www.madridiario.es

Le acusan de romper el pacto en la comisión de control

El conflicto de Caja Madrid no se acaba: presiones para que Serrano dimita

El conflicto de Caja Madrid no se acaba: presiones para que Serrano dimita

miércoles 15 de abril de 2009, 00:00h
Caja Madrid no logra volver a la normalidad a pesar de los pactos. El 'gallardonista' Fernando Serrano, que este martes volvió a participar en las reuniones de la comisión de control gracias al Tribunal Superior de Justicia de Madrid, está recibiendo presiones para que abandone la presidencia del órgano fundamental, según las fuentes consultadas por Madridiario.
Serrano fue repuesto en la comisión por el TSJM al considerar que la suspensión impuesta por la Consejería de Economía no estaba justificada. El consejero Antonio Beteta cumplió con la orden judicial pero advirtiendo al hombre de Alberto Ruiz-Gallardón que no se le reconocía como presidente de la comisión, cargo para el que fue nombrado en plena lucha de poder con Esperanza Aguirre. Este martes, como informó este digital, Serrano se presentó a la reunión de la Comisión y, saltándose el veto, se negó a abandonar la presidencia, con la consecuente vuelta a la pelea.

Este miércoles, la propia Consejería y los sindicatos CCOO y UGT han repetido a Serrano que abandone para no quebrar el pacto de estabilidad suscrito entre 'aguirristas', el Partido Socialista de Madrid y el sindicato UGT, un acuerdo el de la dimisión de Pablo Abejas que al único al que no parece gustar es al Ayuntamiento de Madrid.

¿Intervendrá el Banco de España?
La Comunidad no quiere volver de ninguna manera al conflicto, por lo que este miércoles, a través de Beteta, recordó a Serrano que en Caja Madrid están "los ahorros de muchos ciudadanos" que no pueden verse afectados en medio de la crisis. Por tanto, es imperativo que el proceso de aprobación de las cuentas de 2008 de la Caja y de su Obra Social llegue a buen término a pesar de que la vicepresidenta del Gobierno, María Teresa Fernández de la Vega, haya lanzado el mensaje tranquilizador de que no cree que el Banco de España llegue a intervenir la entidad.

El problema es que esa decisión no depende directamente del Gobierno, sino del Banco de España, que tiene en cuenta que Caja Madrid está a la cabeza del ranking de morosidad (ésta se ha quintuplicado por el paro y la crisis económica) siendo la cuarta entidad financiera del país. Javier López, secretario general de CCOO Madrid, y José Ricardo Martínez, su homólogo en UGT, demandan que los hombres de Gallardón aparquen de una vez las diferencias y que las cuentas salgan adelante. Después, serán los tribunales los que dictaminen si Esperanza Aguirre "se ha pasado de la raya" con las sanciones o con su ley de cajas.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios