www.madridiario.es

Zabía pone la primera piedra de la mayor planta de escombros de la Comunidad

Arganda dice adiós al último vertedero de neumáticos de la región

Arganda dice adiós al último vertedero de neumáticos de la región

miércoles 11 de abril de 2007, 00:00h
La Comunidad de Madrid ha puesto fin al último vertedero de neumáticos de la región, "un foco de degradación, basura y peligro" para los vecinos de Arganda del Rey, según su alcalde, Ginés López. Sobre los terrenos que ocupaba, la Consejería de Medio Ambiente va a construir la mayor planta de tratamiento de escombros de la región, con capacidad para gestionar cada año 450.000 toneladas de restos de construcción y demolición.
Mariano Zabía coloca la primera piedraArganda del Rey ha dicho adiós a su ya histórico vertedero de neumáticos, que ocupaba 7,5 hectáreas de terreno municipal y que era el único basurero legal de  ruedas en la región. A partir de ahora, dará paso a una pequeña zona verde y, a una gran planta de tratamiento de escombros, que se construirá sobre buena parte de los terrenos donde se amontonaban los neumáticos.

El consejero de Medio Ambiente, Mariano Zabía, ha colocado la primera piedra de esta instalación que, junto con las de Navalcarnero y El Molar gestionará un millón de toneladas de residuos de obras cada año, "con lo que tenemos resuelto el problema de los residuos de construcción y demolición en la Comunidad", ha asegurado Zabía.

El director gerente de Gedesma explica al consejero cómo será la nueva planta Con la creación de la planta de arganda del Rey la Consejería aborda dos tareas complementarias y muy importantes para el Medio Ambiente, según su responsable, como son el sellado del viejo vertedero de neumáticos "que estaba deteriorando el paisaje y el entorno", además de dar salida a los restos de construcción y demolición, con la puesta en marcha de la mayor planta de tratamiento de escombros de Madrid.

Estará aquí, sobre buena parte de los terrenos que ocupaba el vertedero y permitirá gestionar cada año 450.000 toneladas, 50.000 más que la de Navalcarnero, que funciona desde el 2005. el 90 por ciento de estos residuos, ya tratados, podrá ser reutilizado en la construcción de carreteras o la fabricación de hormigones.

La nueva planta, que dará servicio a las poblaciones del sureste y este de la región a partir de principios de 2008, según fuentes de Gedesma, incluye la instalación de una instalación solar fotovoltaica que producirá el 20 por ciento del consumo energético de la planta.

Sellado y restauración
El vertedero se encuentra situado en una antigua cantera de caliza y empezó a ser explotado en 1992 para la gestión y tratamiento de residuos intertes y neumáticos. Once años después dejó de tratar residuos, aunque continuó recibiendo neumáticos usados como estación de transferencia temporal. Con su sellado y restauración se pone fin a este tipo de vertederos, y a partir de ahora todos los neumáticos serán responsabilidad de un gestor especializado que los tratará en una futura planta.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios