento de Alicia, la joven protagonista se sumerge soñando en un mundo, no a través del espejo, lleno de fantasía y poesía. Es la tierra de las sombras, poblada por seres mitológicos y humanos desaprensivos. La prodigiosa Molly Gawler conduce al público por una sesión mágica e inolvidable.

Sombras chinescas
"Shadow land" se basa en el antiquísimo arte de las sombras chinescas. Parece que nacieron en Java hace más de cinco mil años. Ellas fueron el fundamento del cinematógrafo. Hoy, en la era Pixar, el sencillo juego de proyectar sombras sobre un lienzo trae un soplo de magia a los escenarios. Nueve artistas, de cuerpos espectaculares, manejan toda la tramoya y se transforman, ante el foco de luz, en elefantes, perros, cangrejos, coches o minotauros. Las imágenes son deslumbrantes y, además, cuentan una hermosa historia. No es menos atractiva la banda sonora de David Poe. Las horas de trabajo que debe llevar este montaje son incalculables. Pero el resultado es perfecto.

Ficción y realidad
Intercaladas entre las historias de sombras, aparecen varias coreografías etéreas, divertidas. Los mismos artistas que se han convertido en personajes de sombra, recobran la condición humana para bailar con delicadeza y energía. La mezcla de ambos mundos resulta absolutamente natural. No es extraño que, al terminar la función, el público les aclame. Les recomendamos que se sumerjan en este mundo de sombras. Volverán de él transfigurados.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios