www.madridiario.es

Mil afortunados resultan adjudicatarios de otras tantas viviendas del Plan Joven en Tres Cantos

¡Mami, me ha tocado!

¡Mami, me ha tocado!

martes 20 de marzo de 2007, 00:00h

A los saltos, gritos y abrazos sigue una irresistible llamada al móvil para comunicar la gran noticia: "¡Mami, me ha tocado!" o "Hijo, ya tienes piso". Son algunas de las  frases de alegría que se han escuchado esta mañana en el Polideportivo La Luz de Tres Cantos, donde unas 2.500 personas han asistido al sorteo de mil viviendas del Plan Joven de la Comunidad de Madrid en este municipio.

La madre de Elisa llora de emociónHa sido el mayor sorteo de pisos del Plan Joven celebrados hasta la fecha y le ha tocado a Tres Cantos. Nada menos que mil viviendas para menores de 35 con alquileres que no sobrepasarán los 410 euros y, lo mejor de todo, con opción a compra al cabo de siete años a un precio de 120.000 euros. "¡Un chollo!", decían algunos, o "¡lo que deberían costar las casas normales!", aseguraban otros. Más de 2.000 aspirantes de los 4.000 que habían solicitado una de estas viviendas se han dado cita en el Polideportivo La Luz de Tres Cantos. Entre ellos, madres y padres nerviosos que aguardaban el momento de ver el nombre de sus hijos en la pantalla.

Manuel y Bárbara no pueden ocultar su alegríaEl bombo virtual, un sistema informático que selecciona automáticamente a los adjudicatarios, ha empezado a poner uno tras otro a los asistentes en pie. Los más espontáneos lo han celebrado con gritos de alegría, abrazos y saltos, levantando los brazos con un "!sí!". A otros, la impresión sólo les ha permitido aguardar un silencio emocionado al que han seguido las lágrimas. Así le ha ocurrido a la madre de Elisa Isabel Garrido, una de las primeras afortunadas de esta mañana que no estaba presente en el sorteo. Entre lágrimas y sollozos ha alcanzado a explicar los dos penosos años que ha pasado Elisa. "Echamos la solicitud el último día y ahora, fíjate, ella se lo merece tanto...".

Una madre ocultaba su rostro emocionadoElisa tiene 32 años pero la mayoría de los candidatos que estaban presentes en este sorteo eran mucho más jóvenes, como Gerardo Ayer, de 22, Manuel Navarro, de 19, Aránzazu Sánchez, de 24 o Laura, melliza de Tamara y que con 18 años recién cumplidos ya presume de tener casa propia. Ambas estudian segundo de Bachillerato y decidieron a apuntarse al Plan Joven respaldadas por su madre, que las acompañaba hoy. Sólo una de ellas ha tenido suerte pero ya es bastante. "Cuando nos den el piso, en cuatro o seis años, ya ganaré mi propio sueldo y podré pagar el alquiler, estoy muy contenta".

Manuel y Bárbara se han fundido en un largo abrazo cuando han oído el nombre de él. "Esto es increíble, tenemos una casa". Su celebración era por partida doble, porque a la hermana de Bárbara también le ha correspondido un piso. Mientras el Director General de Arquitectura y Vivienda, Juan Blasco, anunciaba en público los nombres de los adjudicatarios en el graderío se oían aplausos, gritos o incluso grupos de amigos que celebraban juntos la noticia con abrazos y apretones de manos. "¡Tío, a tí también, Dios, vamos a ser vecinos!", se podía escuchar.

Concluida la fiesta la algarabía ha apaciguado los ánimos para hacerse la foto con el consejero de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio, Mariano Zabía, que los ha felicitado a todos ellos. Caras largas entre los que se han quedado fuera. "¡Espero que nos den otra oportunidad para volver a intentarlo", decían. Con este sorteo la Consejería supera los 7.000 pisos del Plan Joven, adjucados en 22 municipios diferentes de la región.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios