www.madridiario.es
El puente que unió Colmenar del Arroyo

El puente que unió Colmenar del Arroyo

Por Mª Carmen Cruz Martín
martes 21 de julio de 2009, 00:00h
Las obras siempre suelen ser para mejorar un municipio y si no que se lo digan a los vecinos de Colmenar del Arroyo, donde gracias al PRISMA, el municipio ya no está divivido en dos por culpa de su arroyo. Y es que el nuevo puente que ha traido el PRISMA ha unido más al pueblo.
Colmenar del Arroyo, un municipio del oeste del región a 50 kilómetros de la capital, debe su apellido precisamente al arroyo Corralizo que lo atraviesa. "El municipio ha estado partido y sólo a través de los dos puentes románicos era posible pasar de un lado a otro", explica a Madridiario la primera teniente de alcalde, Belen Barbero.

Durante siglos no ha sido posible cruzar el arroyo en vehículo. Sin embargo, todo cambió hace unos meses cuando se inauguró un puente de ocho metros de ancho, que imita la arquitectura medieval, por el que pueden circular coches y peatones.

"Aunque el puente ya existía, estaba cerrado al paso porque era muy peligroso", señala el director general de Cooperación con la Administración Local, Jaime González Taboada. Gracias al Plan Regional de Inversiones y Servicios de la Comunidad de Madrid, más conocido como Plan PRISMA, se ha recuperado y se ha hecho transitable con una inversión de 250.885 euros. "Este puente es la infraestructura que más servicio está dando al municipio", asegura Belen Barbero.

Pero no es la única inversión del PRISMA en Colmenar del Arroyo. Como apunta la primera teniente de alcalde, "desde que se puso en marcha este plan el pueblo ha cambiado mucho para bien. No quiere decir que antes no tuviéramos determinadas infraestructuras, pero si es cierto que las hemos acrecentado o mejorado".

Con el último Plan PRISMA 2006-2007, se rehabilitado el edificio anexo del Ayuntamiento, con una inversión de 250.597 euros. "Con este Plan hemos construido un salón de Plenos que no teníamos en el Consistorio, que, por cierto, se rehabilitó con el anterior PRISMA porque teníamos un edificio antiguo de los años 70, nada funcional. Ahora, en cambio, tenemos un edificio que puede competir con el de cualquier municipio grande".

Además, también ha mejorado el polideportivo con los 226.823 euros de inversión regional. Así, es posible disfrutar de los partidos de fútbol sentados en el nuevo graderío que se ha construido y ya no es problema la iluminación en invierno con unos focos muy potentes que se han instalado.

Asimismo, nueve calles de Colmenar del Arroyo presentan un aspecto diferente con los 467.598 euros que se han destinado a esta actuación. Asi, las vías tienen adoquinado nuevo, bonitas farolas y desagües para evitar que se inunden.

Un plan para mejorar municipios
Las inversiones regionales en Colmenar del Arroyo no han terminado aún. La Comunidad ya ha puesto en marcha el nuevo Plan PRISMA 2008-2011, con el que este municipio pretende "terminar de arreglar las calles del casco antiguo del municipio, cubrir la pista de baloncesto para hacer un polideportivo cubierto y hacer un tanatorio nuevo porque el antiguo se nos ha quedado pequeño", avanza Barbero. Y es que el municipio ha ido creciendo en los últimos años hasta tener 1.372 habitantes censados.

Pero Colmenar del Arroyo no es la única localidad que se beneficia de estas ayudas regionales. Con el PRISMA 2006-2007, 177 municipios mejoraron equipamientos o construyeron infraestructuras nuevas. En total, la Consejería de Presidencia, Justicia e Interior invirtió 300 millones de euros.

Para el próximo Plan, los municipios ya están presentando sus proyectos para poder optar a la financiación regional. De momento, ya hay 400 peticiones realizadas y se espera que puedan llegar a las 900. El PRISMA 2008-2011 se ha dotado con 700 millones de euros.

"A través del Plan se quiere generar calidad de vida para los ciudadanos, dotando a sus localidades de infraestructuras básicas para el día a día, como polideportivos, centros cívicos y culturales, bibliotecas, centros de salud, parques, asfaltado, entre otras, a la vez que se intenta conseguir el reequilibrio territorial", advierte Taboada. En definitiva, con el PRISMA "construimos lo que los municipios nos demandan", añade.

Como principal novedad de este año, los ayuntamientos podrán destinar hasta el 25 por ciento del dinero del PRISMA a gastos corrientes. Hasta ahora sólo se podía destinar el 10 por ciento, un cambio que se debe a la crisis y a que hay muchos consistorios que lo están pasando mal.

Desde que empezara a funcionar este plan en el año 1997 -acaba de comenzar el quinto plan PRISMA-, se han realizado más de 7.500 obras en toda la región. Tan sólo la capital, Madrid, no está incluida en estas ayudas.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios