www.madridiario.es
Cobo: 'El cartel de Serrano no pretende intimidar'

Cobo: "El cartel de Serrano no pretende intimidar"

Por Enrique Villalba
jueves 16 de julio de 2009, 00:00h
Este jueves se encendió de nuevo la bronca entre la Comunidad de Madrid y el Ayuntamiento por la paralización voluntaria de las obras de Serrano. El vicealcalde de Madrid, Manuel Cobo, ha intentado capear el temporal explicando que el cartel informativo de dicho parón no tenía intención maliciosa. Esperanza Aguirre asegura que no es muy elegante mandar ese tipo de mensajes.

El vicealcalde de Madrid, Manuel Cobo, aseveró este jueves que con el cartel en la calle Serrano que informa sobre la suspensión temporal de las obras "nadie quiere intimidar, ni echar la culpa a nadie", ya que únicamente informa de la situación, después de haberse encontrado en la zona diversos restos arqueológicos.
La mano derecha de Ruiz-Gallardón indicó que no se trata de "intimidar ni echar la culpa a nadie", ya que el cartel sólo informa de la situación, que implica, como ya adelantó Madridiario, la paralización parcial de las obras de construcción de tres aparcamientos subterráneos para residentes en la calle Serrano.

Y aunque el edil apela al literal del cartel, que no dice que se hayan paralizado las obras por mandato regional, la presidenta de la Comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre, ha preferido hablar de la interpretación que pueden dar quienes no lean con atención el panel ubicado en ambos lados del tercer tramo de obras de la calle.

"No me parece muy elegante eso de decir 'para las obras la Comunidad de Madrid', porque las obras no las ha parado la Comunidad de Madrid, lo que ha dicho es que se preserven los restos arqueológicos", explicó Aguirre. "No hay ningún parón -indicó la presidenta-, lo que sí hay es que se han descubierto restos arqueológicos importantes que la empresa constructora tiene que proteger". Y en este sentido, la presidenta ha cargado las tintas sobre la presión que se pretende ejercer contra el Gobierno regional: "La empresa constructora nos quiere, a lo mejor, no voy a decir 'chantajear', pero nos quiere amenazar con echarnos en contra a los vecinos y comerciantes, pero nosotros no paramos las obras, las obras no tienen que pararse", declaró.

Restos arqueológicos
Cobo explica que la intención de ambas administraciones es, seguramente, la de que este problema se resuelva lo antes posible para no crear más molestias a los ciudadanos. En este sentido, aseguró que la intervención municipal se basará en tres ejes: la actuación arqueológica, la conclusión de las obras y la información a los ciudadanos.

En la construcción de los tres aparcamientos en Serrano se han encontrado hasta el momento dos restos arqueológicos. El primero corresponde a lo que podría ser la cerca de Felipe IV y el segundo es una construcción hidráulica del siglo XVI. La propuesta final de los arqueólogos fue mantener la cerca donde está en vez de trasladarla por su frágil estado, según fuentes regionales. Cobo explica que se podría trasladar porque hay medios técnicos para ello pero que, como se ha decidido mantener 'in situ', ahora hay que trabajar con una estructura arqueológica que está situada de forma transversal a la calle. Esa decisión conlleva la modificación y retranqueo del proyecto inicial de uno de los tres aparcamientos. En todo caso, Aguirre asegura que no se van a poder construir todas las plazas del aparcamiento.

En cuanto a la construcción hidráulica, Cobo explicó que primero hay que conocer las características de esos restos y, en función de eso, adoptar las medidas de conservación que determine la Comunidad, que implicarían en traslado o no. Esas directrices marcadas por el Gobierno regional "impiden proseguir con el tercer aparcamiento y las obras se tienen que suspender" como medida de previsión por si la decisión autonómica fuera mantener los restos en el lugar en el que se han encontrado. Cobo aseveró que el objetivo del Ayuntamiento de Madrid y, "seguro que también de la Comunidad", es terminar las obras en el menor tiempo posible y preservar el patrimonio en las mejores condiciones.

Comerciantes perjudicados
Los vecinos y comerciantes de la calle de Serrano, en el tramo que se encuentra entre la calle Jorge Juan y la Plaza de la Independencia, están indignados por no saber cuánto tiempo van a durar finalmente las obras de remodelación tras el descubrimiento de los restos arqueológicos.

La mayoría de los comerciantes de la zona afirma que nadie, ni el Ayuntamiento ni la Comunidad, se ha puesto en contacto con ellos para informarles de la paralización de las obras. Todos admiten que el número de ventas y clientes ha descendido con motivo del levantamiento de las aceras y los cortes de carriles porque los compradores no pueden trasladarse hasta Serrano en coche y "el tráfico es horrible", afirma el vendedor de Castañer.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+
0 comentarios